Ciudad sedienta, efecto del cambio climático - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Ciudad sedienta, efecto del cambio climático

Son 40 pozos para casi 80 mil tomas; el manantial de San Agustín “mera referencia”: SAPAO


Ciudad sedienta, efecto del cambio climático | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán / Los pozos de SAPAO, se quedan sin el vital líquido

Los efectos del cambio climático ya son tangibles en el territorio oaxaqueño pues en los últimos 50 años las temperaturas promedio han aumentado y ha ocasionado exista un alto riesgo de enfrentar fenómenos climáticos extremos, como son las sequías prolongadas o las lluvias torrenciales.

Consecuencia de esto se vive en nuestra capital donde se está sacando más agua del acuífero de la que entra para tratar de atender las necesidades de los habitantes de 356 colonias, agencias y barrios de Oaxaca de Juárez y 10 municipios conurbados que atienden los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO).

Las altas temperaturas registradas y la ausencia de lluvias han originado el bajo nivel de agua que se obtiene de las fuentes de producción que son pozos profundos, y que impacta el proceso de filtración y recuperación de mantos freáticos, admitió Héctor Bautista Mayrén, vocero de la dependencia.

Como consecuencia, el manantial de San Agustín Etla ha disminuido el envío del vital líquido por las nulas lluvias del año pasado. “Hoy simplemente es una mera referencia, pues la mayor captación de agua se obtiene a través de más de 40 pozos profundos que existen en diversos puntos de la ciudad y municipios para atender 79 mil 939 tomas domiciliarias”.

El gran reto es cada vez más complicado pues día a día aumenta la población que demanda agua potable pero no se logra alcanzar los mil litros por segundo que se necesitan para garantizar el abasto.

Ante la posibilidad de enfrentar la misma situación que se vive en Monterrey, Nuevo León, por la falta de agua, se necesitan mil 500 litros de agua por segundo y la constante como permanente rehabilitación de las líneas de distribución.

Así como mantenimiento oportuno de las tuberías para hacer frente a la temporada de estiaje, pues en este periodo la disponibilidad del agua disminuye entre 50 y 60%.

En tanto, especialistas piden revisar los planes municipales de desarrollo para evitar asentamientos humanos arriba de los mil 610 metros sobre el nivel del mar, debido a que no es viable suministrar agua potable en esa altura.

Otro de los problemas es que 60% de la red es antigua y obsoleta, tiene más de 60 años, pues son tuberías de concreto muy antiguas que se encuentran particularmente en el centro y colonias aledañas como la Reforma Agraria, Alemán, Cinco Señores, Reforma y Estrella.

El Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca (INSO) dio a conocer que el acuífero de Valles Centrales está conformado por 11 municipios, incluyendo Oaxaca de Juárez y la mayor parte de este acuífero es para uso agrícola en aproximadamente 70%.

El distrito centro al que pertenece la capital depende en mayor medida de la extracción de agua de pozos. “Se está sacando más agua del acuífero de la que entra, mientras que la red de la ciudad es muy vieja y tiene fugas”.

En ese escenario, el Foro Oaxaqueño del Agua (FOA) resaltó la importancia de generar conciencia sobre lo grave de la situación del agua no solo en Oaxaca sino en el país y el mundo, donde se requiere de la participación de todos para implementar políticas y hábitos que ayuden a su cuidado ante su relevancia ecológica, social y cultural.

El agua es fundamental para los procesos naturales y sociales, existen graves problemas de abasto, uso y disposición, y para solucionarlos se requiere un singular esfuerzo de concertación de esfuerzos públicos, sociales y privados, dijo el ambientalista Jorge Narváez Pérez.

Consideró trascendente promover el uso de saneamiento seco y el tratamiento de aguas residuales en volúmenes pequeños y no al final en las partes bajas de los ríos, como se realiza actualmente.

El agua es fundamental para los procesos naturales y sociales, existen graves problemas de abasto, uso y disposición, y para solucionarlos se requiere un singular esfuerzo de concertación de esfuerzos públicos, sociales y privados, precisó.

 

Los datos

 

  • 1 mil litros por segundo, necesidad mínima de Oaxaca de Juárez
  • 1,500 para evitar afrontar una situación como Monterrey, NL
  • 50 a 60% la caída de la captación del líquido durante el estiaje
  • 60 años de edad, la obsoleta red de distribución

 

Relacionadas: