Regreso a clases, duro golpe al bolsillo familiar - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Regreso a clases, duro golpe al bolsillo familiar

Quita el sueño a padres de familia precios de uniformes


Regreso a clases, duro golpe al bolsillo familiar | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán/ Revés a la economía familiar, alza de precios en los artículos escolares

Una madre de familia con dos hijos piensa gastar entre 1 mil 500 y dos mil pesos en informes escolares ante la proximidad de las clases presenciales.

Sin embargo, en algunos planteles todavía existe la incertidumbre sobre las actividades presenciales porque el personal directivo y docente no ha emitido ninguna información oficial.

Yo no sé si vamos a regresar a presencial, pero de todos modos estoy viendo que el uniforme de hace dos años ya no le queda a mi hijo que pasará a sexto grado de primaria”, dijo Ana Cruz.

Ella está analizando reciclar algunas prendas aunque a su niño de 11 años, ya no le entra el pantalón ni la camisa.

Los zapatos del número 20 ya los dejó; ahora calza del 23 y eso la llevará a adquirir un par que está entre unos 400 y 900 pesos, según la marca, el tipo y las características que busquen.

 

Reciclan y reusan útiles escolares ante lo que se viene

 

Ya coticé un paquete de uniformes y me saldrá en mil pesos o más. Pero estoy pensando porque tengo dos niños, y el más pequeño puede que use algunas prendas que va dejando su hermano”, contó.

Es así como las familias van a ir adaptando su presupuesto, pero también ajustando sus prendas para no gastar tanto dinero en la compra de uniformes nuevos porque la economía está muy difícil.

Bertha Mejía es ama de casa y vende tortillas para obtener recursos económicos en estos días y para adquirir los uniformes y útiles escolares que les lleguen a pedir en la escuela.

Yo sinceramente voy al día, estoy viendo cómo tener unas prendas a más bajo costo para mi hijo que irá a cuarto grado de primaria y estoy viendo si el gobierno nos va a mandar uniformes para nuestros hijos”, comentó la mujer que es de una comunidad indígena.

Para la economía de Mejía es más difícil pensar en la compra de zapatos, útiles escolares y se va adecuando a sus posibilidades económicas y buscará las opciones más accesibles, pues lo que más le preocupa es el gasto diario y la comida.


 

Relacionadas: