Sangre de pacientes recuperados de Covid-19 podría salvar más vidas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Sangre de pacientes recuperados de Covid-19 podría salvar más vidas

Con la donación de plasma de personas recuperadas de la enfermedad, pueden tratar a los pacientes para darles más posibilidades de sobrevivir

Sangre de pacientes recuperados de Covid-19 podría salvar más vidas | El Imparcial de Oaxaca

Aunque en Oaxaca ninguna institución de salud tiene autorización para la recolección de plasma convaleciente, ésta puede usarse por el personal médico apegado a la declaración de Helsinki, para tratar a pacientes con Covid-19.

Con la donación de plasma de personas recuperadas de la enfermedad, el personal de salud de las diferentes instituciones puede tratar a los pacientes para darles más posibilidades de sobrevivir. A la fecha, Oaxaca cuenta con 9 mil 422 posibles donadores.

De acuerdo al infectólogo Yuri Alfonso Roldán Aragón, catedrático de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (FMC-UABJO), los tratamientos que se han aplicado con plasma convaleciente parecen funcionar, porque varios pacientes han sobrevivido a la enfermedad. 

Expuso además que un grupo de médicos de Oaxaca se encuentran en asesorías con especialistas de institutos nacionales de salud, a fin de poder implementar este protocolo de manera oficial, como ya se hace en otras entidades.

El especialista explicó que las personas que sobreviven a la enfermedad causada por Covid-19, desarrollan anticuerpos neutralizantes contra el virus, en un periodo aproximado de tres semanas y pueden ser transfundidos a personas enfermas.

“Se ha observado que esos anticuerpos pueden influir en muchos mecanismos de defensa del organismo, pero funcionan cuando se utiliza tempranamente en la enfermedad, antes de que el paciente necesite conectarse a un ventilador”.

El también médico internista del sector salud, señaló que el plasma es el líquido de la sangre que se obtiene al conectar al donador a una máquina de plasmaféresis, que extrae los anticuerpos. Una persona puede donar hasta 400 mililitros, con lo cual se pueden tratar dos pacientes.

La donación de sangre y sus hemoderivados están reguladas por la Secretaría Salud federal y la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), lo que garantiza un procedimiento seguro y libre de enfermedades de transmisión sanguínea.

En los lineamientos para el uso de plasma, la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que se debe considerar como una terapia experimental y contar con la autorización de los Comités de Ética y Bioseguridad de las instituciones de salud, además de ser un protocolo que genere conocimiento científico al publicar los estudios en revistas especializadas.