Exponer a presos en cárceles a vídeos virtuales de la naturaleza reducirían su estrés | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Exponer a presos en cárceles a vídeos virtuales de la naturaleza reducirían su estrés

Un estudio reciente hecho por a Universidad de Utah revelo que la exposición a imágenes o sonidos de la naturaleza


Exponer a presos en cárceles a vídeos virtuales de la naturaleza reducirían su estrés | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Utah encuentra que la exposición a imágenes o sonidos de la naturaleza, aunque sea de forma virtual, disminuyó los signos fisiológicos de estrés en los encarcelados y estimuló su interés en aprender más sobre los hábitats que experimentaron.

Los hallazgos del estudio, publicado en Ecopsychology, podrían utilizarse para beneficiar la salud física y mental de los encarcelados.

Habitación Azul

Durante años, Nalini Nadkarni, de la Facultad de Ciencias Biológicas, ha llevado la ciencia y la naturaleza a las cárceles, a personas que tienen poco o ningún contacto con lo que ella. Uno de sus esfuerzos, en la cárcel de Snake River, se llama “Habitación Azul”, una habitación en una instalación de máxima seguridad donde las personas en confinamiento solitario pueden ver videos que muestran entornos naturales.

El trabajo anterior mostró que las personas que vieron los videos reportaron estados de ánimo más positivos y cometieron menos infracciones violentas. The Blue Room incluso fue nombrada una de las 25 principales innovaciones de 2014 por la revista Time.

Los investigadores monitorearon el nivel de estrés de los participantes con dos medidas: el cortisol salival, que responde a los cambios en el estrés en minutos, y la respuesta galvánica de la piel, que mide los cambios inconscientes en las propiedades eléctricas de la piel relacionadas con los estados emocionales.

Los participantes informaron sentirse menos estresados ​​después de las experiencias de la naturaleza virtual, y las mediciones fisiológicas lo respaldaron. La exposición a la naturaleza disminuyó considerablemente su estrés.

Los investigadores también notaron que los videos producían una respuesta más variable en general que el audio, lo que significa que diferentes hábitats de video producían diferentes respuestas para aliviar el estrés, mientras que las respuestas a diferentes hábitats de audio eran en gran parte constantes.


 

Relacionadas: