Denuncian ríos de sangre y tripas en Saltillo por rastro irregular | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Denuncian ríos de sangre y tripas en Saltillo por rastro irregular

El Rastro de Saltillo no cuenta con los permisos de la Secretaría de Medio Ambiente para funcionar. ‘Maquiladora y Exportadora de Carnes’ ha vertido sangre y vísceras al drenaje, lo que ha generado un riesgo sanitario para la población y multas de 80 mil pesos al mes que el Municipio habría pagado,


Denuncian ríos de sangre y tripas en Saltillo por rastro irregular | El Imparcial de Oaxaca

El único Rastro formal en Saltillo opera de forma irregular. Ubicado al sur de la capital, “Maquiladora y Exportadora de Carnes” comparte concesión con el Municipio y deudas que habrían sido solventadas por éste último para permitir su operación.

El establecimiento Tipo Inspección Federal Nº 377 carece de la madre de todas las licencias de funcionamiento: la autorización de Impacto Ambiental que expide la Secretaría del Medio Ambiente (SEMA). Así lo confirmó el subsecretario de SEMA a Vanguardia. “No tenemos registro de algún trámite, al menos desde el 2012 para acá, el Rastro no está en orden”, aseguró el Ing. Óscar Flores García.

Existen dos niveles de estudio ambiental. El más común es el informe preventivo, un cuestionario grande, que marca qué tipo de proyecto es y cómo se desarrolla. El segundo es un manifiesto de impacto ambiental, debe ser aplicado por parques industriales o empresas que generen más de 10 toneladas de desechos al año, como el caso del Rastro. En ambos casos, la Secretaría del Medio Ambiente carece de un registro o acercamiento de parte de la maquiladora de carne.

En pocas palabras, el estudio de impacto ambiental indica qué es lo que hace la empresa, y la dependencia brinda recomendaciones de qué es lo que se debe hacer para minimizar un impacto; de no cumplir con éstas, no procede y, por ende, no debería operar.

“No debería de operar, el manifiesto de impacto ambiental es el acta de nacimiento, de ahí sigue la licencia sanitaria, plan de prevención de accidentes, autorización de ecología, desarrollo urbano”, informó Pedro Valdez Moncada, director del Departamento de Ecología municipal, por lo que SEMA podría requerir su clausura ante la Procuraduría del Medio Ambiente del Estado.