Abogan por Bici Ruta; faltan vías seguras para ciclistas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Abogan por Bici Ruta; faltan vías seguras para ciclistas

Las muertes viales son una pandemia silenciosa y se pueden evitar con bici rutas: Gaby Bici Blanca


Abogan por Bici Ruta; faltan vías seguras para ciclistas | El Imparcial de Oaxaca

A Esther Soto la muerte de su hermana Gabriela le dejó una huella imborrable, pero también la conciencia y las fuerzas para luchar por justicia y el respeto y espacios seguros para quienes usan la bicicleta.

Fue el 18 de diciembre cuando Gaby murió atropellada por un camión de la línea Zaachila Yoo mientras se trasladaba a bordo de su bicicleta en el bulevar Guadalupe Hinojosa, en Santa Cruz Xoxocotlán.

Esther no era usuaria habitual de este medio de transporte, de recreación y de deporte. Incluso le temía y teme por lo vivido con su hermana, una ciclista experimentada, pero “frágil ante la velocidad y la imprudencia” de otros.

Tampoco prestaba atención a la infraestructura existente para este vehículo no contaminante, aunque la identificaba en algunas zonas de la ciudad de Oaxaca y municipios conurbados como Santa Lucía del Camino o Tlalixtac.

Fundadora del colectivo Gaby Bici Blanca, creado en memoria de su hermana, Esther se ha desarrollado como “bici activista”. Aunque para ello tuvo que involucrarse más en el tema y usar la bicicleta como medio de transporte.

Esta labor y cambio en su vida la llevaron a ver que, en el estado de Oaxaca, principalmente en la zona metropolitana, aún se carece de infraestructura para ciclistas y vialidades sustentables.

“Hay poca infraestructura y necesita mantenimiento”, subraya Esther, quien a la par de ello ha tenido que aprender de cuestiones administrativas y del Código Penal en la búsqueda de justicia para su hermana y el respeto a usuarios de la bicicleta.

Al igual que la atención a los tramos de ciclovía como en la calle García Vigil o de los carriles compartidos en la calzada Madero, avenida de la Independencia y otros puntos de la ciudad de Oaxaca, Esther considera muy necesario “fomentar el respeto y la movilidad segura”.

Con la Bici Ruta, que se trabaja en la colonia Reforma, Esther percibe un buen esfuerzo, aunque también necesita instruir a la sociedad sobre el significado de la señalética y la forma en que se hizo el confinamiento.

Sin embargo, cree también que, si existiera el respeto de parte de automovilistas, motociclistas y conductores respecto a otro tipo de vehículos motorizados, confinar un espacio no sería tan necesario.

La ciclovía en la calle Amapolas ha generado la inconformidad de algunos comerciantes y vecinos de la colonia Reforma, quienes señalan que no fueron consultados y que el proyecto los afecta porque no podrán estacionarse o transitar en el carril confinado. Además de pensar que es con fines deportivos o recreativos, cuando la Secretaría de Movilidad ha reiterado que es para dar seguridad a ciclistas e impulsar otras formas de transporte sustentable.

“Cuando la gente ha comentado que se les está violando el derecho, también a nosotros como ciclistas nos están violando un derecho a la movilidad, nos están restringiendo un derecho constitucional”, agrega Soto sobre violaciones que han derivado en miles de muertes por accidentes viales. Una de ellas la de su hermana.

“Las muertes viales se pueden evitar con bici rutas; las muertes viales son una pandemia silenciosa, contrario a lo que vivimos con la Covid, son una pandemia que ataca a nuestras niñas, niños y adolescentes”, subraya.

Al mirar a la historia, Soto señala que la bicicleta había sido el transporte por excelencia, pero con la invención e impulso del auto se perdió la prioridad en la movilidad. Si en el papel o la teoría esta pone en primer sitio al peatón (incluidas personas con discapacidad o movilidad restringida), luego a los ciclistas, después al transporte público, al de carga y en último sitio al transporte privado, esto se ha invertido.

“Como sociedad hemos posicionado en primer lugar en la jerarquía de movilidad al auto privado, ni siquiera al transporte público. Y siempre hemos visto como un privilegio tener la capacidad económica de adquirir uno, dos o tres autos para una familia de tres personas. Es un gasto innecesario”.

Proyectos como la Bici Ruta, dice Esther, están haciendo de Oaxaca un estado más saludable y seguro, uno de calidad no solo para turistas sino locales. Al igual que ello destaca las bondades ambientales de la bicicleta y el “plus” para el cuerpo humano, y ser un vehículo que no genera tráfico, pues este, como en la colonia Reforma, ya existía por los autos estacionados en una o hasta dos filas.


 

Relacionadas: