Descartan pequeños comercios ampararse contra ley antichatarra
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Descartan pequeños comercios ampararse contra ley antichatarra

Fincan sus esperanzas en “letras chiquitas” de la norma para suavizarla y no ser objeto de sanciones


Descartan pequeños comercios ampararse contra ley antichatarra | El Imparcial de Oaxaca

Los pequeños comerciantes de Oaxaca buscan en la construcción de las leyes secundarias de la “ley antichatarra”, mecanismos de regulación que eviten sanciones económicas o de otro tipo.

 

Y es que a casi un mes de la entrada en vigor de la reforma al artículo 20 Bis de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes aprobada por mayoría en la LXIV Legislatura local, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), Salvador López López   descartó que la Iniciativa Privada en Oaxaca  vaya por la vía del amparo o algún otro recurso jurídico para frenarla.

 

Sin embargo, en entrevista destacó que esperan (ahora sí) ser tomados en cuenta por los legisladores locales y autoridades estatales para ser parte de las leyes reglamentarias con las que se opere la llamada “ley anti chatarra”.

 

Incluso recordó que la medida de prohibir la venta de productos procesados con alto contenido calórico impacta en cerca de 58 mil pequeños comercios de las ocho regiones del estado, en donde incluso no conocen al 100% en qué consiste la ley.

 

A diferencia de las “tienditas”, en los súper mercados o cadenas comerciales en los estantes de dulces, botanas y refrescos hay carteles con leyendas en donde establece la prohibición de venta a menores de edad, incluso se reservan el derecho de solicitar una identificación oficial para el cobro (INE).

 

“Buscamos que se suavice la ley y no se multe a los negocios, dado que por la prolongada epidemia las ventas en los pequeños comercios del estado siguen por debajo del 40%”, explicó López.

 

En su momento, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) sugirió a los estados ver a Oaxaca como ejemplo con su nueva Ley “antichatarra”.

 

“Hay que enviar una felicitación a Oaxaca por esta decisión valiente y pionera que está poniendo primero el interés superior de la niñez por encima de intereses económicos”, posteó la organización internacional. 

 

Y es que el pasado 5 de agosto, el estado  se convirtió en la primera entidad del país  en prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad. 

 

Por ello, la Unicef sugirió trabajar también el tema de acceso el agua potable, dado que hay muchas poblaciones que no cuentan con buen acceso de distribución de agua potable. “Las escuelas tienen problemas con bebederos, eso incentiva al consumo de bebidas azucaradas”, continuó.

 

“Lo que vemos es que en muchos lugares en México es más fácil conseguir los productos ultraprocesados y las bebidas azucaradas en lugar de conseguir productos frescos y naturales”, lamentó Unicef – México.

 

A su vez, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) busca que la prohibición de venta productos con alto contenido calórico sea para menores de 3 a los 12 años y no hasta los 18 como lo establece la reciente modificación.

 

De su lado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) considera que dicha medida daña las cadenas de valor, perjudicando principalmente a los sectores más desfavorecidos de la población, sobre todo aquellos que viven del comercio.

 

Considera que la reforma aprobada es discrecional y discriminatoria, dado que focaliza que el problema del sobrepeso y la obesidad corresponde exclusivamente al consumo de determinados productos y no considera la multifactorialidad de la problemática. 

 

La medida aprobada será una barrera a la libertad comercial que incentivará la economía informal, poniendo en riesgo la salud de las familias oaxaqueñas al no poder acceder a productos que cumplan con la normatividad sanitaria correspondiente, sostiene.


 

Relacionadas: