Terrorismo electoral | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Terrorismo electoral

 


Los mexicanos pudimos identificar bien lo que significaban las elecciones de ayer: o dábamos un paso, aunque fuera pequeño, en nuestra incipiente democracia o enfilábamos hacia la dictadura que eso significa darle todo el poder al presidente López Obrador para acabar con la división de poderes. A eso podemos atribuir que hayan sido las votaciones más violentas y controvertidas en Oaxaca. Unos salieron a votar masivamente, otros trataron de impedirlo.   

El terrorismo como rescoldo de la APPO del 2006 incitado por los incendiarios Flavio Sosa, su hermano el diputado Horacio, el dueño del MULT Rogelio Pensamiento y las huestes subversivas de Francisco Martínez Neri, volvió a renacer en Oaxaca de Juárez y otros municipios donde hubo resultados trágicos como Laollaga. En la capital tomaron por asalto la Casa de Campaña de Javier Villacaña. 

En el resto del estado -permanente laboratorio político de AMLO- no fue diferente. Fueron las elecciones más violentas y sucias. Pudiéramos decir que fueron las más competidas, pero no fue así. Fueron las más infringidas. Compra descarada de votos, presencia de hombres armados, asalto de casillas. Unos botones de muestra:

En Tuxtepec y Laollaga las benditas redes sociales captaron dos de los momentos más dramáticos y vergonzosos de cómo el partido Morena puso en marcha en Oaxaca una de las operaciones más acabadas de terrorismo electoral. En esta última población llegaron varios pistoleros que a punta de metralla ahuyentaron a los votantes. Los ciudadanos lograron capturar a dos pistoleros y los lapidaron. 

ENTRE DRAMA Y RISA 

El periódico El Piñero exhibió los momentos en que en Tuxtepec los ciudadanos detuvieron a uno de dos hombres que compraban descaradamente votos en favor de Morena cerca de una casilla. En el video se observa que la Policía Municipal y agentes de la GN nada pudieron hacer por rescatar al detenido con un portafolio repleto de dinero. La plebe, furiosa por la compra de votos, arrebató el dinero y en un momento de ímpetu lanzaron los billetes al aire. Fue la locura. A una mujer con ambas manos repletas con el dinero que recogió, el reportero le preguntó: ¿Qué vas a hacer con tanto dinero, vas a votar por quien te digan? La respuesta fue espontánea. “Yo ni voto”. La risa del populacho fue estruendosa. 

En Tenosique, Tabasco, tierra de AMLO, los votantes, al grito de “agarren a esos que andan comprando votos para Morena…” detuvieron a tres individuos que llevaban una bolsa con dinero. La Policía Municipal los detuvo, pero la chusma rodeo la patrulla e impidió que se llevaran el efectivo. Es dinero del pueblo el que está usando Morena, que se quede para el pueblo”, gritaban. Gracias al internet, el video se hizo viral. 

Estas son expresiones grotescas de la “operación compra de votos” que pusieron en práctica en Oaxaca y otros lados con la idea de impedir que los votantes manifestaran en las casillas su rechazo a las políticas obradoristas. 

En Reforma de Pineda, el PT y el PVEM al enterarse que las encuestas no les favorecían, enviaron a sus pistoleros a una de las casillas donde incendiaron varias urnas. En Rancho Solana, Suchilquitongo, un provocador hizo disparos con una pistola hiriendo a uno de los votantes. En San Felipe del Agua sorprendieron a dos morenistas supuestamente comprando votos. En Santa María Xhadani, agentes de la Guardia Nacional arrestaron a seis terroristas que prendieron fuego a unas urnas. 

LA LECCIÓN 

Además de la incertidumbre y violencia en algunas casillas de Oaxaca y del país, las votaciones de ayer dejan una gran lección: que los mexicanos ya aprendimos a defender nuestro derecho a votar. También identificamos plenamente a los que, además de inducir el voto, generan violencia. Estuvieron muy provocadores activistas de todos los partidos con las malas mañas que antes eran atribuibles solo a la llamada oposición. En el caso de Oaxaca, son los de la APPO con las siglas PRD primero, luego con los del PT y ahora con los del Morena, los que recurren al terrorismo. Eso es lo que sucedió la noche antes de las elecciones donde terroristas reconocidos como Flavio Sosa incendiario del COMUNA y Rogelio Pensamiento que ahora regentea las siglas MULT fueron sorprendidos alebrestando a sus huestes para que saquearan bodegas de supuestas despensas del PRIAN. Vaya, chasco. Varios de los almacenes clandestinos resultaron ser bodegas de abarroteros reconocidos ¿quién responderá por tal pillaje?    

Por su parte los del PRIAN han variado la inducción del voto. Recurren a las dádivas como entrega de despensas y compra de votos de la manera más sofisticada, pero no dejan de hacerlo. La gente, incluso, ya sabe que eso pasa en cada temporada de elecciones y lo toman con un ingreso más.                                 

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com