Elucubraciones | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Elucubraciones

 


Dado que en política todo tiene signo y señal, al desayunar ayer en un lugar público el gobernador Alejandro Murat con el redimido priista Héctor Pablo Ramírez Leyva, arreciaron las elucubraciones sobre una inminente reestructuración de su gabinete.
Desde hace días y ante el evidente fallo de sus colaboradores más cercanos en el control de la protesta social, se ha rumorado el relevo de los titulares de las áreas más sensibles de la administración de Murat.
Al empezar a circular la foto en las redes, hablé como el que fuera director general de Liconsa cargo al que renunció al ser postulado candidato al Senado por una coalición PAN-PRD-MC. Obtuvo un número importantes de votos, casi 303 mil, pero no ganó. Me dijo que el gobernador podría recomponer su equipo de trabajo en unos días más.

TLACOLULA, COCTEL MOLOTOV
Son muchos los intereses, sobre todo político y económico, en torno al discutido tema de la remodelación o cambio de sede de la escuela primaria de Tlacolula, que el asunto se ve irresoluble.
Por un lado, están los rijosos capos del cartel 22 que están por la reconstrucción del inmueble y por el otro, un grupo de vecinos influyentes que quieren demoler el actual edificio escolar para instalar una gran plaza que haga florecer sus negocios instalados en el centro, frente a los portales.
En este embrollo que ha provocado tres enfrentamientos muy violentos, también asoman oscuros intereses políticos.
Dicen que, aprovechando la ocasión, tras bambalinas está moviendo las aguas la regidora Violeta Balseca Ramírez quien, dicen, insiste en recuperar los 4 millones de pesos que le costó la campaña por la presidencia municipal que le ganó el morenista Carlos León Monterrubio. Doña Violeta y su esposo René Sánchez Chagoya incitan la agitación para que caiga el presidente municipal quien, por cierto, ya está en la tablita. Por timorato quedó entrampado entre los que quieren la demolición de la escuela y los que piden conservarla en el mismo lugar. Unos y otros lo ven tibio y comodín. Quieren que se vaya.
Al calor de la nueva turbulencia la noche del sábado los que quieren tumbar la escuela provocaron a la policía que la resguarda, clausuraron la presidencia municipal y la oficina alterna. Los uniformados los replegaron con gas.
Su tirada al poner sellos a las oficinas del presidente municipal es provocar su caída. Quieren que el Congreso desconozca al Ayuntamiento y designe una administración municipal que convoque nueva elección.
Estos son los planes tanto de Violeta como de Fátima León, esposa del expresidente Fausto Díaz Montes. Ambas quieren volver a contender como candidatas. Estas son las calenturas políticas. Dicen que hasta Fausto quiere repetir como edil aunque ya no sea por el PAN.
En las ambiciones económicas son más los que se frotan las manos. Gloria Altamirano, su hija Concepción Robles Altamirano, Agustín Aguilar Chagoya, René Sánchez, Édgar Santiago Ramírez medio hermano de la regidora Violeta y otros que saben que al arrasar la escuela quedará una gran plaza que cambiará la fisonomía de Tlacolula y catapultará sus negocios alrededor de los portales.

EL SALTO DEL CHAPULÍN
El colega Flavio Tavares descobija al istmeño Igmar Medina Matus quien, como oficial mayor del Congreso, dejó hecha la administración de esta institución un verdadero desmadre.
Dice que en sus inicios Igmar caminó con el mecate de su paisano Adolfo Toledo Infanzón. Hoy tiene el fierro del grupo del diputado Alejandro Avilés Álvarez. Por eso le permitieron ser consecutivamente oficial mayor en la 62 y la 63 legislatura local.
A Igmarcito ahora lo acusan de cobrar sin laborar, es decir de ser aviador. No es la primera vez que lo descobijan, pero si la primera vez que se le comprueba. En 2015 cuando asumió como oficial mayor y en 2016 cuando su madre María Luisa Matus fue directora del Cecyte, ambos fueron denunciados por cobrar sin trabajar en el IEEPO.
Hoy, nuevamente, con información a través de la página del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo de la SEP, nos enteramos que Medina Matus tiene asignada una plaza como profesor de enseñanza superior asociado B, medio tiempo foráneo con sueldo de $9,750.10. Aunque dice que no es cierto, en la página oficial de la citada dependencia aparece su nombre y su plaza. Ni cómo negarlo ¿Y las instancias anticorrupción?

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com