“Ventas Muertas” de amaranto, figuras de azúcar y chocolate | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

“Ventas Muertas” de amaranto, figuras de azúcar y chocolate

El aumento en los precios dificultó la comercialización de estos tradicionales dulces


“Ventas Muertas” de amaranto, figuras de azúcar y chocolate | El Imparcial de Oaxaca

La venta de figuras de amaranto, azúcar y chocolate entre otros dulces típicos de la temporada de Día de Muertos estuvo triste, así lo expresó Verónica, una comerciante que se encuentra localizada en la calle de Aldama, en la entrada al mercado Benito Juárez de la ciudad de Oaxaca.

Habitualmente, las ventas comienzan desde el 20 de octubre hasta el 2 de noviembre, periodo que abarcan los preparativos para la festividad del Día de Muertos. La comerciante heredó esta actividad de su madre y lleva 10 años poniendo en el mercado figuras de cráneos a base de amaranto, chocolate y azúcar.

También tiene personajes de la película Coco y otros relacionados a esta celebración que mantiene la creencia de que las almas de las personas que ya murieron regresan a visitar a sus familias.

No obstante, aunque Oaxaca se encuentra en semáforo verde de riesgo epidemiológico, las ventas no fueron las esperadas. “Hace un año vendimos más, en plena pandemia; ahorita, la gente solo pregunta y no compra”, afirma Verónica, a la par que reconoce un aumento en los precios hasta en un 100 por ciento.

En el puesto de la mujer originaria de la capital había figuras desde los 10 pesos hasta aquellos de más de 100 pesos. Las figuras pequeñas que hace un año estaban en 5 pesos, ahora valen el doble y así se incrementó el precio de la mercancía. Incluso, Verónica adquirió menos cantidad por no contar con el dinero suficiente para invertir.

“Yo vendo calidad, por eso me cuesta un poco más; mis proveedoras son de la ciudad de Oaxaca, personas de la región del Istmo, quienes desde hace varios años trabajan en la elaboración de estos dulces tradicionales”, señaló.

Comparó que en otros puntos, las personas pueden encontrar artículos más económicos, pero que provienen de la Ciudad de México o de otros puntos que son de menor calidad.

Por último, Verónica espera que su mercancía pueda ser vendida en los próximos días y con ello recuperar, por lo menos, la inversión en dichos productos.