Hierve el Agua, paraíso en disputa | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Hierve el Agua, paraíso en disputa

Las cascadas pétreas que adornan miles postales permanecen en el olvido gracias a un conflicto entre San Isidro Roaguía y San Lorenzo Albarradas, su cabecera municipal


El gobernador Alejandro Murat se comprometió durante la precampaña por la gubernatura a solucionar el conflicto que mantiene cercado el paraíso natural de Hierve El Agua, sin embargo, después de 20 meses de gobierno aún no ha generado una ruta de solución para impedir que las cascadas pétreas permanezcan como un sitio turístico de segunda, sin inversión pública ni proyecto de desarrollo.

El conflicto permanece abierto desde hace por lo menos 15 años, cuando los pobladores de la agencia de policía de San Isidro Roaguía tomaron el control de Hierve El Agua, excluyendo a las autoridades de la cabecera, San Lorenzo Albarradas, de su administración. En el lugar, tan solo por el pago de entrada de los visitantes se generan anualmente alrededor de 5 millones de pesos.

Autoridades del comisariado de Bienes Comunales recordaron al gobernador Murat la promesa que les hizo para solucionar este conflicto. Ahora en funciones, acusan, el mandatario se ha negado a recibirlos en audiencia.

La respuesta sigue siendo una, remitirlos con la Segego. A esta dependencia desde que inició la actual administración le han enviado escritos para expresar su demanda de solución a este conflicto. El número de reuniones ya lo olvidaron, si son cinco u ocho. A sus vecinos de San Isidro les piden un diálogo abierto, sin la intervención de Manuel Pérez Morales, el ex diputado local y presidente del Partido Social Demócrata, político al que acusan de impedir que se logren acuerdos.

“No ceden por él, él no es de la comunidad, él es de afuera, aquí el pueblo ha tomado decisiones a la brava, nosotros como autoridades hemos tratado de encausar el conflicto por la vía del diálogo, el conflicto va para 15 años.

“Ya recorrimos a todas las instancias de gobierno, y no nos hacen caso. Con el propio Alejandro antes de que empezara su campaña él nos dijo ‘cuenten conmigo, y si no les cumplo, me van a dar cuello, así lo dijo”.

 

Segego y Turismo, al margen

La riqueza natural de Hierve El Agua continúa en disputa y abandonada. Pese a ser uno de los destinos turísticos más visitados del estado, las secretarías General de Gobierno y de Turismo se mantienen al margen en la solución del conflicto que cerca a este paraíso

En el lugar, que recibe en promedio dos mil visitantes diarios en temporada alta, la ausencia de inversión pública es evidente, tanto en el cuidado del acceso carretero como en las instalaciones y los servicios que se ofrecen a los visitantes. El primer espacio en donde se recibe a los viajeros es una piscina que permanece vacía desde hace más de 10 años. Alrededor, una serie de habitaciones que pretendieron ser ofrecidas a cocineras de la comunidad para ofrecer alimentos. De esos espacios solo uno funciona, los sanitarios.

Después, el descenso se realiza a través de un área en la que se improvisaron puestos de comida chatarra, bebidas alcohólicas y antojitos. El camino cuesta abajo permanece sin atención y la pretensión de no modificar el territorio original se confunde con el descuido. El acceso a este paraíso permanece imposibilitado para personas con discapacidad motriz.

En el área de las piscinas naturales se han colocado cercos sobre un par de nacimientos de agua para evitar que sean pisados u obstruidos. Las señales para recorrer el sitio y llegar a las cascadas pétreas siguen siendo escasas, lo que provoca que la mayoría de los visitantes las conozca con mayor detalle. Quienes realizan el recorrido a pie por el sendero montañoso lo hacen bajo su propio riesgo, aunque en ocasiones se pide a los caminantes que esperen hasta que haya un guía disponible.

Entre la precariedad de las instalaciones así es como miles de turistas conocen este paraíso natural. La experiencia podría ser inolvidable pero el conflicto no ha dejado que este sitio turístico despegue.


 

Relacionadas: