Trajeado y tranquilo, así fue la audiencia donde Lozoya fue testigo por Odebrecht | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Trajeado y tranquilo, así fue la audiencia donde Lozoya fue testigo por Odebrecht

Este miércoles a las 09:00 horas el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, volverá al banquillo de los acusados, ya como vinculado a proceso y ahora en el Reclusorio Norte


Trajeado y tranquilo, así fue la audiencia donde Lozoya fue testigo por Odebrecht | El Imparcial de Oaxaca

Doce minutos antes de las 13:00 horas inició la audiencia en el Reclusorio Sur. Emilio Lozoya lucía tranquilo, portaba un traje azul marino, corbata del mismo color y un pañuelo blanco en el bolsillo del saco.

A sus costados estaban sus abogados: Javier Coello Trejo, su hijo Javier Coello Zuarth y Javier Esquinca González. El juez era Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, el mismo que decidió enviar a prisión -como medida preventiva- a Rosario Robles.

Se trataba de la audiencia de Artur Gerhard Henze, un empresario alemán propietario de la compañía Zecapan, involucrada en la triangulación de recursos por el caso Odebrecht.

Pero ese 30 de julio de 2018, Lozoya Austin no se veía preocupado, y es que sabía que la entonces Procuraduría General de la República de Enrique Peña Nieto intentaría archivar esa investigación.

¿El argumento? El dinero de los sobornos de Odebrecht correspondía a depósitos relacionados con negocios de una empresaria que ya había fallecido. Para validar esa narrativa, el testimonio de Gerhard Henze era fundamental.

“Hay una persona que está investigada hasta este momento. Puede dar su nombre, por favor”, pidió el juez Delgadillo Padierna. -Buenos días, su Señoría. Emilio Ricardo Lozoya Austin.

Enseguida, y para efectos de registro, el juez le preguntó a Lozoya si era mayor de edad, si pertenecía a un grupo o comunidad indígena, si entendía y hablaba el idioma español, además de que si le habían explicado sus derechos y los había entendido.

Esta audiencia, de la cual MILENIO tiene copia, el ex director de Pemex no tuvo más participación, pues las más de tres horas se concentraron en el testimonio, con intérprete de por medio, de Gerhard Henze, empresario alemán radicado en Suiza, también dueño de la compañía Martellus, dedicada a tecnología de asfaltos denominada Nano Sky.

En todo este tiempo que duró la audiencia, correspondiente a una prueba anticipada, Lozoya Austin cuchicheó con sus abogados, estuvo tranquilo, cruzó los brazos.

En ese entonces, el ex director de Pemex todavía no estaba imputado, pero ahora, más de tres años después, Emilio Lozoya volverá al banquillo de los acusados, ya como vinculado a proceso y ahora en el Reclusorio Norte.

Este miércoles a las 09:00 horas, será la primera vez que esté citado de manera presencial el ex director de Pemex, desde que fue aprehendido en Málaga, España, y extraditado a México, pues todo este proceso lo ha llevado de manera virtual por la pandemia de covid-19.

Sin embargo, cabe la posibilidad que la defensa de Lozoya Austin presente algún escrito en el que solicite no estar de forma presencial en la sala 1 del Centro de Justicia Penal Federal.

Esta audiencia, correspondiente a una prórroga de plazo de investigación, es definitoria para Lozoya Austin, pues se decidirá si las pruebas que ha aportado de presuntos actos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto por el caso Odebrecht son suficientes para que la Fiscalía General de la República le conceda el criterio de oportunidad y con ello ya no se le persiga por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero que pesan en su contra. https://www.milenio.com/politica/trajeado-tranquilo-audiencia-lozoya-testigo-odebrecht