En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias

Mujeres y hombres mixtecos trabajan y se capacitan para cosechar productos orgánicos


  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias
  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias
  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias
  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias
  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias
  • En Ojo de Agua, Tlaxiaco, logran alimentación sana para sus familias

30 mujeres y hombres lograron la subsistencia alimentaria en sus hogares con la producción de hortalizas bajo el sistema orgánico, en la comunidad de Ojo de Agua, Tlaxiaco, luego de capacitarse desde la elaboración de los abonos orgánicos hasta los cuidados de las plantas.

El grupo de horticultores de Ojo de Agua denominado Manos Mágicas del Campo, realiza trabajo desde la elaboración de los abonos naturales hasta la siembra y cuidados de las hortalizas; además de las ventas de los productos, dio a conocer Dora María Moreno López, representante del grupo de productores orgánicos de Ojo de Agua.

SE FORMA EL GRUPO
La organización de las mujeres mixtecas surge ante la necesidad de lograr empleos, así como subsistencia económica y alimentaria para sus familias. Se lograron 30 macro túneles, a través del programa estratégico de seguridad alimentaria, Pesa, con lo que iniciaron con la siembra de hortalizas, ya que para la zona de Tlaxiaco en su clima es frío.

El grupo de horticultores Manos Mágicas del Campo se ha capacitado en la elaboración de abono orgánicos, cuidado de todos los ciclos de plantas y hortalizas, la venta sin intermediarios en los mercados locales de la región Mixteca Alta, así como las exposiciones que propiamente se hacen tanto en la comunidad como en otras poblaciones.

La necesidad de vender hortalizas orgánicas surge por lograr verduras sin sustancias tóxicas, ya que se conoce que al mercado de Tlaxiaco llegan en grandes carros desde el estado de Puebla y se dice que éstas son regadas con aguas negras o simplemente se desconoce su forma de producción.

Ante esta situación, las mujeres y varones están trabajando la agricultura protegida con el fin de incursionar en las tecnologías, falta mucho por hacer en este tema pero se prevé seguir en las capacitaciones, ya que muchas personas en la actualidad tienen sus tierras como algo muy preciado.

SE CAPACITAN
Surgieron estas mujeres con el programa Pesa y las capacitaciones, se adquirieron 30 macro túneles, con el fin de generar una producción sana sin fertilizantes químicos, la mayoría de los integrantes son de la Red de Amaranto de la Mixteca Alta de Tlaxiaco, desde luego que en el tema de gestión también han recibido asesoría y trae como resultado ofrecer hortalizas frescas de manera directa y sin intermediarios.

Las mujeres productoras se han puesto a reflexionar que en la región Mixteca ya es necesario producir por lo menos lo que comemos, pero con abonos orgánicos, todo esto para que sea una alternativa para evitar enfermedades. Se han capacitado con especialistas para el control de plagas y ya saben distinguir que es un hongo, pulgones, cenicilla, entre otros.

CALIDAD EN LOS PRODUCTOS
Se han capacitado de manera constante y ya han logrado conocimiento para lograr preparados de ceniza, cal, infusiones, tabaco, chile, cebolla, ajo, flor de cempasúchil y ofrecer a la comunidad hortalizas orgánicas.

Los productos que ofrecen son de buen calidad, no usan aguas negras como hacen en otros lugares y además no tienen sustancias nocivas para la salud, porque están evitando los venenos que utilizan para las plagas o como los insecticidas o los herbicidas, cero utilización de esos compuestos químicos que no solo han afectado a la humanidad sino al medio ambiente, agua, suelo y atmósfera.

QUIEREN UN MERCADO
El proyecto es lograr un lugar en la comunidad para la venta de los productos, un mercado donde se puedan comercializar los resultados, pero también venderlos ya procesados, es decir, ofrecer la gastronomía con productos que vienen del campo.

Se ha cumplido el primer paso que es alimentar a la familia con productos orgánicos y sin químicos; ahora se está trabajando para generar e incrementar la producción para su venta y con ello lograr los recursos económicos, también la adquisición de alguna maquinaria, como lo es una picadora, molino para queso, equipos de ayuda para el trabajo; además, los intercambios que se han hecho con la gente de la comunidad de Mexicalcingo, donde los compartimientos han generado muchos conocimientos y experiencias, además se han formado como un grupo de auto ahorro.