Justicia y cambio de rumbo para Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Es mi opinión

Justicia y cambio de rumbo para Oaxaca

 


El gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, a seis meses de su gobierno, se ubica en línea a nivel nacional encabezando reuniones de trabajo con funcionarios federales para la generación de más apoyos y mejores empleos, para miles y miles de oaxaqueños. De esa forma Alejandro Murat, responde con hechos al proyecto que propuso en su campaña. Con la propuesta de ser el gobierno que dé prioridad a los empleos y a la educación.

Es evidente que el presidente de la República siente especial respeto y afecto por el gobernador del Estado de Oaxaca, quien a partir del primero de diciembre del 2016 gobierna para la gente que menos tiene, y no ceja en su empeño de trabajar con todos los recursos a su alcance para crear más espacios laborales, y destacarse a nivel nacional con un excelente trabajo.

Alejandro Murat, como gobernador de Oaxaca, se las arregla para atraer inversiones, grandes, medianas y pequeñas, el caso es que miles y miles de oaxaqueños, profesionistas o no profesionistas, encuentren empleo en esta su tierra. Por todo lo expuesto, vemos que se equivocaron aquellos que especularon en el sentido de que el ejecutivo estatal, no era bien visto por el Presidente de la República. Los hechos demuestran lo contrario.

Por lo anterior y muchas razones más, el gobernador de Oaxaca tiene el indiscutible apoyo no solamente de todos los sectores sociales de Oaxaca, sino de otros organismos de significativa presencia política en el Estado. La participación de estos sectores, resulto fundamental al encabezar las grandes movilizaciones de votantes que sustentaron el triunfo y con ello el cambio de rumbo para Oaxaca.

Como el mismo ejecutivo lo planteó desde el inicio de su campaña: “la educación será una de las prioridades de mayor alcance humanista de mi administración, y para satisfacerla contare con la unidad, el talento y la fuerza de trabajo de todos los apóstoles de la paz y del conocimiento, como José Vasconcelos, así como también, aplicare todo el peso de la Ley a quien lastime a los oaxaqueños”. Pensando así, confirmamos que efectivamente existen círculos virtuosos que nos conducen a ganar, ganar, sin discriminaciones de ninguna naturaleza.
Al mismo tiempo, vemos con buenos ojos que Murat mencione que trabajan en su gobierno solamente los hombres y mujeres por supuesto, que están mejor preparados y tienen en su carta de servicio público, constancia de su capacidad para servir a la gente con calidez humana.

En términos generales, es alentador ver el resurgimiento en Oaxaca de una conciencia más clara del progreso compartido entre las masas populares, y de esto Oaxaca es ejemplo indiscutible. La democracia a secas y tradicional, ya no satisface las aspiraciones de un pueblo que reclama mayor justicia social y el derecho a una vida mejor en base a la igualdad de oportunidades.

El gobernador, cumplió un compromiso de campaña, de combatir la corrupción y meter a la cárcel a los rateros de Oaxaca, y empezó con; Germán Tenorio ex secretario de Salud en el Gobierno de Gabino cué, y seis “constructores” cómplices. Las detenciones de estos personajes, se hicieron a través de la Fiscalía General del Estado. A cargo de Rubén Vasconcelos Méndez, que en menos de un mes de ser nombrado Fiscal General, ya mostró su capacidad para impartir justicia. (Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde).

Visto así el panorama estatal, y el cumplimiento demostrado por el gobernador, significa una posibilidad real de que la sociedad toda, ricos y pobres podamos vislumbrar una salida, a este callejón en que nos metió el Gobierno ya pasado de Gabino Cué.

Para terminar mi comentario diré: cuando el pueblo tenga mayor participación en las acciones de gobierno, los ciudadanos podremos con mayor fuerza y efectividad, atacar la impunidad en la cual se basa toda la corrupción que tanto vulnera a las instituciones estatales todas. Esto es importante. Y ?Hay que decirlo!
Es mi opinión. Y nada más…
raulcampa@hotmail.com