El Poder Judicial de Oaxaca tiene nuevo rostro: Eduardo Pinacho - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

El Poder Judicial de Oaxaca tiene nuevo rostro: Eduardo Pinacho

Consolidar justicia alternativa, sistema acusatorio penal y la profesionalización de los servidores públicos, prioridades


El Poder Judicial de Oaxaca tiene nuevo rostro: Eduardo Pinacho | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Luis Cruz / El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, Eduardo Pinacho, con directivos, columnistas y periodistas de El Mejor Diario de Oaxaca

Al considerar que en los últimos años el Poder Judicial del Estado de Oaxaca le ha apostado al desarrollo tecnológico, capacitación y profesionalización de los servidores públicos judiciales, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJE), Eduardo Pinacho Sánchez, destacó que la institución ya tiene un nuevo rostro en beneficio de las y los oaxaqueños.

En entrevista para EL IMPARCIAL, el representante del máximo tribunal de impartición de justicia en el estado expuso que durante su gestión se ha logrado concluir metas planteadas, esto a pesar de las adversidades presupuestarias que enfrenta el Poder Judicial.

Me propuse poner en operación los cincos centros de justicia y lo logré, me propuse concretar el desarrollo tecnológico y se cumplió, actualmente estamos generando las condiciones para profesionalizar al más alto nivel a los servidores judiciales y lo estamos logrando”, aseguró.

 

Dependencia presupuestal, el obstáculo

El magistrado presidente del TSJE, destacó que uno de los obstáculos más grandes que enfrenta el sistema de justicia del estado, es la dependencia presupuestal que ha prevalecido desde hace muchas décadas.

Debo reconocer que es una realidad que ha prevalecido durante mucho tiempo, es un problema que no resulta especifico del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, sino de todo el país y por qué no decirlo, es un problema mundial por los que atravesamos los sistemas de justicia. En Oaxaca de los tres poderes como son el Ejecutivo, Legislativo y Judicial que conforman el estado, el patito feo de los tres siempre ha sido el Poder Judicial y que de alguna manera ha estado subordinado a los dos poderes, en mucho la vida institucional del Poder Judicial depende de los otros dos poderes y de manera especial tiene una dependencia presupuestal y económica”.

Explicó que cada año los dos poderes restantes como son el Ejecutivo y Legislativo, son los que se encargan de fijar el techo presupuestal, “sin embargo, ha sido un presupuesto limitado e insuficiente que finalmente lleva al presidente en turno del Poder Judicial a generar los acercamientos para gestionar una ampliación presupuestal para cubrir las necesidades y en esos diálogos se genera dependencia y cierto sometimiento porque dependemos de ellos en términos económicos, mientras no se goce de una dependencia financiera, no vamos a poder afirmar que tenemos una dependencia institucional”.

Cuando tomé las riendas del Poder Judicial, lo hice con un déficit de 121 millones de pesos (mdp), es un déficit que no proviene de un mal manejo, sino el presupuesto que se otorga para la institución es insuficiente que apenas nos alcanza para terminar el mes de septiembre de cada año, ahora ya no tenemos recursos para cubrir los salarios y necesidades para octubre, noviembre y diciembre, lo que sucede cada año es que la Secretaría de Finanzas nos adelanta el presupuesto del próximo año, a tal modo que al iniciar el año posterior lo iniciamos con un déficit presupuestal”.

Pinacho Sánchez, dijo que esto deriva de un desconocimiento de las necesidades del Poder judicial del Estado, “y por eso es que el Poder Judicial durante muchos años ha vivido bajo rezagos y limitaciones que finalmente se traducen en una ineficiencia y se proyectan a problemas tan deleznables como la corrupción, ineptitud y la mediocridad”.

En este sentido, consideró que la solución sería que desde la Constitución local se contemple un porcentaje del presupuesto estatal al Poder Judicial, para así asegurar cada año un presupuesto digno que favorezca el sistema de justicia estatal y separar los tres poderes del estado.

 

Pinacho Sánchez en la mesa de trabajo con quienes elaboran día a día EL IMPARCIAL

 

Déficit de personal y humanización de la justicia

Para el magistrado presidente del Poder Judicial, la falta de un presupuesto digno afecta directamente a los justiciables, principalmente a quienes viven en las comunidades más marginadas que se ven obligadas a trasladarse hasta la capital del estado.

A propósito de las carencias presupuestales, el Estado de México tiene un presupuesto de 5 mil mdp, nosotros tenemos asignado alrededor de mil mdp, estamos hablando de una diferencia de 4 mil mdp entre un poder judicial estatal y otro. El Poder Judicial Federal tiene un presupuesto del 50 por ciento mayor a los poderes de justicia estatales en todo el país”.

Detalló que esto ha generado un déficit de personal, ya que en los países más avanzados se estima que debe haber al menos 14 jueces por cada 100 mil habitantes y Oaxaca apenas llega a 4 jueces por cada 100 mil habitantes, lo que representa un rezago de 10 jueces por cada 100 mil habitantes, tomando en cuenta el estándar internacional.

Lamentablemente esto se padece y manifiesta más en los distritos con mayores rezagos donde está la población vulnerable como son los pueblos indígenas, a veces tenemos solamente un juez para atender dos distritos, por eso es que podemos afirmar que uno de los problemas que genera impunidad, ineficiencia e insatisfacción social es la falta de jueces y magistrados”.

Para abatir estos rezagos, explicó que desde el inicio de su administración se han implementado diversas estrategias para mejorar el sistema de justicia en Oaxaca, como son la apertura y remodelación de cinco salas regionales de justicia.

En este proceso, también se llevan a cabo programas de capacitación al personal para desarrollar relaciones humanas que les permita a los jueces ser más humanos con la gente, “para que resuelvan conforme a derecho entendiendo el lado humano para dictar una decisión, tenemos que abrir las puertas de los juzgados porque a veces se hacían juicios sin rostro y en el papel”.

 

Avance tecnológico, sustancial

El tema de la tecnología era uno de los pendientes que teníamos en el Sistema Judicial, inicié la presidencia en enero del 2020, diseñando el plan de trabajo veía el proyecto tecnológico como un proyecto y como una tarea que debíamos realizar en un mediano plazo, pero llegando la pandemia adelantamos el proyecto y en ese momento, me siento satisfecho de los resultados”, señaló Eduardo Pinacho Sánchez

Dijo que puso en operaciones cinco centros de justicia en el Istmo, Putla de Guerrero, Ejutla, Ixtlán y Tanvet , en donde se contaron con instalaciones de redes de voz y datos más modernas que abarcó en los inmuebles importantes de los juzgados civiles y familiares en la capital del estado y en cada uno de los juzgados al interior del estado.

Superamos de manera aceptable los inconvenientes que nos presentó la pandemia, del 2020 a la fecha se han practicado 74 mil notificaciones electrónicas, número que no hubiéramos alcanzado sin el uso de la tecnología, otro resultado de este proyecto es que en materia penal se han llevado a cabo 13 mil 400 audiencias en línea, por primera vez implementamos las audiencias virtuales, pero además, se realizaron 12 mil audiencias de manera presencial y 9 mil de manera híbrida, en total estamos hablando de aproximadamente de 40 mil audiencias durante mi administración, esto como resultado del proyecto tecnológico”.

 

Eduardo Pinacho Sánchez y Benjamín Fernandez Pichardo, charla cordial

 

Profesionalización y retos

En materia de profesionalización de las y los jueces, Eduardo Pinacho afirmó que actualmente se encuentra en proceso con la Maestría en Derecho Judicial que tendrá como sede la Escuela Judicial de Oaxaca, en el que participan profesores de la Universidad de Perugia, Italia, con 700 años de experiencia en la materia, así como catedráticos del más alto nivel de México.

Añadió que uno de los retos más importantes del Poder Judicial, es desarrollar, fortalecer y consolidar la justicia alternativa. “Consolidar el sistema acusatorio penal y terminar con un rezago derivado como consecuencia de la pandemia y finalmente el proyecto de la capacitación.

En la medida que capacitemos a nuestro personal, lograremos construir un sistema de justicia más eficiente, de tal manera que se le dé un acceso a la justicia a las personas a través de personal eficiente, que tengan sensibilidad, profesionalización y que le abra las puertas de la justicia a las personas y no sean un obstáculo, tenemos que cambiar la actitud de los servidores judiciales.

 

Por eso los retos es la consolidación de la justicia alternativa, consolidación del sistema acusatorio penal y la profesionalización de los servidores públicos para crear condiciones y humanizar nuestro sistema de justicia, así como continuar con el avance tecnológico con la digitalización de los expedientes”, apuntó.


 

Relacionadas: