UABJO afronta un boquete de 153 mdp | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

UABJO afronta un boquete de 153 mdp

Contratos colectivos, pago a personal , ISR, laudos laborales perdidos devoran presupuesto


UABJO afronta un boquete de 153 mdp | El Imparcial de Oaxaca

Un boquete de 153 millones de pesos arrastra la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) el cual compromete las finanzas cada fin de año y, para salvar el período, la administración realiza reajustes a la partida presupuestal.

La máxima casa de estudios de Oaxaca destina el 93 por ciento de sus recursos al rubro de “gastos personales”, solo deja un irrisorio 7 % a gastos operativos y, para crecer en infraestructura, cero pesos.
Aunque las gestiones, las inversiones emergentes y recursos adicionales han conseguido salvarla cada año, en este 2021 la situación económica se ha agravado, advirtió la secretaria de Finanzas, Verónica Esther Jiménez Ochoa.

Esta insolvencia económica y déficit son producto de “problemas estructurales, como la falta de reconocimiento de plantilla laboral por SEP, así como el pago de prestaciones ligadas y no ligadas al salario, que no están reconocidos en el convenio de apoyo financiero, pero que están estipulados en los contratos colectivos de trabajo de cada unos de los sindicatos”, dijo.

A todo ello se añade que la UABJO es la única universidad en el país que carece de una reforma en carácter laboral que dé certeza al sistema de jubilaciones y pensiones, rubro que le absorbe 27 por ciento del total del presupuesto

La responsable del área financiera informó que en este ejercicio los programas que sostenían la inversión en infraestructura, recursos para la operatividad de universidades, tampoco han sido liberados ni aprobados.

El gobierno federal ha castigado a la UABJO al recortar partidas presupuestales federales para el mantenimiento, rehabilitaciones de los inmuebles, ya que, prácticamente, este año no ha recibido.

93 % del presupuesto a salarios, prestaciones y jubilaciones

Verónica Esther Jiménez Ochoa explicó que el programa de subsidio federal U006 es el único que sostiene a la Universidad y lo ha destinado a organismos descentralizados; este se integra con recursos que provienen el 90 % de la federación y 10 % del gobierno estatal.

Para este ejercicio anual se asignó a la UABJO un presupuesto de mil 169 millones 567 pesos, un aumento de 41 millones de pesos respecto al 2019 cuando recibió mil 127 millones 887 mil 756 pesos.
“Este aumento únicamente viene a corresponder al efecto inflacionario, es por eso que se mantienen las medidas de austeridad para cubrir con todos los gastos”.

Universidades en crisis

Dada esa situación, la UABJO se integró en el 2018 al grupo de 11 universidades del país en crisis.

La máxima casa de estudios fue beneficiada con un recurso extraordinario de 51 millones de pesos para el cierre del 2018, que se usó para cubrir los gastos personales donde se inscriben salarios, prestaciones, jubilaciones y pensiones.

No obstante, para los años 2019 y 2020 no recibió partida que beneficiara de manera emergente a la Universidad, que enfrenta un panorama muy ajustado para pagar nómina, así como prestaciones de fin de año, bonos, entre otros.

“Ante eso, vino la aplicación de una política de austeridad en el ejercicio del gasto de todos a fin de cubrir y cumplir tanto con el pago de sueldos de salarios como de prestaciones para fin de año para los trabajadores”, dijo la titular del área de Finanzas.

El fondo de saneamiento financiero no llega

La Universidad de Oaxaca, como otras en el país, ha realizado estudios financieros que entregó a las autoridades, a fin de que se constituya un fondo de saneamiento financiero para cubrir el déficit.

Este fondo se habría asignado hasta el 2016, y después de ahí, ya no se aplicó en favor de las universidades estatales.

“Este déficit se genera debido a las obligaciones fiscales en el tema de la seguridad social, con el Infonavit y diferencias que se van generando en cada ejercicio”, indicó.

Sin embargo, desde el 2017 a la fecha las universidades están en imposibilidad para cubrir estos rubros debido a la falta de un fondo específico porque el UOO6 no cuenta con una partida para ello.

El déficit de 153 millones de pesos también se integró por algunas diferencias con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre el concepto de Impuesto Sobre la Renta, por la retención de salarios y del pasivo que se ha venido acumulando por laudos perdidos y que la institución no ha podido cubrir.

Nómina y jubilaciones, insostenibles

El recurso ordinario de la UABJO se debiera destinar oficialmente, en un 75 % para servicios personales y el 25% para gastos de operación, sin embargo, en la Universidad se realizan ajustes.

Estos son por las características propias y el número de trabajadores, las prestaciones ligadas y no ligadas al Contrato Colectivo de Trabajo, prácticamente destinan el 93 % para servicios personales y solamente el 7% para operaciones.

Una cláusula del Convenio de Apoyo Financiero les permite las reasignaciones presupuestales llevando algunos gastos de operación al Capítulo 1000 que es de servicios profesionales donde se pagan sueldos y salarios de los trabajadores.

En tanto, de acuerdo con estimaciones de especialistas, dos tercios de las y los trabajadores académicos de las universidades públicas del país, de entre 41 y 60 años de edad, son la franja que representa la mayor carga para las nóminas y la que espera alternativas para su jubilación

Para el caso de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, en concepto de jubilaciones se va prácticamente un 27 % de sus recursos.

A la baja, fondos de equipamiento

Los gastos para obra pública, equipamiento de muebles e inmuebles, se han solventado con fondos emergentes que han ido disminuyendo, dijo la secretaria de Finanzas de la UABJO.

Entre ellos, el Fondo de Aportaciones Múltiples que se destina a construcciones, mantenimiento, rehabilitación de inmuebles que cayó de 20 millones de pesos a 10 millones.

El Programa Presupuestario de Expansión de la Educación Media Superior y Superior (Proexees) tuvo una asignación de más de 8 millones de pesos en el 2020 y en este 2021 se encuentra sin recursos.

Se trata de inversiones para el crecimiento, intercambios estudiantiles, apoyo para equipamiento, entre otros.

“Por la política de la nueva administración hay ajustes, primero fueron disminuyendo en monto y ahora no han sido autorizados”, dijo la secretaria de Finanzas.

Sin dinero para la excelencia académica

Lo mismo pasa con el Programa Fortalecimiento a la Excelencia Educativa (Profexce), cuyo propósito es incidir en el aumento de nivel académico.

Este programa fue disminuyendo de 2017 al año pasado y en este ejercicio tiene 0 pesos.

Por su lado, el Fondo de Aportaciones Múltiples duplicó los recursos de 2017 a 2019 al pasar de 14 millones a 28.5 millones de pesos, después una reducción a 15 millones para el 2021 y en este año, esperan la asignación.

No obstante, aunque se registre este déficit y la situación económica adversa, la UABJO no cerrará ninguna de sus áreas, aseguró.