México; la seguridad en los Puertos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Patrulla de Papel

México; la seguridad en los Puertos

 


Parte 1

Aunque este apunte buscará ser además de pragmático, realista, creo que una licencia poética no estará de más. Escribo justo frente a la bahía de Santa Lucia; estoy cierto que ahí, en esa, hace 450 años desde este elevado punto geométrico pude haber visto sendas Naos con la proa apuntando hacia la playa para que, días después las mismas estuvieran navegando hacia la bocana.

El viento corre y va fresco, hace una hora doña tormenta había bailado un fandango sobre El Veladero y sus miles de millones de gotas vestidas de aire cayeron sobre cala y bahía. Estoy, en el Puerto de Acapulco a merced del río de mis reflexiones; sea por Dios.

Hoy, en el Think Tank trataremos el tema “la seguridad en los Puertos”.

Esta mañana desarrollamos una excelente tenida con el Capitán Joaquín Pardavé, el de Churipzeo me dio tanta información relacionada a nuestros mares y la formas de administrar esos que el tema mereció toda la atención y presentación de buenos análisis; la calidad de lo explicado por el capitán Pardavé nos impulsó para hacerme de más elementos de estudio; por consecuencia llenamos los pintarrones del Tanque de Ideas con nombres y cifras de mucho valor. Mostramos ahora lo indagado

-desde hace 4 años dentro de la Secretaría de Marina se trazaron las fases para que esa dependencia se convirtiera, además de Autoridad Naval en Autoridad Marítima; el punto está que ahora desde la Secretaría de Marina se dirige además de la Fuerza Armada todo lo relacionado a el Comercio Naval y lo concerniente a esa gigantesca responsabilidad. Si me dan licencia, estimados lectores, trataré el tema con parágrafos y, para enriquecer el producto, después de esos desde los sillones verdes Paul von Hindenburg y el sargento Limón dignificarán el análisis. Con las velas gordas por el buen viento en popa avanzamos.

Al involucrarse de lleno la SEMAR a la dinámica “marítima” asuntos como los “Códigos de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP) hubieron de ser parte de sus nuevas responsabilidades; la Autoridad Marítima Mexicana se disciplinaba ya a los mandatado por la Organización Marítima Internacional; se observan entonces los Planes de Protección de Instalaciones Portuarias(PPIP).

Es decir, desde ya, la SEMAR se involucra en la SEGURIDAD en los PUERTOS. Bien me instruyó el Capitán Pardavé “en toda actividad lo primero es favorecer la seguridad” y acá estamos hablando del entorno portuario y marítimo”

Pardavé fue enfático al recordar que, desde los atentados del 11 de septiembre del 2001, en los Puertos Navales y Marítimos del mundo el tema de SEGURIDAD por TERRORISMO tuvo una transformación. Dicho con fondo surreal, la actividad de sabotaje y terrorismo catalizó los asuntos de SEGURIDAD (y acá hablamos de security and safety)

Pardavé habló también de que en materia de riesgo habría siempre de “analizar las causas e hilar fino en propuestas ofrecidas como solución y, las acciones que se emprendan siempre tendrán como meta erradicar el peligro” cerró la idea diciendo “es preciso incrementar la cantidad y calidad de medidas de prevención en instalaciones y buques”.

Más, pasemos al tema sustantivo; en un ejercicio de mayéutica concluimos que. Lo arriesgado de aplicar medidas totalmente militares dentro de la “vida marítima” tiene que manejarse con profesionalismos. Recordemos que la burocracia de la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) y de la Secretaría de Hacienda, tuvieron ahí sus reales; Pardavé lo explicó así -el aumento de la SEGURIDAD sin entorpecer el nivel operativo de los buques y puertos, es el siguiente reto de la SEMAR dentro de esta nueva responsabilidad- solo atine a repetir lo que Paul von Hindenburg dice cuando está de acuerdo ¡suscribo!

Y sí, tras la tenida con este extraordinario militar de mar y tierra algo me quedó claro; hoy las instalaciones portuarias (mexicanas) se han convertido en el eslabón más débil de la cadena marítima. Por ello, todas las terminales portuarias deben contar con planes de protección pasados por el nuevo racero trazado por la SEMAR sin dejar de observar todas las Normas y tratados internacionales. Demos ya la vuelta a la mesa.

El Sargento Fibronio Limón en uso de la palabra aportó lo siguiente -Históricamente, los puertos de los grandes Estados han sido considerados como puntos estratégicos a defender, primero por la posibilidad militar de que sean empleados por un adversario para incursionar en el territorio en el proceso de una invasión, segundo por la importancia que reviste a la economía del país que lo posee-, dueño del foro Limón sigue hablando – y eso es así ya que por los puertos entra y sale más del 80 % de los productos que se comercializan en dicho país-.

Incluso-, continúa diciendo Limón -los países que no poseen salida al mar, se han visto en pugnas con sus vecinos por obtenerla junto a los codiciados puertos. No debemos olvidar la Guerra del Pacifico, en la que Chile se enfrentó a Bolivia y Perú, teniendo como consecuencia que Bolivia perdiera su salida al mar, evento que hasta la fecha sigue doliendo a los bolivianos- los pragmáticos rostros de ahchingá poblaron el salón-. Por lo tanto, -dice enfático Limón- el que se haya tomado la decisión de que la SEMAR tome el control de los puertos del país, obedece a una visión estratégica, en la que se busca proteger militar y económicamente al país; además, no debemos olvidar que también por esos puntos entra gran parte del contrabando a México-.