Impulsan invernadero escolar en medio de la pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Impulsan invernadero escolar en medio de la pandemia

La escuela primaria federal “Benito Juárez”, cosecha tubérculos de su invernadero


Impulsan invernadero escolar en medio de la pandemia | El Imparcial de Oaxaca

Situada en las primeras cuadradas de la calle de Macedonio Alcalá, una de las más importantes de la capital oaxaqueña, la escuela primaria federal “Benito Juárez”, está cosechando tubérculos de su invernadero escolar. 

Este resultado corresponde a la siembra que realizaron a Inicio de este año, en medio de la pandemia por Covid-19 y aunque bajó la productividad, la dedicación de la directiva es la misma. 

Desde hace 3 años, cuando se concretó este proyecto que fue inaugurado por la autoridad estatal y como petición al gobernador Alejandro Murat, ha dado pepinos, calabacitas, cilantro, jícama, entre otros. 

De esta forma, el personal docente está acercando a niños y niñas al trabajo a la tierra, el cuidado de las plantas, así como a la cosecha para el autoconsumo que puede ser una opción familiar. 

“Es un proyecto escolar nacido a partir de una petición al gobernador Alejandro Murat en una de sus visitas a la escuela, mismo que hace tres años se concretó como realidad e incluso fue inaugurado por la presidenta del DIF, Ivette Morán”, contó el director,  Enrique Cerero Gudiño. 

“Los niños vienen a aprender que sí podemos producir en casa y cultivar en las terrazas. Ahora hay rabanito, y después viene la jícama y los elotes”, contó el director, quien no ha dejado de atender este espacio en medio de las restricciones por la pandemia. 

La comunidad escolar no acude a esta escuela debido a las indicaciones de Salud, pero el directivo dedica varias horas para mantener un espacio vivo, en espera de niños y niñas de esta escuela a que vuelvan a sembrar productos. 

Desde este suelo se ha sembrado maíz criollo, de colores amarillo morado o negrito, como muestra de la  diversidad de esta entidad. 

En tanto, para la preparación de la tierra, hacen uso de la composta con el fin de obtener un producto más orgánico y que sirva en mayor medida a la naturaleza. 

“Buscamos que los escolares convivan en un ambiente de desarrollo en diversos sentidos, aprendizaje en el aula y fuera de ella; conocen el valor de la tierra, pues ellos han sembrado y también cosechado los frutos de estos espacios”, dijo. 

La escuela que se encuentra en calles céntricas, está incentivando esta actividad desde donde se producen algunos frutos y hortalizas que han llegado a los hogares de madres y padres de familia. 

Para los próximos días están esperando  la cosecha de elotes, de la milpa que ya creció.