Crece en cruceros citadinos trabajo infantil por la pandemia - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Crece en cruceros citadinos trabajo infantil por la pandemia

Por año y medio, la asociación observó una gran disminución de menores en las calles y espacios públicos de la zona metropolitana; se ha revertido


Crece en cruceros citadinos trabajo infantil por la pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán / Pequeños obligados a ayudar con las labores que permita a integrantes de la familia llevar alimento a la boca

Cerca de año y medio, la población infantil y adolescente que trabaja o desarrolla su vida en las calles y cruceros de la zona metropolitana de Oaxaca disminuyó considerablemente. Pero lo que podría parecer alentador e indicador de una baja en el trabajo infantil no lo fue sino que se agravó en los últimos meses de la pandemia de Covid-19.

Aumentó la cifra de menores en calles, cruceros y espacios públicos, pero también lo hicieron sus jornadas. En cambio, la protección de ellos disminuyó.

El Centro de Apoyo al Niño de la Calle de Oaxaca (Canica), asociación civil, apunta que con el aumento de la movilidad social y de la actividad económica a dos años de la emergencia sanitaria “se empieza a incrementar el trabajo infantil en la zona metropolitana”.

Al margen de una cifra precisa de niñas, niños y adolescentes que tienen en la calle su espacio de trabajo, educación y convivencia, Canica refiere que hasta antes de la pandemia su atención a esta población estaba enfocada en 124 menores de entre cinco y 15 años de edad. Pero esta bajó drásticamente durante el primer año y medio a causa del retorno de muchas familias a sus comunidades de origen.

Es muy lamentable que ni nosotros ni el (gobierno del) estado de Oaxaca tenemos un diagnóstico riguroso sobre el total de población que se encuentra en situación de calle y en trabajo en calle”, señala Alejandro Lima, coordinador de desarrollo institucional de Canica.

 

Foto: Adrián Gaytán / El gobierno carece de un diagnóstico riguroso de niños con trabajo en las calles

 

Este viernes, luego de casi cuatro años en pausa, la asociación civil reactivó su ludoteca móvil en la Alameda de León, ciudad de Oaxaca, en la que espera atender y revisar la situación de menores que trabajan o acompañan a sus padres en sus jornadas en el centro de la capital.

Lo que buscamos hacer con actividades como la ludoteca es nombrar y visualizar la problemática (de trabajo infantil y niñez en situación de calle)”, cuenta Lima, quien enfatiza que el gobierno tiene que atender esta problemática, que es grave y urgente, respecto a niñas, niños y jóvenes en riesgo de situación de calle. Y en donde “el trabajo infantil es la puerta principal para la situación de calle porque no proporciona las condiciones adecuadas para un desarrollo integral”.

El trabajo infantil, ahonda Lima está muy ligado a la migración. En Canica, el 79 por ciento de la población atendida y que labora en calles proviene de zonas rurales de Oaxaca o es de estados vecinos.

Pero también señala que de acuerdo con un estudio en proceso, en colaboración con la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, han percibido que el trabajo infantil también tiene diferencias de género y es más desfavorable para las mujeres. Para las adultas que con sus menores trabajan en calle la jornada es doble o triple, pues además de ser proveedoras recae en ellas el cuidado del hogar y no se reconoce su aportación económica.

A un niño trabajador en calle se le ve como un proveedor, a una niña, no. A ella se les ve desde la indefensión en el espacio público, cuando también están en una posición de resistencia en él”.

 

Foto: Adrián Gaytán / Canica llevó ayer una actividad lúdica con infantes en el zócalo citadino

 

Se agravan condiciones de niñez en situación de calle

 

Con la nueva normalidad y el persistente cierre de escuelas, la pandemia ha agravado las condiciones de las y los menores que tienen en la calle su espacio de vida y trabajo. “Regresan a trabajar en calle, pero no en las mismas condiciones”, subraya Lima, en tanto la asociación de la que es parte detecta un “fuerte rezago educativo y una fuerte deserción escolar”.

Esto lleva a que niñas y niños con riesgo de trabajar en calle, pero que hasta hace poco estudiaban, “ahora ya no estudian y trabajan en calle. Si había población que trabajaba en calle ciertas horas, con la merma en las economías familiares ahora trabaja más”.

Los factores de riesgo se han incrementado y los de protección se han reducido, explica el coordinador de desarrollo institucional de Canica.

 


Central, cruceros y centro histórico, zonas de trabajo infantil

La asociación civil explica que los espacios donde se ha detectado mayor presencia de trabajo infantil son cruceros de la ciudad, entre ellos los de la Central de Abasto, el del monumento a la Madre, el del bulevar Eduardo Vasconcelos y otros. Pero también el centro histórico, donde este es más visible. Sin embargo, apunta que es en la Central de Abasto “el principal punto de trabajo infantil de la ciudad”.



 

Relacionadas: