Semáforo de reactivación económica será de carácter federal
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Semáforo de reactivación económica será de carácter federal

Mientras el Gobierno Federal se resiste al endeudamiento público, algunos gobiernos estatales ya prevén créditos para enfrentar la crisis

Semáforo de reactivación económica será de carácter federal | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

El semáforo para reactivar la economía nacional será de carácter federal para evitar la descoordinación entre Federación y estados, sostuvo la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“No podemos tener consideraciones de semáforos locales porque entonces, sería descordinación total en nuestro país”, declaró la funcionaria.

Las declaraciones de Cordero se dieron luego de que, durante una reunión virtual de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), mandatarios estatales expresaron que buscan aplicar sus propios semáforos de reapertura.

Entre los gobernadores que rechazaron la aplicación de un semáforo general están los mandatarios de Coahuila, Miguel Riquelme, de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, y de Guerrero, Héctor Astudillo.

También, la estrategia para enfrentar los efectos económicos del Covid-19, provocó un choque entre el Gobierno Federal que se resiste al endeudamiento público y los gobiernos estatales que solicitarán crédito debido a la pandemia.

Ante los estragos económicos causados por el coronavirus, el Gobierno Federal informó que no solicitará deuda pública y adoptará una estrategia de austeridad que incluye la instrucción a todas las dependencias federales de no ejercer el 75 por ciento de su presupuesto durante la segunda mitad del año, a excepción de la Secretaría de Salud, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional.

En contraste, los gobernadores de Jalisco, Tamaulipas, Yucatán y Guanajuato-hasta ahora-anunciaron que recurrirán al endeudamiento de sus Estados para enfrentar el Covid-19.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, prevé la contratación de una deuda de 6 mil 200 millones de pesos que serían destinados a reactivar la economía local afectada por la pandemia.

Con la nueva deuda, Jalisco tendría un endeudamiento superior a los 31 mil millones de pesos.

El Congreso de Tamaulipas autorizó al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca solicitar un crédito por 4 mil 600 millones de pesos para atender la emergencia por Covid 19.

La deuda se pagará en un plazo de 20 años con cargo a las participaciones.

Cabeza de Vaca argumentó que el crédito es necesario para evitar la caída en la economía de la entidad. La iniciativa aprobada compromete el 8.5 por ciento de las participaciones en los fondos general de participaciones federales para solventar la deuda.

El Gobernador de Guanajuato, anunció enviará al Congreso estatal una solicitud de aprobación de un nuevo crédito por 5 mil millones de pesos y la modificación del Impuesto Sobre la Nómina que entrará en vigor a partir de 2022 para obtener recursos que le permitan enfrentar la crisis económica generada por la epidemia de coronavirus.

En contraste, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció un recorte del 50 por ciento del gasto corriente ante la caída de la recaudación de impuestos prevista por el Covid-19. Se trata de una reducción de 20 mil millones de pesos, que se suman a otros 25 mil millones de pesos que ya habían sido reorientados en 2019.

Propone PNUD  transferencias a población vulnerable

Por su parte, El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sugirió contratar deuda para garantizar transferencias de 3 mil 500 pesos al mes a los sectores más vulnerables.

Durante la presentación del estudio  “Desafíos de desarrollo ante Covid-19 en México, panorama socioeconómico”, el PNUD anticipó que en octubre se estima una caída de 8.7 por ciento de la economía nacional.

El estudio, en el que participaron 20 especialistas en política económica, fiscal, monetaria y pobreza, propone entregar apoyos financieros a empresas a través de créditos y subsidios, adquirir deuda pública apalancada con la aplicación de medidas fiscales y consensuar el levantamiento de las medidas de contención con los gobiernos locales y los diferentes sectores de la economía.

 

Relacionadas: