Tiranos de la comunicación política (II) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El medio es el mensaje

Tiranos de la comunicación política (II)

 


La dinastía Kim posee y defiende su hegemonía política, en la República Popular Democrática de Corea. La comunicación política ha servido para fortalecer su poder. Por ejemplo, dentro de su staff de comunicación, un grupo de escritores inventan historias, para después plasmarlas en los libros escolares, y divulgar sus poderes sobre humanos. Por ejemplo, aunque usted no lo crea, “dicen los que saben” que Kim Jong Il aprendió a caminar cuando tenía tres semanas de nacido, pudo hablar a las ocho semanas y tenía el poder de controlar el clima; además escribió mil 500 libros y la primera vez que jugó golf metió 11 hoyos en uno. Pero eso no es todo, además es tan perfecto, que no hacía popo, ni orinaba; y por si usted no lo sabía, él creó las hamburguesas en el mundo. Todas estas cualidades le dieron el derecho de ser el segundo líder eterno a través de la fe de sus seguidores.

El poder bélico de Corea del Norte, se fortalece con su propaganda. Para los Kim, la energía nuclear es su “apreciada espada”, y su poderío se materializa con su arsenal de misiles balísticos intercontinentales. Sin embargo, recordemos que el uranio no es nada barato, y es complicado conseguirlo, porque lo que, a través de actividades ilícitas, consiguieron en 2009 hacer su primera prueba nuclear subterránea, a través del lanzamiento de misiles que cayeron cerca de Japón.

A 11 mil 217 Km de distancia, en México; recientemente el canciller Marcelo Ebrard, declaró que se buscan restablecer relaciones diplomáticas con Corea del Norte. De visita en NY en el Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario de Relaciones Exteriores dijo que el gobierno mexicano está trabajando para reabrir la relación diplomática y comercial con Corea del Norte. “Tenemos una posición abierta respecto a las relaciones con cualquier país en el mundo, y estamos trabajando para reabrir embajadas en cada país y para abrir comercio y actividades entre nuestros países”.

Marcelo Ebrard, no es el único que ha mostrado su “diplomacia” con el país de más de 25 millones de habitantes. Recordemos que el dirigente nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, siempre ha mostrado sus simpatías por esa dictadura. En 2013 le escribió una carta a su Presidente: “Los progresistas del mundo sienten gran admiración por las grandes hazañas de Kim Jong-un”. Seguramente se refería a las hazañas de no hace popo, ni mear. Ya casi para terminar, recientemente el Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU, reveló que en Corea del Norte hay indicios de haber reiniciado un reactor nuclear, lo que significa que el armamento nuclear, no son fake news, y eso prevé un latente conflicto internacional.

Por último, la primera semana de septiembre se recuerda el inicio (primero de mes) y final (día tres) de la Segunda Guerra Mundial, donde observamos cómo un tirano extendió su hegemonía en muchos países, con la ayuda de la comunicación política; desde su Ministerio Imperial para la Ilustración Popular y Propaganda, donde reguló el arte visual, la prensa, la literatura, el cine, el teatro, la música y la radiodifusión. En México, afortunadamente, a pesar de la admiración y los deseos diplomáticos con la dinastía Kim, aún estamos lejos de esas prácticas —bueno eso creo—. En el pasado ni la Dirección de RTC de la Segob, durante administraciones priístas, estigmatizó tanto las ideas, como el ¿Quién es quién en las mentiras de la semana?, durante las mañaneras de Palacio Nacional, las cuales no tienen nada que ver con gobiernos tiránicos, pero cómo se asemejan a un patíbulo reputacional.

*Comunicólogo político y académico de la FCPyS UNAM, @gersonmecalco