PAN, partido | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

PAN, partido

 


PAN, partido

Aunque ya con su partido hecho trizas en Oaxaca, todo parece indicar que los militantes del PAN, por fin, reaccionaron y ayer hubo cierta afluencia de votantes. Estoy seguro que no fue tanto para elegir a sus nuevos líderes nacionales, sino para echar de la directiva estatal a la pareja depredadora de Juan Iván y Antonia Natividad. Hasta la hora de esta entrega, la votación -me dicen- era copiosa contra esta dupla.

La idea de muchos panistas al acudir a las urnas es rescatar al Partido Acción Nacional del desprestigio en que lo sumieron, especialmente en Oaxaca. Nadie les quita la certitud de que los responsables de que su padrón de militantes no llegue ni a mil y que, como nunca en la historia reciente, solo tienen un diputado local plurinominal, son Juan Iván Mendoza y su asociada Natividad Díaz.

Esta audaz pareja convirtió a su partido en un negocio particular con la venta de candidaturas al mejor postor incluyendo a familiares.

Con tal de que nadie se interpusiera en sus negocios usando al PAN, no toleraban la menor disidencia. Al militante que trataba de manifestar alguna inconformidad, inmediatamente le iniciaban procedimientos de expulsión.

Eso sucedió con Eufrosina Cruz Mendoza a quien acusaron de haber votado por el candidato priista Meade (¿no que el voto es secreto, pues?) pero “el tiro les salió por la culata”.

La Sala Superior del Tribunal Federal Electoral, determinó dejar sin efecto la resolución de la Comisión Jurisdiccional del PAN Nacional en la que expulsaban a Eufrosina y a otros distinguidos azules. Lo que ordena el árbitro electoral es la reposición del procedimiento de expulsión, por estar mal fundado y por lo mismo Eufrosina acudió a votar y ya sabrán en contra de quien. No hay que olvidar que Antonia Natividad volvió a anotarse como candidata a la presidencia estatal del partido azul.

Al precio que sea
Dada la consigna que le escucharon a doña Antonia Natividad de “hay que ganar cueste lo que cueste”, me dicen que en algunos distritos electorales, principalmente en el del Centro, Huajuápam, Ejutla y Miahuatlán, los activistas de Natividad y Juan, anduvieron con alforjas llenas desde dos días antes del domingo electoral.

Así como el ex dirigente nacional Gustavo Madero tuvo la ingenuidad de maniobrar para imponer como sucesor y luego como candidato presidencial a Ricardo Anaya, creyéndolo leal, la dupla Juan-Natividad también apostó todo su capital político por el “chico maravilla”.

Todos se equivocaron, el PAN cayó al fondo de las preferencias electorales y hoy los que apostaron a su candidatura pagarán la facturas. Todos niegan a Anaya lo que significa que votarán contra Marko Cortés.

Alrededor de Marko está el grupo de Ricardo Anaya. El anayismo que formó alianza en las últimas semanas con el grupo del senador Rafael Moreno Valle y al menos 10 gobernadores panistas, además de gran parte de la corriente tradicionalista conocida como Yunque.

Con Gómez Morín están el exdirigente Gustavo Madero, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral; el diputado Ernesto Ruffo y también panistas críticos que se aglutinan alrededor de Mirelle Montes, e incluso los seguidores del expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala.

Pero, además, con Gómez Morín están cientos de panistas que exigen que el PAN regrese a sus procesos doctrinarios originales y ponga fin a las componendas y “moches” que fructificaron durante la gestión de Ricardo Anaya en el CEN.

La elección del nuevo presidente del CEN del PAN para el periodo 2018-2021, con la posibilidad de una reelección, no solo terminó polarizando a los liderazgos y grupos de Acción Nacional en Oaxaca, unos alrededor de Manuel Gómez Morín Martínez del Río, nieto del fundador del PAN, y otros con Marko Cortés. Con este último se la juegan los dirigentes del PAN en Oaxaca.

Anoche tardaron muchos en cumplir con la tradición en el PAN de dar a conocer los resultados de la fórmula ganadora para presidir el CEN y la secretaría general del partido. Lo cierto es que en Oaxaca, las votaciones estaban muy parejas, me dicen.

El salto del chapulín
Tengo fundados recelos de que en el gobierno de la 4T podrían terminar como el gobierno de Gabino Cué y su banda de forajidos.

Recuerden que adoptó la “genial” idea de su “vicegobernador” Benjamín Robles, de crear grupos de choque y dar registro al vapor a sindicatos emergentes, para contrarrestar fuerza bases priistas como la CNC y la CNOP.

Dicen que hoy que el viejo partido, el PRI, perdió la Presidencia de la República, la mayoría de las gubernaturas, y su dominio sobre las Cámaras, van por sus estructuras.

Como efecto de las elecciones de julio, Morena tiene el poder de pegar en las bases de los sindicatos. Con la licencia que pedirá al escaño el senador Germán Martínez Cázares, para irse al IMSS, subirá su suplente Pedro Haces Barba.

Éste es nada menos que el secretario general de la Confederación de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), quien, nos dicen, trae consigo el proyecto de terminar por extinguir a los cetemistas.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com