Gobernadores salientes dejan pendientes en inseguridad, pobreza y rezago social - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Gobernadores salientes dejan pendientes en inseguridad, pobreza y rezago social

Homicidios dolosos, feminicidios o bien la exacerbación de la pobreza o rezago social son parte de los pendientes que los gobernadores salientes de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, dejan a las nuevas administraciones


Gobernadores salientes dejan pendientes en inseguridad, pobreza y rezago social | El Imparcial de Oaxaca
Uno de los pendientes de los gobiernos estatales salientes es el tema de la seguridad. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México.- Aumentos en los niveles de inseguridad, pobreza así como rezagos en distintos indicadores sociales, son las principales deudas que los gobernadores salientes Martín Orozco Sandoval, José Rosas Aispuro Torres, Omar Fayad Meneses, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, Carlos Manuel Joaquín González y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, respectivamente, heredan a sus sucesores.

En entidades como Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo los índices de inseguridad —como en homicidios o feminicidios, por ejemplo— crecieron, mientras que en Durango y Tamaulipas hay pendientes en pobreza, rezagos educativos y en los servicios de la salud, al igual que en el resto de los estados.

Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo registraron incrementos en homicidios dolosos en diferentes momentos de las administraciones que concluyen este año y, aunque en algunos casos los asesinatos empezaron a disminuir, las cifras actuales se posicionan por encima de los números que se registraban al inicio de su administración.

Los feminicidios, por su parte, también se elevaron en los estados gobernados por el PAN: Aguascalientes, Durango y Tamaulipas; así como también en Hidalgo y Quintana Roo, donde sus mandatarios eran del PRI y PRD.

El rezago educativo y la carencia de acceso a los servicios de salud se incrementaron en las seis entidades federativas, casi igual que la población en condición de pobreza en donde solamente Oaxaca, aún gobernada por el priista Alejandro Murat, logró reducir este indicador, de acuerdo con datos del Coneval, en su último monitoreo de 2020.

Los seis gobernadores salientes también dejan observaciones, probables daños al erario o al menos montos por aclarar en el manejo sus finanzas públicas. La Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó en la Cuenta Pública 2021 presuntos malos manejos de los recursos que otorgó el Gobierno federal a Aguascalientes, Durango y Oaxaca, mientras que, en Tamaulipas, Quintana Roo e Hidalgo hubo falta de transparencia y montos por aclarar.

Algunos de los exmandatarios también enfrentan señalamientos por irregularidades y corrupción. Otras acusaciones de mal manejo de recursos y hasta investigaciones abiertas en la Fiscalía General de la República (FGR) por delitos como lavado de dinero y presuntos nexos con el crimen organizado, como es el caso de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien apenas el pasado 21 de octubre obtuvo una suspensión definitiva en el amparo en contra la orden de aprehensión que giró un juez federal.

Otro exgobernador panista que también está en la mira, aunque en este caso de las autoridades locales, es José Rosas Aispuro: su sexenio está bajo observación e investigación por parte de la Fiscalía General de Justicia de Durango por un posible desfalco de al menos mil 500 millones de pesos.

En tanto que el Gobierno de Martín Orozco, en Aguascalientes, presentó irregularidades millonarias provenientes de recursos federales, según detectó en su momento la Auditoría Superior de la Federación, siendo nueve instituciones gubernamentales las responsables del 34 por ciento del monto que presentó anomalías.

El Gobierno Omar Fayad, a su vez, ha sido señalado por la nueva administración de Julio Menchaca Salazar, de formar una red de corrupción, en la cual habrían participado al menos 13 municipios y dos secretarías locales, la cual habría desviado 522 millones pesos.

Pobreza, rezagos educativos y en salud, e inseguridad son parte de las deudas que dejan los gobernadores salientes en este 2022. Foto: Cuartoscuro.

AGUASCALIENTES

En Aguascalientes la violencia homicida se disparó a la mitad del Gobierno del panista Martín Orozco Sandoval al crecer al menos un 142.85 por ciento durante el año 2019 con un total de 102 víctimas, en comparación con el año 2016, que registró 42 víctimas, cuando inició su administración.

Aunque a partir de 2020, los homicidios dolosos comenzaron a bajar con respecto al año 2019, al registrar 81 casos en 2020; 85 en el 2021, los asesinatos registrados de enero a octubre del presente año (64) son al menos un 52.38 por ciento superiores a los reportados cuando Orozco inició su mandato.

Los feminicidios muestran de igual forma un crecimiento de 900 por ciento ya que para el año 2016 no se categorizaban los feminicidios, pues se registraron cero casos, a un total de nueve casos en los primeros diez meses de 2022.

El secuestro bajó ligeramente debido a que en el 2016 se registraron dos casos y en lo que va del año se han reportado tres. La extorsión es otro delito que creció al menos un 31.42 por ciento.

En cuanto a los indicadores sociales: la pobreza aumentó, ya que en 2016 las personas en esta situación sumaban 369.7 mil, pero para 2020 se contabilizaron 369.7 mil, un 7.24 por ciento más.

La pobreza extrema pasó de 29 mil 200 personas en 2016 a 34 mil 700 en 2020, un aumento del 18.84 por ciento.

El rezago educativo pasó de 182.7 mil personas a 224.9 mil, un incremento de 23.09 por ciento. En cuanto al acceso a los servicios de salud, la carencia aumentó 82.32 por ciento para llegar a 289.9 mil personas en esta situación en 2020 con respecto a los 160 mil que había en 2016.

Los indicadores de carencia muestran que en acceso a la alimentación nutritiva y de calidad tuvo un crecimiento neto del 10.76 por ciento en cuatro años. En cuanto a la carencia por acceso a la seguridad social, el estado pasó de 492.7 mil personas en 2016 a 516.4 mil en 2020, un crecimiento de 4.81 por ciento.

Carencia por calidad y espacios de la vivienda bajó de 71 mil 900 a 56 mil 700, una caída del 21.1 por ciento, y la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda, pasó de 30.1 mil personas en 2016 a 29.6 mil en 2020, un pequeño decremento del 1.66 por ciento.

En cuanto a la población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos, subió un 10.5 por ciento del 2016 –cuando había unos 111.4 mil personas– hasta 2020, cuando había 123.1 mil.

En Aguascalientes la violencia homicida se disparó a la mitad del Gobierno del panista Martín Orozco Sandoval al crecer al menos un 142.85 por ciento  Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

DURANGO

En materia de seguridad, Durango es de las pocas entidades en que los homicidios dolosos bajaron. Al inicio de la administración del panista José Rosas Aispuro Torres, las víctimas de asesinato fueron 236 en el 2016, en tanto que para el año 2021 se registraron 158 y de enero a octubre se reportan 99 víctimas de homicidios doloso.

Sin embargo, en el tema de feminicidios, Durango sí registró un incremento de 450 por ciento al pasar de dos víctimas de feminicidio en 2016 a 11 en lo que va del presente año.

En cuando a los indicadores sociales, la pobreza también creció: Durango tenía a 643.3 mil personas en situación de pobreza en 2016, pero para 2020, de acuerdo con el último dato disponible, esta cifra subió a 715.5 mil, un incremento de 11.22 por ciento.

En rezago educativo, durante el 2016 había 257.9 mil personas en esta situación y para 2020 aumentó a 313 mil, 21.36 por ciento más.

De 2016 a 2022, la cobertura de educación básica pasó de 74.1 a 72.8 por ciento. El grado académico alcanzado es muy similar al promedio nacional, con 9.75 grados, poquito más que el tercer año de secundaria.

En cuanto al acceso a los servicios de salud, los datos del Coneval indican que esta carencia se incrementó 68.12 por ciento al pasar de 251.9 mil personas en 2016 a 423.5 mil en 2020.

Un hombre camina por una calle del pueblo de Ocotepec, con una enorme bolsa de plástico donde va guardando las botellas de plástico o latas de aluminio que encuentra, las cuales venderá más tarde para allegarse de algunos pesos.

La pobreza creció en Durango. Foto: Margarito Pérez, Cuartoscuro

Con respecto a las carencias, en los servicios básicos en la vivienda se registró una mejora, al disminuirse la cantidad de personas un 22.74 por ciento, de 141.6 mil en 2016 a 109.4 mil en 2020. La carencia por acceso a la seguridad social pasó de 814.5 mil personas en 2016 a 845.6 mil cuatro años después, un aumento del 3.8 por ciento.

La carencia por calidad y espacios de la vivienda disminuyó, pues pasó de 122.8 mil personas en 2016 a 107.6 mil en 2020, un decrecimiento de 12.13 por ciento, sin embargo, la carencia por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad empeoró desde 2016, cuando tenía 328.6 mil personas y para en 2020 registra 349.6 mil, es decir, 6.4 por ciento por ciento más.

Las personas en condición de pobreza extrema por ingresos se dispararon de 2016 a 2020, pues pasó de 208.4 mil personas afectadas a 259.5 cuatro años después, un 24.5 por ciento.

HIDALGO

La violencia homicida en Hidalgo aumentó al menos un 80.76 por ciento durante la gestión del priista Omar Fayad Meneses debido a que, en el año 2016, en que tomó posesión, se registraron 156 víctimas de homicidio y para el año 2022, de enero a octubre, ya se han registrado al menos 282 víctimas.

El feminicidio es un delito que registra una disminución de poco más de la mitad en los primeros diez meses del presente año al contabilizarse, de enero a octubre, 10 víctimas contra los 22 casos que se registraron en el año 2016.

El secuestro es otro rubro en el que también hay una disminución, ésta de 41 por ciento, debido a que en lo que va del año se han reportado 10 casos, contra los 24 que hubo en 2016.

En cuanto a la pobreza, también hay un incremento de 6.20 por ciento. Según los datos del Coneval, el número de pobres pasó de un millón 478 mil 8 personas a un millón 570 mil 6 en 2020.

En Hidalgo la violencia también creció. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro.

En rezago educativo, los niveles también aumentaron pasando de 541.5 mil personas en esta situación en 2016 a 583.4 mil en 2020, un 7.73 por ciento más.

La cobertura de educación básica pasó de 79.1 a 74.6 por ciento y el grado académico está por debajo del promedio nacional, con 9.4 grados educativos, entre 2016 y 2020.

La carencia por acceso al servicio de salud creció 97.65 por ciento de 2016 a 2020. Pasó de tener a 421.6 mil hidalguenses sin este derecho al inicio de su administración, a aumentar esta cifra a 833.3 mil.

La carencia por acceso a la seguridad social bajó apenas un 2.7 por ciento, al pasar de 2.1 millones de personas en 2016 a 2.062 millones en 2020.

Las carencias de calidad y espacios de la vivienda pasaron de 330.2 mil personas en 2016 a 244 mil en 2020, una caída sustancial del 26 por ciento; de acceso a los servicios básicos en la vivienda también bajó, pues pasó de 825.2 mil personas en 2016 a 635.1 mil cuatro años después, una disminución del 23 por ciento.

Y en cuanto a pobreza extrema por ingresos, hay una ligera reducción, al pasar de 566.6 mil personas con esta característica en 2016 a 522.4 mil personas en 2020, una caída del 7.8 por ciento.

OAXACA

En el estado gobernado por Alejandro Ismael Murat Hinojosa muestra una disminución tanto en los indicadores de seguridad como sociales. Las víctimas de homicidio doloso de enero de octubre del 2022 se situan en 816 casos, en comparación con los 874 de 2016 y los feminicidios bajaron de 88 que se registraron a inicios de la administración a un total de 41 entre enero a octubre.

El secuestro bajó ligeramente al pasar de 32 casos en el 2016 a un total de 30 en los primeros diez meses del presente año.

Además, Oaxaca es el único de los seis que logró reducir sus niveles de pobreza. De acuerdo con el Coneval, en 2016 había 2 millones 847 mil 3 pobres en la entidad y para 2020 la cifra disminuyó a 2 millones 569 mil 8 personas, 9.74 por ciento menos.

Sin embargo, el rezago educativo se incrementó 11.74 por ciento al pasar de un millón 103 mil 8 personas en esta situación en 2016 a un millón 233 mil 4 en 2020.

La cobertura de educación básica pasó de 81.7 a 73.8 por ciento en cuatro años (2016-2020) y la brecha de acceso a la educación se mantiene en Educación Media Superior (EMS) y Educación Superior (ES).

Aunque la pobreza bajó en Oaxaca, en los indicadores de carencias, sí se registran incrementos Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

La carencia en el acceso a los servicios de salud aumentó 139.66 por ciento, al pasar de poco más de 2.56 millones en 2016 a 5 millones 845 en 2020. Fue la segunda entidad de todo el país con mayor diferencia en el porcentaje de la población con esta carencia en esos cuatro años y la mayor de la república entre 2018 y 2020.

La carencia por acceso a la seguridad social registró una ligera reducción del 3.41 por ciento, al pasar de 3 millones 149 mil personas en 2016 a 3 millones 042 mil cuatro años después.

La carencia por calidad y espacios de la vivienda también tuvo una reducción, pues pasó de un millón 028 mil personas con esta afectación en 2016 a 946.1 mil en 2020, una caída del ocho por ciento.

La carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda muestra una ligera reducción en este caso, al pasar de 2 millones 425 mil personas en 2016 a registrar dos millones 237 mil cuatro años después, un decrecimiento del 7.76 por ciento.

El ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos se redujo el rezago en un 7.6 por ciento, al registrar un millón 196 mil personas en 2020 luego de sumar un millón 295 mil personas en 2016.

QUINTANA ROO

Quintana Roo, durante el gobierno de Carlos Manuel Joaquín González desde septiembre de 2016, tuvo importantes incrementos en materia de violencia. Los homicidios dolosos crecieron 216 por ciento, pues de 165 víctimas registradas en 2016 pasaron a 522 entre enero a octubre de 2022.

El feminicidio también creció: de cero casos reportados en 2016, para los primeros diez meses del año se reportaron al menos 11 víctimas de feminicidio.

El secuestro es el único indicador que muestra una disminución de cinco casos, pues de ocho víctimas de secuestro en 2016, entre enero a octubre se han registrado tres casos.

Además, también incrementó el número de pobres en un 89.57 por ciento. Pasó de 471 mil personas en esta situación en 2016 a 892.9 mil en 2020.

Esta entidad fue la que mayor aumento porcentual tuvo de la población en situación de pobreza entre 2016 y 2020, con un 5.8 por ciento.

El rezago educativo en ese estado aumentó 34.70 por ciento de 2016 a 2020, pues había 271.6 mil personas en 2016 con esa deficiencia y en 2020 el registro fue de casi 330 mil.

En cuanto a la carencia por acceso a los servicios de salud, ésta subió 62.16 por ciento de 2016 a 2020, ya que en 2020 hubo 466.7 mil personas con ese problema, con respecto a los 299.5 mil registrados en 2016.

De 2016 a 2022, la cobertura de Educación Básica pasó de 74.5 a 75 por ciento y tiene 10.2 grados promedio de escolaridad, ocupando el octavo lugar a nivel nacional.

Quintana Roo tuvo un marco incremento en los homicidios dolosos. Foto: Cuartoscuro

La carencia por acceso a la seguridad social presentó una importante subida en este índice, al pasar de 771.8 mil en 2016 a 908.6 mil cuatro años después, con las últimas cifras disponibles, un crecimiento del 17.72 por ciento.

La carencia por calidad y espacios de la vivienda bajó, pues fue de 288.7 mil personas con esta dificultad a las 266.9 mil de cuatro años después, una reducción del 7.55 por ciento.

La carencia en el acceso a los servicios básicos en la vivienda tuvo un incremento muy marcado de 21.2 por ciento, que se explica porque en 2020 las cifras indicaron que hubo 401.8 mil personas con esa carencia, por 331.5 mil de cuatro años antes.

El ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos, es el índice con el aumento más fuerte, ya que fue del 158 por ciento en cuatro años. En 2016 había 167.9 mil personas con esta situación y explotó hasta 434.7 mil en 2020.

TAMAULIPAS

El Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca deja un estado con más pobres con respecto a cuando asumió. En 2016, año en que llegó al poder, había un millón 156 mil 2 personas en esa condición, pero para 2020 está cifra subió a un millón 233 mil 9, un 6.72 por ciento más.

En cuanto a rezago educativo, las cifras indican que en Tamaulipas se incrementó 7.12 por ciento de 2016 a 2020. De 2016 a 2022, la cobertura de Educación Básica pasó de 71.9 a 67.9 por ciento.

En cuanto a la carencia en el acceso a los servicios de salud, el Coneval indica que la entidad incrementó esta cifra y el porcentaje de la población con esta carencia fue de 50.59 por ciento, al ir de 436.8 mil en 2016 a 690.5 mil en 2020.

La carencia por acceso a la seguridad social, la entidad registró un ligero decrecimiento del 0.4 por ciento, al marcar un millón 406 mil en 2020 luego del millón 412 mil de cuatro años antes.

Francisco Javier García Cabeza de Vaca, entonces Gobernador de Tamaulipas, participó en una reunión vía remota con gobernadores en mayo de 2021.

Además, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, exgobernador de Tamaulipas es señalado y acusado de tener presuntos nexos con el crimen organizado. Foto: Cuartoscuro

La carencia por calidad y espacios de la vivienda también redujo sus números, al ir de 220.1 mil personas en 2016 a 197.6 mil en 2020, caída del 10.2 por ciento.

La carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda bajó 14.5 por ciento, pues el cambio de cuatro años fue de 333.7 mil en 2016 a 285.3 mil en 2020.

El ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos sufrió un aumento importante en este rubro, pues pasó de las 343.5 mil personas en 2016 a 447 mil en 2020.

En cuanto a los indicadores de seguridad, las cifras de homicidios dolosos muestran una reducción casi de la mitad pues pasaron de 852 registros en 2016 a un total de 409 registrados entre enero a octubre, sin embargo, los feminicidios se dispararon ya que, de 0 casos reportados en 2016, cuando Francisco Cabeza de Vaca llegó al poder, para el 2022, se han reportado 16 casos.

Vía Sin embargo Con información de Manuel González


 

Relacionadas: