Un día como hoy, pero de hace 56 años, las mujeres votaron por primera vez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Un día como hoy, pero de hace 56 años, las mujeres votaron por primera vez

La igualdad de género en México tuvo sus inicios en la Constitución de 1917, con lo que, nuestro país comenzó a construir el camino hacia el reconocimiento de los derechos fundamentales de las mujeres


Un día como hoy, pero de hace 56 años, las mujeres votaron por primera vez | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

Uno de los sucesos noticiosos más relevantes de mediados del siglo XX, se dio en octubre de 1953, al votarse en el congreso mexicano las reformas constitucionales que dieron, por primera vez, el derecho al sufragio femenino a nivel federal, mismo que representó un gran logro para los movimientos feministas surgidos en la época.

En la primera plana de Excélsior del 18 de octubre de 1953, se puede leer: “Todas las mujeres de México, a partir de ayer, quedaron convertidas en ciudadanas, con plenitud de derechos para todos los cargos de elección popular.” Considerándose una “Transformación total de la política en la República Mexicana.”

La relevancia del acontecimiento se vio reflejada en julio de 1955, cuando por primera vez las mujeres acudieron a las urnas electorales para emitir su voto durante la elección de diputados federales para la XLIII Legislatura. Con ello, se buscó reforzar el sistema democrático del país luego de que, en 1952, la Organización de las Naciones Unidas estableciera que los países democráticos debían reconocer la ciudadanía de todos sus integrantes, incluyendo las mujeres; además del creciente número de movimientos feministas, así como congresos que buscaban condiciones sociales más justas.

Las largas filas evidenciaban la presencia femenina en las elecciones: los materiales fotográficos que Excélsior resguarda en su acervo histórico, dan cuenta de la participación de las mujeres para ejercer, por primera vez, su derecho a elegir a sus representantes.

La edición de la primera semana de julio de 1953 de Revista de Revistas, uno de los suplementos más importantes de Excélsior, tocó el tema con algunos artículos especiales, incluido un texto de Adriana lombardo de Silva, candidata a diputada local por el Partido Popular; quien a lo largo de dos páginas expresó su postura respecto de la lucha emprendida por las mujeres para lograr ejercer sus derechos políticos y sociales.

“…la mujer mexicana puede y debe intervenir en las cuestiones políticas, económicas y sociales de nuestra patria. Su conocimiento de la cosa pública es directo; debe enriquecerse con una aplicación afanosa al estudio de los fenómenos sociales del país. Se enriquecerá evidentemente. Pero, mientras tanto, la mujer mexicana ha de participar en la práctica y en el ejercicio de sus derechos para modificar en alguna forma la dura realidad que ella –mejor que nadie- conoce”, mencionó la candidata en el texto.

En la misma edición informativa de Revista de Revistas, se incluye una reflexión sobre la inclusión de las mujeres en los comicios electorales. Se coloca a la mujer como “el núcleo de la patria”, mientras que ofrece un panorama a futuro de la figura femenina en el ámbito político del país.

ALGUNOS ANTECEDENTES

Los movimientos feministas en México han jugado un papel predominante en la consolidación de sus demandas. Tal es el caso del semanario Violetas de Anáhuac, que comenzó a circular en 1887, durante el periodo porfirista; fundado por la escritora Laureana Wright de Kleinhans, conformado y redactado solamente por mujeres, demandaba derechos de voz y voto femenino. Uno de los primeros antecedentes de la lucha femenina en la vida política mexicana, predominantemente conformada por hombres.

En 1923, se convocó al Primer Congreso Nacional Feminista, en el que participaron 100 mujeres quienes solicitaron igualdad civil, además de representación parlamentaria. A finales de ese mismo año, Elvia Carrillo Puerto se convirtió en la primera mujer electa al Congreso local de Yucatán. Cabe resaltar que las constantes amenazas que recibió le orillaron a renunciar dos años después, convirtiéndose en una víctima más de violencia de género misma que subsiste hasta nuestros días.

En la década de los 40, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa presidencial que establecía la participación de las mujeres, y la apertura del derecho de estas a votar y ser votadas, en elecciones municipales, esto mediante la adición del artículo 115 en la Constitución.

En ese sentido, Excélsior publicaba una columna semanal denominada “Lo que interesa a las damas; ideas, consejos, fórmulas, novedades, y moda” que trataba temas exclusivos para mujeres y que, además, tocaba algunos aspectos del feminismo ideológico de la época en donde se definía como un movimiento que buscaba ir de la mano del hombre en igualdad y juntos construir un mejor país mediante la equidad de género.

Por su parte, la escritora y profesora, Griselda Álvarez, se desempeñó como legisladora en el congreso de Colima en 1976. Ya en 1979, compitió por la gubernatura de Colima, quedándose con el cargo. Ya como primera gobernadora del estado, Álvarez centró su gestión en la educación de aquella demarcación.

El derecho de la mujer al voto, representó un cambio político sin precedentes en la historia de México, con lo que, se abrió la brecha para dar paso a un giro significativo de paradigmas en cuanto a la percepción de la mujer como integrante de la sociedad.


 

Relacionadas: