Se difiere regreso a clases
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Se difiere regreso a clases

 

El pasado fin de semana, en la clásica conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán dio a conocer los nuevos lineamientos para el regreso a clases, que estaba previsto para este día, pero que, en virtud de que los contagios y muertes en el país por la pandemia de Covid-19, no ceden, se ha tenido que postergar para el 10 de agosto, si las condiciones así lo permiten y existe el semáforo en verde. Según dio a conocer el funcionario federal, la ruta del aprendizaje no se ha detenido, gracias a la colaboración de los y las maestras, padres y madres de familia y, desde luego, de los propios educandos. Esta situación obedece, sin duda alguna, a la forma en la que se han disparado los contagios y los decesos por el nuevo coronavirus en el país, sin que la pandemia se haya domado o “la curva se haya aplanado”.

Hay que subrayar que, en Oaxaca, con todas las dificultades que existen en materia de comunicación, el Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), ha puesto a disposición de la comunidad de maestros y estudiantes, una serie de dispositivos para sustituir las clases presenciales, como la televisión estatal, la radio y, por supuesto, los libros de texto gratuitos. Dicha dependencia ha partido de la premisa de que la prioridad ante todo es preservar la salud de alumnos y maestros, al tenor de las disposiciones de Federación. No hay condiciones para el regreso a clases, ni de abrir aún “la nueva normalidad”. Hacerlo sería poner en riesgo a millones de alumnos y mentores.

Se dieron a conocer las medidas sanitarias que deben aplicarse de manera estricta en las instituciones educativas, como cuidar la sana distancia, el aseo, la disposición de agua y jabón, el uso de cubre-bocas, la limpieza generalizada y, de ser detectado algún contagio, la escuela se cerrará. La conservación de la salud pues, es responsabilidad de todos (as). Habrá un calendario escalonado para el regreso al nuevo curso escolar, hasta en tanto se agoten las incidencias educativas. Desde luego que la problemática es una en el entorno nacional y estatal. Lamentablemente la pandemia no ha cedido ni un solo ápice, lo que implica que se avecinan tiempos difíciles para el país, ya calificado como uno de los de mayor letalidad en el manejo de esta crisis sanitaria. 

La desinformación y sus efectos

Cuando creíamos que en Oaxaca no se darían este tipo de cosas, motivadas por la desinformación y la difusión de mensajes torpes, ignorantes y desafortunados, como hemos visto en la televisión, que se han dado en otras partes del país, se presentó como ícono de este tipo de conductas aberrantes, la que vecinos (as) de San Antonio de la Cal, armaron la semana pasada, cuando agredieron a personal de salud que llegó a fumigar sus calles y plazas. Armados (as) de machetes y palos, y en abierta agresión al presidente municipal, los enardecidos habitantes de la cercana población a la capital oaxaqueña, mostraron todas sus bajezas y agresividad. Y han sido los mensajes que a través de las redes sociales se difunden de manera perversa y tendenciosa para confundir a la gente, los que muchas veces cuajan en el ánimo de la gente, como es el hecho de que, quienes fueron a fumigar, lo hicieron para esparcir el virus de Covid-19.

No fue fortuito pues el mensaje del ejecutivo estatal, haciendo un llamado a la responsabilidad individual y colectiva de los oaxaqueños para evitar que se genere y difunda información que no sea emitida por las instancias oficiales correspondientes, ya que generan confusión, incertidumbre y especulación ante la situación que prevalece por el Covid-19. En efecto, ello perjudica directamente el bienestar de todas y todos, además de obstaculizar nuestro tránsito hacia la nueva normalidad. E hizo mención de un audio que circuló en redes sociales el que se llama a evitar las acciones de sanitización por parte de las instituciones sanitarias en los diferentes municipios. Por ello –dijo-: “No difundir información falsa es un acto de solidaridad y responsabilidad ciudadana”. 

En efecto, varias instancias del gobierno estatal están llevando a cabo acciones para proteger la salud de la población oaxaqueña, como la instalación de filtros sanitarios, la distribución de cubre-bocas, gel anti-bacterial, limpieza y sanitización en calles, comercios, plazas y espacios públicos. Es importante que la misma población denuncie ante los órganos competentes este tipo de acciones que sólo buscan desestabilizar, confundir y crear caos, entre nuestras comunidades. Son hechos que pueden derivar en perjuicios a la propiedad ajena, delitos tipificados como sedición o ataque tumultuario e inclusive linchamientos. Nadie tiene que quedar fuera del espectro de la ley y la vigencia del derecho.

 

Relacionadas: