Basura, crisis ambiental y sanitaria en la ciudad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Basura, crisis ambiental y sanitaria en la ciudad de Oaxaca

La educación ambiental y un plan de manejo de residuos se muestran como medidas urgentes por adoptar en la ciudad de Oaxaca


Basura, crisis ambiental y sanitaria en la ciudad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En medio de las suspensiones del servicio de recolección de basura en la ciudad y de una producción diaria de al menos 800 toneladas de residuos, la educación ambiental y un plan de manejo se muestran como medidas urgentes por adoptar en la ciudad de Oaxaca.

En los últimos días, la basura se ha acumulado en los hogares, calles y espacios públicos. Una de las causas es la suspensión del servicio de recolección por el incumplimiento de la autoridad local en el pago de rentas de 40 camiones y en la adquisición de combustible para las más de 60 unidades del servicio, el cierre del acceso al tiradero/relleno municipal y la protesta de trabajadores de limpia. Aunque también permea la falta de educación ambiental para generar menos residuos, separarlos, reutilizar algunos o, en su defecto, reciclarlos.

La basura se ha convertido en “una crisis de insalubridad”, señala Gerardo Aldeco Pinelo, presidente del Colectivo de Organizaciones Ambientalistas de Oaxaca (COA) al recordar que la ciudad se ha transformado en un basurero.

Pero la solución a esta crisis “no es crear nuevos tiraderos municipales” o los llamados rellenos sanitarios ni aumentar la flotilla de camiones recolectores, refiere Aldeco Pinelo sobre una cuestión que el colectivo ya ha expuesto a las autoridades. Si bien podrían mitigar el problema, lo que lo resolverá es la educación ambiental, agrega sobre el reto que vislumbra para la nueva administración municipal, que asumirá el cargo en enero próximo.

“El relleno sanitario de Zaachila está al 90 % de su capacidad y ellos (las autoridades) prevén hacer otro espacio. Pero esa no es la solución, la basura es física y hay un límite para ocupar un espacio”, apunta el ambientalista.

El tiradero municipal fue abierto en 1981 en territorio de la Villa de Zaachila. Para 2006, llegaban a él diariamente 650 toneladas de desechos, según señalaron Pedro A. López Garrido, Jorge Sánchez Gómez y Saúl L. Ramírez Bautista, en el artículo “Saneamiento del tiradero de la ciudad de Oaxaca”.

A la fecha, se estima que solo de la capital llegan a él 800 toneladas diarias en promedio, más otros cientos de una veintena de municipios de la zona conurbada del estado. El volumen recolectado en la ciudad se mantiene, explica el secretario general  del Sindicato Independiente 3 de Marzo, Pablo Gómez. El representante del ente señala que incluso hay días en que el volumen aumenta en los hogares, especialmente porque por la pandemia hay quienes están más tiempo en sus casas. Y a ello se suma un incremento de materiales sanitarios como cubrebocas, guantes, entre otros, por los que han pedido a la población mayor cuidado en su manejo.

Reciclar, una opción ante los bajos ingresos

Parte de los desechos que se recolectan en la ciudad suelen ser aprovechados como material de reciclaje, aunque como un ingreso complementario para los trabajadores de limpia. El salario es poco, señala Pablo Gómez al referirse a la razón por la cual los empleados de limpia tratan de aprovechar ciertos residuos para su venta en sitios de reciclaje.

El rol de la sociedad

Para Gerardo Aldeco, la única oportunidad ante el problema de la basura es aprender a separar la basura, como ya se hace o empieza a realizar en San Bartolo Coyotepec, Tlalixtac de Cabrera, Villa de Etla, Teotitlán del Valle, Huayápam y Mitla.

 “Como sociedad tenemos que participar en la separación de nuestros residuos, en orgánicos e inorgánicos. Pareciera que algo no está funcionando desde los hogares, las empresas. Desde ahí empieza la mitigación de toda la contaminación que hay en las calles”, subraya Aldeco.

El ambientalista señala que esto ayuda a mitigar la crisis, en tanto se aprovechan materiales como el PET. Sin embargo, para que esto sea efectivo las botellas de este tipo deben estar libres de basura, aceite o comida, ya que entonces terminan desechadas por parte de la empresa recicladora.

Sin certeza para operación de camiones recolectores

En el segundo semestre del año son ya dos veces las que los trabajadores de limpia se han quedado sin camiones recolectores, debido al bloqueo de 40 camiones rentados a la empresa Lumo Financiera del Centro. Esto se da ante el incumplimiento del ayuntamiento en el pago de la renta.

Aparte de ello, por la falta de combustible en al menos seis ocasiones, refiere el líder sindical, sobre un problema que afecta a más de 60 unidades, entre ellas las que son propiedad del ayuntamiento. O por la omisión en el mantenimiento de estas últimas, que ha derivado en dos accidentes en este año.