Carestía desestabiliza a los consumidores - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Carestía desestabiliza a los consumidores

En Oaxaca, alza en aguacate, papa, cebolla, huevo y el pollo golpean la economía familiar


Carestía desestabiliza a los consumidores | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Archivo El Imparcial / ilustrativa

De dos meses a la fecha el incremento de las frutas y las verduras ha sido considerable, al grado que a las familias oaxaqueñas hacen lo imposible por comprar los básicos.

La carestía se muestra más agresiva en productos como el aguacate, la papa, la cebolla, así como el huevo y el pollo, elementos básicos para la alimentación diaria de las familias y quienes vieron otro viacrucis por el inicio del ciclo escolar.

El subsecretario de la Unión de Expendedores del Mercado Sánchez Pascuas, Marcos Calvo, señaló que está “muy dura la situación, ya que las ventas son bajas y el precio va incrementando”.

Lo que hacemos como vendedores es pedir prestado el producto para poder salir a vender y, en su caso, acudimos a préstamos con intereses altos, situación que ha provocado el cierre de varios negocios “, externó Marcos Calvo.

Lo mismo opinó una comerciante del Mercado de Abasto, de la zona de las bodegas, quien señaló que los precios no están controlados y quienes padecen esta situación son quienes venden y compran.

En el comparativo de los comerciantes, el aguacate ha variado de precio, mismo que fue de los 60, 80 y hasta 120 pesos.

En lo concerniente a la cebolla, también ha ido incrementando y de 15, 20 ha pasado a los 30 pesos; lo mismo ocurre con el tomate que según la temporada, su precio va variando y se vendió hasta en los 40 pesos, estando en estos momentos entre los 15 y 24 pesos.

Lo mismo ocurre con el huevo que de costar 43 pesos, hace unos meses, ahora oscila en los 80 pesos el cono, y el pollo ya cuesta entre los 80 y 100 pesos el kilo.

Es más, los huesos para caldo ya cuestan 20 pesos y ahora, ¿qué harán las amas de casa para comprar todo lo necesario para la comida familiar de todos los días?”, se preguntó Marcos Calvo, subsecretario de la Unión de Vendedores del Mercado Sánchez Pascuas.

De acuerdo con las personas, esta situación se disparó de dos meses para acá; sin embargo, se ahondó en los últimos 15 días y aunado al inicio del ciclo escolar en las aulas, las familias están padeciendo todavía más la falta de recursos económicos.

Debido a esta situación, se cuestionaron sobre la política del gobierno federal y estatal para controlar y sostener los precios para que no afecte a quién es menos tiene.


 

Relacionadas: