Fiscalía informó que dueño de la mina en Coahuila ya declaró; Guadiana se deslindó del accidente | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Fiscalía informó que dueño de la mina en Coahuila ya declaró; Guadiana se deslindó del accidente

El fiscal Gerardo Márquez Guevara declaró que tratan de determinar si en realidad Cristian “S” aparece como propietario, o no, de la mina, aunque esta persona asegura que sí


Fiscalía informó que dueño de la mina en Coahuila ya declaró; Guadiana se deslindó del accidente | El Imparcial de Oaxaca
Soldados se paran junto al pozo de una mina de carbón que colapsó dejando a los mineros atrapados, en Sabinas, en el estado Coahuila. FOTO: REUTERS/Antonio Ojeda

La Fiscalía General del Estado de Coahuila informó este viernes que el dueño de la mina en la comunidad de Las Conchas, municipio de Sabinas, identificado como Cristian “S”, alias El Chocó, se presentó a declarar sobre el accidente que dejó a cinco trabajadores heridos y otros diez que permanecen atrapados en un túnel.

El fiscal de la entidad, Gerardo Márquez Guevara, confirmó que se abrió una carpeta de investigación por el derrumbe en la mina y aunque no especificó la situación jurídica en que se encuentra la persona que se ostentó como propietaria de las instalaciones colapsadas.

El fiscal declaró: “Ya está aperturada la carpeta de averiguación, seguimos trabajando y declaramos también al que se asume como propietario, a Cristian, solicitamos algunas informaciones para determinar si en realidad aparece como propietario o no de la mina, él dice que es el propietario”.

(Foto: Sedena)

Por su parte, el gobierno federal señaló que se trabaja a marchas forzadas mediante un equipo de élite para lograr el rescate de las personas que permanecen atrapadas.

Luego que circuló la versión de que un familiar de Armando Guadiana Tijerina es el propietario de la mina Las Conchas, ubicada en Sabinas, Coahuila, y en la que 10 trabajadores quedaron atrapados tras una explosión, el senador de Morena y empresario negó este viernes que él sea el propietario de estas instalaciones o de la concesión.

Luego que el 3 de agosto por la tarde se presentó un accidente que afectó al menos a 15 trabajadores mineros que desempeñaban sus labores en instalaciones que no contaban con las medidas mínimas de seguridad, reportes periodísticos apuntaron que esta podría ser propiedad de Abel Alvarado Tijerina se ostenta como representante legal de la empresa Infraestructura Minera Catamco SA. de CV, proveedora de carbón de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El derrumbe provocó que 10 mineros quedaran atrapados a 60 metros de profundidad, rodeados de túneles con hasta 34 metros de inundación. (Ilustración: Jovani Pérez / Infobae)

Sobre esta versión, el acaudalado empresario y legislador por Morena publicó un mensaje en sus redes sociales: “Quiero aclarar con precisión que la mina accidentada no es de mi propiedad, ni la concesión ni nada por el estilo. Espero que Eje Central haga la aclaración pertinente. ¡Excelente día!”.

En una entrevista previa, el legislador federal reconoció que se dedica al negocio carbonífero pero negó ser el concesionario de estas instalaciones y señaló a la Secretaría del Trabajo del gobierno federal por no llevar a cabo las inspecciones necesarias en materia de seguridad.

Guadiana Tijerina explicó que el colapso de una pared o un techo inundó el túnel donde los trabajadores realizaban excavaciones y que de acuerdo con los antecedentes en este tipo de accidentes, la inundación habría sido inmediata por lo que las posibilidades de sobrevivencia serían muy reducidas, aunque manifestó su deseo por estar equivocado en este caso.

El senador de Morena negó ser dueño de la mina accidentada

Finalmente, el empresario carbonífero detalló que el accidente de esta semana se presentó en una pequeña mina, que en la región son conocidas como “pocitos”, la cual se valió de las viejas instalaciones de una mina mayor, pero insistió que corresponde a la secretaría del Trabajo inspeccionar estos lugares para cerciorarse que cuentan con las medidas mínimas de seguridad.

Por su parte, el colectivo Pasta de Conchos acusó que los trabajadores que sufrieron el accidente del pasado 3 de agosto se desempeñaban en condiciones precarias y sin seguridad, por lo que exigieron a las autoridades tomar medidas al respecto. Explicaron que la necesidad económica de los habitantes de la región los orilla a tomar este tipo de trabajos, aún cuando representan un elevado riesgo.


 

Relacionadas: