En Oaxaca, cuestionan vecinos de Colinas de la Soledad omisión municipal | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En Oaxaca, cuestionan vecinos de Colinas de la Soledad omisión municipal

Piden atender la problemática vial, violación al uso de suelo, creciente inseguridad y falta de servicios municipales


En Oaxaca, cuestionan vecinos de Colinas de la Soledad omisión municipal | El Imparcial de Oaxaca

Vecinos del fraccionamiento Colinas de la Soledad exigieron al gobierno municipal atender la creciente problemática de vialidad, violación al uso de suelo, así como la creciente y preocupante inseguridad.

Los habitantes de la zona habitacional demandaron al presidente municipal, José Antonio Hernández Fraguas, conocer de la grave situación que atraviesan y recorrer con ellos el lugar en horas pico.

Lamentaron que a lo largo del bulevar de la Paz prevalezca la doble y hasta triple fila en una zona en la cual la anarquía se ha empoderado, debido a la omisión por parte de la autoridad.

Recordaron que desde hace 10 días aproximadamente, elaboraron y dirigieron un escrito formal al Comisario de Vialidad del ayuntamiento capitalino, Felipe Reyna Romero, para que tomara cartas en el asunto en materia vial.

Cuestionaron que hasta el momento el encargado del rubro vial no ha atendido la petición ciudadana de evitar la doble fila, circulación en sentido contrario y ocupación de cocheras.

“Bastante tenemos con las unidades de motor de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que se estacionan en los alrededores del Parque del fraccionamiento y calles circunvecinas, pese a obstruir las cocheras de particulares”, se quejaron.

De igual manera, añadieron que en horas pico llegan a ocuparse dos carriles laterales de la vialidad principal para estacionarse y únicamente dejan el carril de en medio para circular, lo cual convierte al bulevar en un cuello de botella.

Indicaron que los automovilistas que bajan del ejido Guadalupe Victoria contribuyen a la situación de caos vial, dado que se incorporan en sentido contrario al bulevar la Paz. “No hay capacidad para desahogar la cantidad de vehículos que circulan a diario”.

En otro punto, afirmaron que se ha violentado el uso de suelo, dado que al ser exclusivamente de uso habitacional, no se permite otro uso y lo cual debe supervisar y regular el ayuntamiento de la ciudad.

“Aquí una casa sí y la otra también han sido rentadas como oficinas públicas y eso ha roto con la tranquilidad de la zona, es urgente que la autoridad ponga orden porque nosotros pagamos nuestros impuestos y queremos vivir en paz”, dijeron.

Los moradores consideraron arbitrario y violatorio de la ley y reglamento municipal que los domicilios para uso habitacional se conviertan en oficinas, debido a que traen consigo otros problemas a los colonos.

“Queremos que el ayuntamiento de la ciudad cancele las viviendas convertidas en oficinas públicas, debido a que son irregulares y el municipio debe atender el problema y solucionarlo; es necesario que el presidente municipal venga y dialogue con nosotros, y buscar una solución urgente”, apuntaron.

Reiteraron el llamado a la Comisaria de Vialidad, para que designen agentes para regular la circulación poco antes de las 8 horas, debido a que es el punto de entrada de personal de CFE, estudiantes del Colegio Lasalle y Jardín de Niños Lomas Verdes.

“Los automovilistas no respetan los sentidos de la vialidad, se estacionan en los accesos a los domicilios particulares y violan los límites de velocidad, por lo que pedimos su intervención inmediata para evitar mayores problemas”, citaron los colonos representados por Óscar Roldan Osegueda, presidente de la asociación.

Así también, alertaron sobre el incremento de la delincuencia en la zona habitacional, debido a la escasa vigilancia policial, pues en últimas fechas se han visto a personas sospechosas que se estacionan en las calles del fraccionamiento.

Otra queja de los habitantes del fraccionamiento, es la falta de barrido de las calles por parte de personal del ayuntamiento capitalino y el mantenimiento a los camellones y áreas verdes, las cuales han sido atendidas por los propios vecinos, quienes han pagado barrido desde hace más de 30 años.