Celebra el ITO sus 52 años | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Celebra el ITO sus 52 años

“A lo largo de estos años, el Tecnológico Nacional de México campus Oaxaca se ha posicionado como la institución líder en educación superior tecnológica del sureste mexicano”: Fernando Toledo Toledo, director


Celebra el ITO sus 52 años | El Imparcial de Oaxaca
En 1971 egresó la primera generación del Instituto Tecnológico

Impulsado a mediados de los años sesenta, en los que Oaxaca solo ofrecía estudios enfocados en ciencias y humanidades y,  quienes querían formarse en las áreas técnicas tenían que emigrar a la Ciudad de México, el Instituto Tecnológico Regional de Oaxaca  (ITRO) logró concretarse el 18 de abril de 1968. Ayer, la institución que actualmente dirige Fernando Toledo Toledo y que ahora es más conocida como Instituto Tecnológico de Oaxaca, ITO, cumplió su aniversario 52.

A lo largo de estos años, el Tecnológico Nacional de México campus Oaxaca se ha posicionado como la institución líder en educación superior tecnológica del sureste mexicano. Se han formado excelentes y exitosos profesionistas que se desempeñan eficientemente en diferentes esferas de la sociedad como el sector empresarial y gobierno”, comparte Toledo Toledo sobre la conmemoración del ITO. Una celebración que para el personal directivo, docente, administrativo y de apoyo a la educación representa el orgullo por el trabajo desarrollado en más de medio siglo, en el que se ha pasado de una capacidad de casi 700 estudiantes a unos 6 mil en la actualidad.

Para quien desde mayo del año pasado está al frente del tecnológico, el ser una institución líder se debe al trabajo colaborativo de todos sus integrantes, y una filosofía y visión determinada para contribuir al desarrollo de Oaxaca y del sureste mexicano. Y esta se basa en los planes y programas de licenciatura acreditados internacionalmente, así como en la formación en posgrados que incluso cuentan con registro ante el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

El tecnológico cuenta con cuatro maestrías: administración, construcción, docencia y en ciencias en desarrollo regional y tecnológico. Asimismo, un doctorado en ciencias en desarrollo regional y tecnológico. “Actualmente estamos fortaleciendo estos programas de posgrado y en el Istmo se ofrece la maestría de construcción como parte el movimiento de desarrollo en esta zona”, expone Toledo sobre la institución de educación superior que aunque comenzó labores meses antes en otras instalaciones, escogió el mes de abril como su aniversario.

 

Una vida marcada por los estudios en el ITO

La primera generación de estudiantes egresados del ITRO o ITO (1967-1971) en cumplir satisfactoriamente la carga académica estuvo integrada por profesionistas como la ingeniera industrial, con opción en mecánica, Luz María Mingüer Allec.

Para ella, el Instituto Tecnológico de Oaxaca lo es todo, pues su vida ha girado alrededor de la decisión por estudiar y egresar en esta institución. Ello le ha permitido desarrollarse en el área de la educación. Aunque recuerda que a esta llegó debido al contexto de los años 70, en el que a ella y sus otras compañeras de carrera no se les permitía insertarse en una industria, más asociada con el género masculino, y en la que ellas no podrían ejercer algún poder.

De ahí que ella y sus compañeras quedaran ubicadas en la educación, en tiempos en que se reproducían las escuelas de educación técnica. “Era necesario formar personal docente para esas escuelas”, recuerda quien percibe en el tecnológico una institución que ha aportado en el desarrollo de la sociedad y comunidad, con egresados en diversos campos de la vida laboral, en las ramas de la docencia e incluso en el ámbito político. Pero también desde el emprendimiento, como describe los últimos años y el impulso del actual director.

El Tecnológico de Oaxaca es una institución seria que ha formado profesionistas capaces de desarrollarse en diferentes ámbitos”.

 

El desarrollo integral y los retos

En más de medio siglo, y a la par de la formación académica, el ITO ha contemplado diversas actividades en otras áreas para sus alumnos, docentes y personal. Entre ellas están el XVIII Evento Nacional Técnico Cultural y Deportivo de los Institutos Regionales del país, del 18 al 20 de abril de 1974 y los XXXIII Juegos Nacionales Deportivos de los Institutos Tecnológicos el 19 de octubre de 1989. Como ello, ha sido reconocido en el Evento Nacional de Ciencias Básicas, en 1997 y en 2004.

Dentro del marco del L aniversario desarrolló el LXII Evento Nacional Estudiantil Deportivo del TecNM.

Para la institución en la que Toledo Toledo señala que es importante la formación integral de sus estudiantes, con iniciativas vinculadas con lo cultural, deportivo, cívico y con el medio ambiente, el reto actual es seguir contribuyendo a la formación de profesionales. Y que estos fortalezcan el desarrollo tecnológico de Oaxaca y del país.

Actualmente, estamos de cara al enorme reto de preparar ingenieros para la transformación del sur-sureste. Y es el momento de que esta sinergia con los gobiernos generen innovación y desarrollo tecnológico que dé lugar a productos y servicios para agregar valor a los recursos naturales e intelectuales con que se cuenta”, expuso el Director del ITO.

Pero como este, se plantea una meta: que el total de sus planes y programas de estudios logren la acreditación internacional, lo mismo que sus programas de posgrado alcancen el nivel de calidad para estar en el programa del Conacyt.

La historia del ITRO o ITO

Actualmente, el ITO tiene una matrícula de 6 mil estudiantes distribuidos en nueve ingenierías y la licenciatura en administración de empresas. Su creación se debió a los padres de familia preocupados por el porvenir de sus hijos en conjunto con profesores de la Escuela Vocacional Técnica Industrial Nº 14. Fueron ellos y los docentes quienes dieron pie a un Patronato de Padres de Familia para gestionar la creación de un tecnológico, el cual fue presidido por el Gobernador Rodolfo Brena Torres y  Víctor Bravo Ahuja, quien en ese tiempo era Subsecretario de Educación Técnica.

El entonces ITRO Nº 16 inició actividades académico administrativas de manera formal en las instalaciones de la Escuela Vocacional Técnica Industrial Nº 14 en diciembre de 1967. Sin embargo, al concluirse sus instalaciones propias en terrenos de la exhacienda de Aguilera, al norte de la ciudad de Oaxaca, se mudó a tales el 21 de febrero de 1968. Para ello, personal docente, administrativo y estudiantes  realizaron la “Marcha de la nostalgia”, la cual recorrió las principales calles de la ciudad para terminar en el ITRO. Las clases iniciaron de manera formal en Aguilera el 22 de febrero de 1968.

Sin embargo, ocurrió una nueva mudanza a las instalaciones donde actualmente opera la institución. El 18 de marzo de 1972, la Secretaría de Educación Pública acordó la construcción las nuevas instalaciones sobre los terrenos rescatados al río Atoyac. El 9 de septiembre de 1974 iniciaron las clases en esa unidad con 2 mil 360 estudiantes de los niveles bachillerato e ingeniería.

Abanderamiento Delegación Deportiva para asistir al Evento Nacional Intertecnológico.

 

Relacionadas: