Todas las elecciones | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Todas las elecciones

 


El año electoral para el 2018 inicia formalmente en septiembre próximo, según el calendario del INE. Los nombres de los candidatos para la presidencia de la República (excepción de AMLO en campaña permanente desde hace tres sexenios), senadores, diputados federal y local así como de presidentes municipales, los empezaremos a conocer entre diciembre y febrero próximos. Será la madre de todas las elecciones. Es la primera vez que en Oaxaca, empatarán votaciones federales y locales.
A diferencia del PRI que parece muerto en Oaxaca, los del PRD y el Morena, andan en abierta disputa por la misma clientela política. Los han visto por diferentes regiones en abierto cohecho a presidentes municipales y líderes de organizaciones “sociales”. Con la gran bolsa multimillonaria de recursos públicos no auditables que les asignan desde el congreso federal, la mayoría de los diputados federales andan repartiendo dinero.
Nada tendría de malo y hasta plausible sería, si realmente perredistas como el señor de las ligas, René Bejarano y Francisco Martínez Neri, fueran realmente gestores de buena fe. Lo sospechoso es que, de pronto, el de los sacos con bolsas grandes para meter más billetes mal habidos, viene a Oaxaca con la intención de lavar aquella deshonra que le significó aparecer en televisión nacional con pacas de billetes producto de la extorsión de “El Peje” AMLO -entonces jefe de gobierno del DF- a un constructor.
“El Señor de las Ligas” considera a los oaxaqueños cortos de memoria y llega ahora como un político Santa Claus. Cuentan sus allegados que en este año ha traído más de 700 millones de pesos a municipios oaxaqueños para obras sociales. La suspicacia brinca cuando al entregar esos fondos a los presidentes municipales exige el famoso “moche”, entre 20 y 30 por ciento, además del derecho de imponer al constructor que realiza la obra y se lleva otra tajada de comisión. Lo peor es que, por tanta dispersión del dinero, las obras resultan de pacota, dado que también los alcaldes sacan provecho. Otro cuestionamiento: es antidemocrático obligar al alcalde a la inducción del voto en pago a la gestión. Es lo que hacen diputados como Bejarano, Francisco Martínez Neri, los priistas Óscar Valencia, Mariana Benítez, Yolanda López, casi todos. La pregunta es ?Por qué el “Señor de las Ligas” enfoca sus raterías, digo baterías, en Oaxaca? Es aquí donde López Obrador está arrebatando al PRD buena parte de la clientela política. Obvio, puede usar esos votos para uno u otro partido. Si llegado el momento, como se prevé, Bejarano salta al Morena, tendría la facilidad de decirles a sus favorecidos: el voto es por este lado. Así son sus convicciones.
Los conocedores del tema me explican que entregar dinero público de esta manera es la expresión más cerril de la corrupción en el gobierno. En una acción de cohecho a los miembros del Congreso de la Unión para que le aprueben todas sus iniciativas, principalmente, los presupuestos de ingresos y egresos, el presidente EPN autoriza cada año la gran bolsa de dinero público. Estos fondos se entregan sin ningún tipo de control ni federal ni estatal a los coordinadores de las bancadas. La tesorería de cada estado solo sirve como caja receptora. Cada legislador, de acuerdo con su partido, lo reparte a su libre albedrío.

Todos quieren

En el Morena sus diputados y senadores operan con apego a la línea vertical de su partido y su líder. En el PRD caminan a medias con la misma línea. En el PRI y en el PAN se observan comportamientos caníbales. Unos a otros tratan de engullirse mutuamente. Sus ambiciones futuristas los delatan.
Entre los azules chapulineros, por ejemplo, se refleja la desmembración patética entre “felipistas” con Margarita Zavala a la cabeza, y los seguidores de Ricardo Anaya. En Oaxaca, tal partición es evidente. La guerra entre los aprendices de cacique Juan Iván y Antonia Natividad (consentidos de Anaya) contra Luis de Guadalupe y su adherente Eufrosina Cruz (preferida de Margarita Zavala), cada día es más encarnizada. Además de las disputas en los tribunales que permitieron que un día fuera dirigente doña Antonia y al siguiente se la entregara al exedil de Huajuapan y después la volviera a regresar, las reyertas han pasado a las cuestiones personales. A eso se debe que también un rato fuera coordinador de los diputados locales Juan Iván y otro le prestara el balón a Eufrosina y después la devolviera a Juan Iván. Manifestaciones grotescas de incivilidad política entre los panistas que los hunde más en el descrédito.
Los tricolores

Así vemos también que los juchitecos Mariana Benítez y Samuel Gurrión, apartados de su partido, el PRI, no ocultan sus ansias futuristas. Ha iniciado, abiertamente, campaña por el Senado.
Pero no son los únicos “madrugadores”. En las mismas pretensiones anda el apagado dirigente estatal del PRI, Germán Espinoza. Aunque la actitud de este parece ingenua porque con un partido inactivo, nadie cree que pudiera ganar.
Su postura parece ser la de “nadar de a muertito” para ver si la corriente lo lleva a ser candidato al Senado. Los priistas lo ven con sorna y se preguntan ?cómo ganar con un partido muerto? Hasta el novato militante ve un PRI que se muere de inanición. No ven la presencia del dirigente, no hay delegados, la estructura está ausente, Y si esto no fuera suficiente, no se ve acción de ni de sus legisladores ni del gobierno.
Anclados en el viejo PRI que “cuando no gana arrebata”, muchos siguen tachando o palomeando nombres para las candidaturas al Senado. Obvio, son simples conjeturas. Se anota hasta Héctor Anuar Mafud a pesar de su evidente fracaso en la conducción de la política interna. Otra mujer que siente que la merece es María de las Nieves García Fernández pero su gris papel como coordinadora de los tricolores en el congreso local, puede significar su principal obstáculo. Además de la opacidad en el manejo de los recursos, la escasa productividad y yerros tan colosales como el veto de parte del Ejecutivo, de la recientemente aprobada reforma electoral, doña Nieves tiene muchos negativos.
En la lista de aspirantes al Senado hay más varones que damas. En la lista sobresalen los nombres de Héctor Pablo Ramírez Leyva y el líder cenopista Jorge González Ilescas. El primero juega en las ligas mayores como uno de los principales operadores de la política social del presidente Peña. En fin, la lista es larga. Unos con posibilidades reales, otros que creen que “por mucho madrugar amanece más temprano” y los que de plano, se ven candorosos.


Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com


 

Relacionadas: