Hospital inconcluso en Loxicha, deshuesadero de autos oficiales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Hospital inconcluso en Loxicha, deshuesadero de autos oficiales

Cumple 12 años de abandono y la 4T definitivamente informó que no lo terminará


Hospital inconcluso en Loxicha, deshuesadero de autos oficiales | El Imparcial de Oaxaca

Como deshuesadero del parque vehicular descompuesto y bodega de cacharros que acumula el gobierno municipal de Candelaria Loxicha, es utilizado el cascarón de lo que sería el Centro de Salud de Servicios Ampliados (CESSA) y que beneficiaría a una parte de la población de la Sierra Sur oaxaqueña.

De acuerdo con el Informe Anual de Actividades 2020 del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de la Secretaría de salud, este nosocomio está enlistado dentro de los 55 hospitales suspendidos en Oaxaca, a pesar de que contaba ya con un 26% de avance; el municipio cuenta con 11 mil 166 habitantes, de acuerdo al Censo de Población y vivienda 2020.

Una obra que recibió en el año 2009, con el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, más de 7 millones de pesos de los 28 millones que se tenían presupuestados para su edificación y que, después de 12 años, se encuentra abandonada, muy deteriorada y hoy sirve para guardar cacharros y carros viejos e inservibles del gobierno municipal.

Sobrecarga hospitalaria

Ese hospital inconcluso podría atender a más de 10 mil habitantes y desahogar carga de trabajo a hospital de Pochutla.

La obra podría haber beneficiado a más de 10 mil habitantes de la Sierra Sur, provenientes de los municipios aledaños a Candelaria Loxicha como Pluma Hidalgo, San Mateo Río Hondo, San Agustín Loxicha, San Baltazar Loxicha, San Pedro el Alto, San Mateo Piñas, entre otros.

Con la construcción y puesta en funcionamiento de dicho nosocomio, el Hospital de San Pedro Pochutla desahogaría el servicio y se prestaría mayor atención a otras poblaciones y que en ésta situación pandémica por Sars-CoV-2, se contaría con más espacios para la población contagiada.

Después de la inyección de recursos de hace dos sexenios, el personal de dependencias como Protección Civil, de los propios Servicios de Salud, a petición de la población y de las autoridades municipales en turno, se apersonaron a realizar una revisión del lugar, del cual dijeron que “fue mal proyectada ya que se encontraba a escasos metros del Río San Juan y que éste podría contaminarse por los deshechos que el propio hospital arrojaría”, comentó un exfuncionario municipal que pidió el anonimato.

Con 12 años de olvido

La construcción se encuentra en obra negra y deteriorada, con un avance menor al 30 por ciento de la construcción que inició en 2009 y se encuentra abandonada, por no tener uso, sufre daños por las constantes lluvias que prevalece en la zona y solo quedó como un elefante blanco sin terminar.

De acuerdo a información recabada, se gastó 7 millones 262 mil 574 pesos a su avance de menos del 30 por ciento de su construcción; estaba proyectada a un costo total de los 28 millones de pesos, por lo que faltó más de 20 millones de pesos, de los cuales, se desconoce su paradero,

La obra que sería para salud en Candelaria Loxicha es considerada por la federación como no viable, recomendación realizada por Protección Civil debido a que se encuentra edificada a unos cuantos metros del río San Juan que atraviesa por la población a un costa de la carretera federal número 175.

Sin acceso a la salud; sanar, muy costoso

 Candelaria Loxicha es un municipio enclavado en la Sierra Sur de Oaxaca, cuenta con la mayoría de su población de origen indígena con su lengua natal Zapoteco; la mayoría de sus comunidades viven en la pobreza extrema; además se encuentran alejadas, muchas de ellas de difícil acceso y carecen de los servicios básicos, sobre todo médicos.

En la Sierra Sur, la mayor parte del año es favorecida por lluvias constantes y los caminos de terracerías que comunican a unas de las comunidades más cercanas a la cabecera municipal son dañados, sufren deslaves y las comunidades quedan incomunicadas.

Los pobladores, para contar con acceso a la salud gratuita, deben trasladarse a los centros de salud más cercanos, ubicados a unas dos o tres horas de camino. En su caso, llegan a la cabecera municipal y contratan los servicios de un médico particular; para ello, es necesario vender sus pertenencias para poder pagar los honorarios del doctor y la compra de medicinas.

En Candelaria Loxicha únicamente existen tres clínicas o centros de salud en donde se encuentran doctores y enfermeras, en su caso pasantes; están ubicados en la cabecera municipal de Candelaria Loxicha, Santa María Tepexipana y Horcones, en ocasiones, éstos centros médicos carecen de personal.

La población de las diferentes comunidades, en caso de emergencia, traslada a sus pacientes, en ocasiones son apoyados por ambulancias del Ayuntamiento, a los hospitales de San Pedro Pochutla que les queda más cerca.