Ahogan ambulantes templo de San Juan de Dios  y obras al primer templo en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Ahogan ambulantes templo de San Juan de Dios  y obras al primer templo en Oaxaca

La primera ceremonia religiosa fue realizada el 25 de noviembre de 1521


Ahogan ambulantes templo de San Juan de Dios  y obras al primer templo en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Cercado por puestos ambulantes y en reconstrucción es el estado que guarda el emblemático templo de San Juan de Dios, edificado en el lugar que hace 500 años fue sede de la primera misa en Oaxaca.

Fue el pasado 25 de noviembre cuando se conmemoraron los cinco siglos de este evento, acaecido en 1521 bajo la sombra de un huaje, como cita una pintura al interior del templo y como ha confirmado la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca.

“El 25 de Noviembre de 1521 dia (sic) en que llegaron a Oaxaca las fuerzas expedicionarias enviadas por Hernán Cortés, se dijo la primera misa en este pais (sic) por el Padre Juan Diaz, en la margen derecha del Atoyac y al pie de un árbol de huaje”, se lee en una de las ocho pinturas de la nave del templo ubicado en la capital oaxaqueña.

Las banquetas que rodean al templo se encuentran ocupadas por decenas de puestos semifijos del llamado comercio ambulante. Incluso, una placa que por el valor histórico del templo colocaron autoridades de cultura del país ha quedado oculta por una de las estructuras.

En tanto, en el interior del recinto se realizan trabajos de reconstrucción por parte del Instituto del Patrimonio Cultural de Oaxaca, pues como otros bienes culturales el templo ha sufrido los embates del tiempo y los terremotos.

De acuerdo con las placas informativas, este fue el primer templo y convento edificado en la ciudad de Oaxaca, e inicialmente estaba consagrado a Santa Catalina Mártir. Además de que muchas veces se consideró catedral, debido a que en él vivió el primer obispo de Oaxaca, Juan López de Zárate, llegado en 1535.

Su edificación se remonta a la década de 1520 y se señala como fundador del mismo al Capitán Antonio Díaz Blaceda, quien “de su propio peculio pagó los gastos iniciales hasta dotarlo de un hospital para doce camas, oficinas, vivienda para seis religiosos y un sacerdote para la administración de los sacramentos, además de un huerto”.

El hospital, refieren, fue apoyado posteriormente por el filántropo Manuel Fernández de Fiallo y las limosnas de la feligresía, aunque se clausuró “por falta de recursos y fallecimiento de los monjes” juaninos, quienes habían llegado a Oaxaca en 1669 y desde entonces se hicieron cargo del espacio, el que en 1702 fue dedicado a San Juan de Dios.

Un incendio en 1864 es parte de los fenómenos que también afectaron el templo, el que desde el siglo 19 quedó reducido en territorio, pues desde 1888 los terrenos del templo que antes eran celdas, hospital y huerto ahora albergan el mercado 20 de Noviembre.