Denuncian a juez de represalias contra víctimas de violencia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Denuncian a juez de represalias contra víctimas de violencia

Luvia Altamirano Raymundo ha demandado a su exesposo por violencia familiar; este domingo, Fidel Gallegos debía devolverle al menor, pero no lo hizo


Denuncian a juez de represalias contra víctimas de violencia | El Imparcial de Oaxaca
Gavel, judge hammer. Close up of wooden hammer with gold details. Concepts of law and auction.

A Luvia Altamirano Raymundo le iba a ser devuelto su hijo la tarde de este domingo, después de la convivencia con su padre, el juez segundo de distrito Fidel Gallegos Figueroa. Sin embargo, no ocurrió, pues al llegar al juzgado, punto de encuentro, la única explicación que le dieron es que no había ni juez, ni secretario, ni personal, mucho menos que se encontraba el menor.

“Yo logro ver la camioneta negra de mi exesposo con el chofer y llamo a la policía”, pero no llega, cuenta Luvia, a quien solo le respondieron que interpusiera una denuncia. 

Desde abril de 2020, luego de ser agredida por su expareja y denunciarlo por eso, se ha agudizado su martirio para lograr justicia por la violencia en su contra y en contra de su hijo.

Después de que el 9 de julio de 2021 una juez modificó la guarda y custodia por la modalidad compartida, Luvia ha lidiado con el tráfico de influencias del que, explica, se ha valido Fidel Gallegos para arrebatarle al menor. Este domingo, su hijo no le fue entregado, a pesar del acuerdo.

“Esa es la venganza de la juez (cuarto de lo familiar, Joanna Vasconcelos Sánchez) porque yo denuncié que como ya traían el plan de quitarme a mi hijo a ella la iban a convertir en magistrada como premio”, señaló la madre, quien junto con otras víctimas de violencia y organizaciones en defensa de la mujer exigieron no otorgar el puesto de magistrada a Vasconcelos y otros candidatos.

En entrevista, Altamirano explica que en múltiples ocasiones sus denuncias han sido obstaculizadas por el padre del menor y esta jueza, así como la anterior que llevaba el caso, Gabriela Prieto Allende.

“Es evidentemente una represalia de la jueza porque impedí que llegara a ser magistrada, por eso con una premura, en esta semana me lo quitó. Con engaños me lo quitó el viernes y hoy con engaños ya no me lo entregó”, denuncia Luvia.