Vigente, el compromiso de informar con veracidad: BFP
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Vigente, el compromiso de informar con veracidad: BFP

EL IMPARCIAL, un periodismo trascendente que ha hecho y escrito historia


(Foto izquierda) Los fundadores Manuel G Pichardo y Angelita Pichardo Vda. de Fernández - (Foto derecha) El director de EL IMPARCIAL, Benjamín Fernández Pichardo.
(Foto izquierda) Los fundadores Manuel G Pichardo y Angelita Pichardo Vda. de Fernández - (Foto derecha) El director de EL IMPARCIAL, Benjamín Fernández Pichardo.

Hablar del periódico EL IMPARCIAL es hablar de historia y remontarnos a los tiempos de la post-revolución con la Familia Pichardo Lozada, tipógrafos y periodistas que, a través de la publicación EL BARRETERO en Guanajuato, combatieron abiertamente a la tiranía del General Porfirio Díaz, siendo perseguidos y encarcelados.

Luego de pasar un buen tiempo tras las rejas, los integrantes de la familia lograron su libertad y se diseminaron en el territorio nacional, llegando a Orizaba, Veracruz en donde Francisco y Manuel Pichardo García editaron el Periódico PROPARIA.

Desde ese lugar veracruzano, los hermanos Pichardo defendieron a la clase obrera oprimida; ello motivó un levantamiento; al huir, los hermanos Pichardo García llegan a Oaxaca, fundando lo que es hoy el Mejor Diario de Oaxaca EL IMPARCIAL, que fue iniciado en 1951.

En los primeros números de esta casa editorial, fue fundamental el apoyo brindado a un movimiento popular en contra de un gobernante enviado por el Presidente de la República en turno. En ese entonces, los gobernadores enviados por el centro llegaban como virreyes a dirigir los destinos de los oaxaqueños.

Ese gobierno de Manuel Mayoral Heredia, despótica y arbitrariamente subió los impuestos a la ciudadanía local, entre ellos las tarifas del agua; Esos abusos motivaron el levantamiento de las “placeras”,comerciantes del Mercado Benito Juárez de la Ciudad de Oaxaca, encabezadas por Doña Casilda y Doña Genoveva Medina de Márquez, en ese momento EL IMPARCIAL se convirtió en aliado del pueblo y defensor de sus justas causas.

Es pues EL IMPARCIAL producto de la trayectoria de una familia de periodistas que ha trascendido en nuestra historia y que llega a Oaxaca con los hermanos Pichardo: Manuel, Antonio, Francisco y Juan, financiados por su hermana Doña Angelita Pichardo Viuda de Fernández; ello dio origen a una pujante y vigente industria periodística.

A través de EL IMPARCIAL, en Oaxaca es posible desarrollar un periodismo honesto y valiente. Esto es a grosso modo las raíces del periódico El IMPARCIAL que, a través de sus 72 años de edición ininterrumpida, ha marcado pautas a un periodismo que hasta la fecha está vigente.

Hoy como ayer, EL IMPARCIAL no es una publicación común y corriente; mediante dos generaciones en Oaxaca ha sido referente de un periodismo responsable, ejemplar, plural, independiente, crítico y popular, El Mejor Diario de Oaxaca “mantiene su misión de servir a los oaxaqueños tal y como lo ha hecho a lo largo de más de siete décadas”, afirmó Benjamín Fernández Pichardo.

El director General de esta Casa Editorial ponderó la exigencia ciudadana de contar con un medio de información confiable, objetivo y veraz, con un puntual registro de cada uno de los acontecimientos, al margen de filiaciones políticas o religiosas.

Periodista de cepa Don Benjamín inició su carrera reporteril a los 18 años en EL IMPARCIAL; ahí abrevó de experiencias en cada una de las fuentes asignadas, además de recorrer los talleres del entonces periodismo artesanal y debutando como reportero en la sección policiaca e iniciando columnas periodísticas como “comentarios” por Teo Sarapes, luego, Leyendas de Oaxaca, El Calla’o, creador de los suplementos EL IMPARCIALITO, LETRA VIVA, INQUIETUDES, UNIVERSIDADES. Sin olvidar los periódicos editados por esta casa editorial como fue EL VESPERTINO, EL INDEPENDIENTE, EL IMPARCIAL DEL ISTMO y EL IMPARCIAL DE LA COSTA, asi cómo nuestro Diario Hermano “EL POPULAR” en Puebla de Zaragoza.,

 

Manuel Bartlett es entrevistado en instalaciones de EL IMPARCIAL.

 

Como periodista, al igual que esta casa editorial, consignó los hechos del momento y entrevistó a los actores políticos y sociales de la época, su primera denuncia a través de las 8 columnas de El IMPARCIAL fue “BRENA TORRES”: LATIFUNDISTA que motivó una severa reprimenda de su Director y Fundador Manuel G. Pichardo, pues en aquel entonces periodísticamente se tenía que “respetar” al gobierno, a la iglesia y el Ejército.

FERNÁNDEZ PICHARDO reconoció que hoy toca consolidar y fortalecer al diario, abanderar las causas justas de un pueblo que anhela mejores condiciones de vida económica, social y cultural.

Al frente de esta institución periodística en el estado, Fernández Pichardo admitió que el reto no ha sido fácil ni sencillo durante varias décadas, pero EL IMPARCIAL se ha convertido en un medio de información que ha hecho honor a su nombre, al conceder voz a todos los actores políticos y sociales de la vida cotidiana de los oaxaqueños.

En entrevista, el director general de esta casa editora, dijo que en cada una de las páginas se han recogido las expresiones y opiniones diversas con la intención de que la sociedad las conozca. La pluralidad en cada una de las expresiones ha enriquecido nuestro contenido y contribuido a que nuestros lectores cuenten con la mejor información y una mayor percepción de los sucesos.

Aquí se hace un periodismo serio, responsable y ético; somos un periódico ajeno a intereses partidistas o de políticos, que a lo largo de más 72 años ha ejercido un periodismo crítico e independiente”, agregó.

Nuestro entrevistado afirma que EL IMPARCIAL ha trascendido fronteras y dignificado y proyectado al periodismo oaxaqueño, pues no solamente se ha limitado a orientar e informar sino que, bajo su auspicio, ha sido semillero de extraordinarios periodistas.

Profesionales forjados en esta escuela de profesionales de la prensa no solamente triunfaron en la capital del país si no también en Estados Unidos y, por otro lado, ha sido generador de acontecimientos periodísticos que han fortalecido a nuestra democracia y a la libertad de expresión.

No es posible olvidar que en 1982, durante el régimen del gobernador Pedro Vásquez Colmenares, nació la Asociación Mexicana de Editores (AME) que promovió Fernández Pichardo ante el acoso de la Libertad de expresión desatada por el Presidente Luis Echeverría Álvarez, a través de su comunicólogo Otto Granados Roldán y que infructuosamente intentó cooptar y limitar la libertad de expresión acechada y desatada tras el movimiento estudiantil del 68.

La motivación del periodista oaxaqueño reunió a 23 diarios líderes en su plaza del ámbito nacional y que dio origen a una pujante agrupación, convirtiéndose en la fuerza periodística más importante de la época.

 

Izquierda: Fernández Pichardo con el ilustre periodista Benito García.
Derecha: Durante el gobierno de Pedro Vásquez Colmenares se fundó la Asociación Mexicana de Editores.

 

Por impulso de EL IMPARCIAL, no solo se ciudadanizo el Premio Nacional de Periodismo, logrando, bajo su invitación, la creación del GRUPO OAXACA que promovio y patrocinó EL PERIODICO “EL IMPARCIAL”.

Resultado de ese impulso, ello se vio plasmado en la LEY DE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA, fortaleciendo la rendición de cuentas, misma que hoy está siendo torpedeada por la corrupción para evitar la transparencia presupuestal del uso del erario Público y donde nuestras páginas han desenmascarado y puesto al descubierto las corruptelas oficiales.

Esta agrupación debutó en el sexenio del Presidente Fox al sacar a la luz el caso del gasto excesivo de las famosas Toallas Presidenciales de Martha Sahagún en los Pinos, que motivó el Premio Nacional de Periodismo para la Periodista Anabel Hernández.

Benjamín Fernández Pichardo, con orgullo, afirma que EL IMPARCIAL a instancia de Doña Angelita Pichardo Viuda de Fernández, creó la Fundación Fernández Pichardo AC. Cuando no existía ningún organismo oficial para promover la cultura.

La fundación editó libros y revistas de escritores oaxaqueños, entre ellos, Gustavo Pérez Jiménez, el Marquez de Bradomi, Carlos Velasco Pérez y otros, fue así como surgió el Chimalli de Oro, presea destinada para reconocer a oaxaqueños distinguidos que han trascendido en el ámbito cultural, social, deportivo, filantrópico y educativo en su compromiso con el pueblo de Oaxaca.

Nuestro director afirma que fue EL IMPARCIAL el primer diario en regirse a través de su código de ética, creador del manual de estilo propio y fundador de la Escuela de Prácticas para periodistas.

Benjamín Fernández Pichardo insistió en que hoy el compromiso es redoblar esfuerzos para fortalecer y consolidar nuevos contenidos, así como en las redes sociales donde los usuarios y los lectores tienen una mayor interacción, lo cual contribuye a enriquecer cada uno de estas aristas informativas.

Continuar con notas periodística, opiniones y análisis serios y responsables, y ante la necesidad de atender a las nuevas audiencias hoy se incursiona en las redes sociales con notable éxito. “Las redes sociales se han consolidado con millones de usuarios, como un soporte de comunicación y un canal de flujos informativos”, puntualizó.

Recordó que, acorde a los tiempos, EL IMPARCIAL ha logrado mantener su vigencia, tras su nacimiento en 1951 en la calle Hidalgo número 14 y más tarde se trasladaron a la casona de Armenta y López 312. Y tras diez años de esfuerzos y sacrificios, sin apoyo oficial, construyeron lo que es hoy su moderno y funcional edificio en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.

 

De lo Artesanal al Mundo Digital

 

Izquierda: Al iniciar la impresión con la rotativa Harris, durante el interinato de Eliseo Jiménez Ruiz.
Derecha: EL IMPARCIAL brincó del periodismo artesanal al offset, en la gráfica un linotipo de aquella época.

 

Don Benjamín evocó que el fragor periodístico de EL IMPARCIAL se extendía ya entrada la noche y proseguía en sus talleres al filo de la madrugada, entre el olor a tinta y papel, el sonido del linotipo ‘Line on Type’.

Eran los tiempos de la impresión tipográfica, la linotipia era el estándar de la industria para la publicación de periódicos, en las décadas de 1960 y 70, cuando fue sustituida en gran medida por la impresión de litografía offset y la composición electrónica”.

Tras su aparición, un 26 de noviembre de 1951, “El Mejor Diario de Oaxaca” dio fiel testimonio de los acontecimientos de un estado continuamente convulsionado y se convirtió en un medio de información que hizo honor a su nombre, al conceder voz a todos los actores políticos y sociales de nuestra vida cotidiana.

Resaltó el legado de los hermanos Pichardo García que empezaron el camino con entusiasmo y entrega para servir al pueblo de Oaxaca y que, al paso del tiempo, ha continuado con los hermanos, María de los Ángeles, Mina, María Esther y María del Carmen Fernández Pichardo. Y ahora con las nuevas generaciones de una familia de reconocida trayectoria periodística.

A lo largo de estas década, El Mejor Diario de Oaxaca pasó del trabajo realizado a mano por los tipógrafos que en cajitas de madera daban forma a las palabras colocando una a una cada letra (tipo movible), a máquinas capaces de componer líneas completas de texto fundido en plaquitas de plomo utilizando un crisol.

El parado y composición de páginas en metal fue simplificado con la utilización del linotipo. Y más tarde, se incorporó el proceso offset, a través del cual un original fue reproducido con aditamentos químicos sobre una lámina o placa de aluminio (foto offset), la cual, ya lista es montada en los rodillos de la prensa donde a su vez hace contacto con una mantilla de caucho.

Precisó que EL IMPARCIAL fue la primera publicación en nuestro estado en contar con una rotativa Harris que permitió acelerar la impresión del diario; esta casa editorial se fue adaptando a los cambios para ofrecer mejores contenidos informativos. Contrató los servicios de diferentes agencias informativas como Associated Press (AP), EFE, United Press International (UPI), que llegaron para enriquecer la oferta y mantener informados a los lectores.

A través del télex -sistema telegráfico que se efectuaba a distancia por medio de teletipos en el siglo 20, que se servía de un transmisor semejante a una máquina de escribir y de un receptor que imprimía el mensaje recibido-, inició la captación de la información durante las 24 horas del día.

También contrató los servicios de un telefax a través del cual se podían transmitir y recibir fotografías de sucesos desde cualquier parte del mundo. En la década de los 70 era la tecnología de punta que utilizaba las líneas telefónicas como medio de transmisión. Se utilizaba papel electrolítico para grabar la imagen. Más tarde aparecieron los Fax de papel térmico.

Hoy las redacciones se han transformado en centros de cómputo, donde los periodistas colocan la información en terminales conectadas a un servidor de red.

Hoy las planas de los periódicos se diseñan completamente en la pantalla de una computadora, subrayó.

En aras de la modernidad la prensa escrita languidece y se fortalece el periodismo digital, en donde EL IMPARCIAL ha logrado exitosamente la migración digital teniendo como centro nuestra página Web y redes sociales con millones de seguidores; logrando que ahora nos vean también y sigan en nuestros sendos noticieros digitales y próximamente en nuestro noticiero nocturno. Ahí seguirá vivo y fortalecido EL IMPARCIAL haciendo y escribiendo historia.

 

Talento de los colaboradores

 

Fernández Pichardo expresó que a lo largo de estas décadas de presencia periodística EL IMPARCIAL se ha nutrido del talento, capacidad y responsabilidad de reporteros, articulistas, columnistas, editorialistas, además de todo un equipo de colaboradores en las diferentes áreas, departamentos y talleres.

Recordó las aportaciones de prestigiados y distinguidos periodistas como Carlos Loret de Mola Padre, Luis Correa y en Oaxaca las colaboraciones del educador, investigador de las culturas e historia, Raúl Bolaños Cacho Güendulain, así como los escritos de Jorge Fernando Iturribarría, Javier Castro Mantecón, Everardo Ramírez Bohórquez y Rubén Vasconcelos Beltrán, todos ellos cronistas de Oaxaca de Juárez.

La colaboración siempre puntual de doña Arcelia Yáñiz, así como Patricia Cox que durante muchos años plasmó con su pluma el acontecer de la entonces Verde Antequera, así como también por Dolores Caballero.

También el legado de los artículos de Alfredo Feria Rendón, Luis Domínguez Carrascosa, Daniel Castillo, José L. Bonechi, Rey Luis Matías, Cutberto Hernández Torres y Luis Soria Castillo.

Fue el primer diario en impulsar la crónica deportiva a través de Jorge Torres García y Alberto Sánchez Vera, quienes hicieron época con sus puntuales reseñas sobre beisbol.

La presencia de quienes crearon época como Benito García Hernández, cuya férrea disciplina ayudó en la formación de muchos reporteros; Felipe Sánchez Jiménez, José Hannan Robles, Lorenzo Jaime Hernández, Guillermo Castillejos Ávila.

 

 

Nuestros caricaturistas laureados internacionalmente como José Antonio Bolaños y Darío Castillejos, reporteros entre los que sobresalieron Samuel Gómez Santiago, los hermanos Luis y Felipe Santiago, sin olvidar a los fotógrafos como Juan de Dios Pichardo, maestro de muchas generaciones, Dimas Rodríguez Galindo, quien durante décadas cubrió todos los eventos y sucesos políticos, sociales y culturales, campañas políticas.

Los responsables se suplementos culturales como Jesús Alberto Cabrera y René Santiago Díaz quienes aportaron sus conocimientos, como también lo hizo Bernabé Pérez Palacios en la Nota Roja.

Fernandez Pichardo subrayó que esta Casa Editorial no solo ha sido escuela de las artes gráficas sino un semillero de periodistas que se generaron a través de su Redacción y de quienes aportaron sus conocimientos para enriquecerla.

Periodistas como Azucena Valderrábano, Lourdes Cárdenas, Carlos Ramírez, Juan Manuel Vignon, Juan Pérez Audelo, Lilia Torrentera, Abel Santiago Díaz, Armando Pérez Montaño, Francisco J. Sánchez, Iván Sosa, Soledad Jarquín, Premio Nacional de Periodismo, Graciela González, Raquel Aparicio.

De salida, puntualizó: “Como El Quijote, el compromiso es seguir dando batallas contra las injusticias, los malos gobiernos, los abusos y atropellos que denuncia la sociedad. Como aquel caballero de triste figura continuaremos dando nuestras peleas por ejercer un periodismo ético, honesto, libre e independiente”.

Fernández Pichardo sentenció que las nuevas generaciones de periodistas deben de entender que el periodismo es el amor a la verdad y puntal defensa de nuestra endeble democracia. Entre los periodistas es necesario que prevalezcan la valentía, la honestidad y el coraje pues en estos tiempos el periodismo está tan dividido como dividida está la sociedad dando paso a una pérdida de principios y de valores; el diarismo, el periodismo enfrenta un futuro incierto amenazado por la corrupción y la delincuencia organizada.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------