Alegría, temor e inquietud en este regreso a clases | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Alegría, temor e inquietud en este regreso a clases

Solo 2 mil 686 escuelas públicas del estado, una cuarta parte, regresan en una modalidad semipresencial


Alegría, temor e inquietud en este regreso a clases | El Imparcial de Oaxaca

Para Lizeth Cuevas Mendoza, estudiante de cuarto grado de primaria, volver a clases presenciales significó una gran felicidad porque pudo ver nuevamente a sus compañeros y escuela después de 17 meses. Lo mismo fue para Mateo y Ángel, que ya extrañaban ir al colegio. A la salida, varios alumnos de preescolar y primaria de la Casa de Cuna se mostraron alegres en un retorno en medio de la tercera ola de la pandemia de Covid-19. Aunque también reconocieron cierto temor por la posibilidad de contagio.

Pero a diferencia de esta institución privada de la ciudad de Oaxaca, donde las clases fueron semipresenciales, en la primaria Andrés Portillo el arranque del ciclo escolar 2021-2022 consistió solamente en una ceremonia de bienvenida para el alumnado de primer grado.

Como ha señalado el magisterio oaxaqueño, el director de esta institución de la capital subrayó que no hay condiciones para el regreso de todos los estudiantes, pues además de las garantías de salud es necesario el mantenimiento de las instalaciones y sanitarios. Y es que en el mismo inmueble opera otra primaria en el turno vespertino.

Las bardas de la escuela acumulan grafitis a casi año y medio de la pandemia. La incertidumbre por ocupar los salones es patente. Los padres de familia, explicó su director Froylán Fabián Erasto, tuvieron que cooperar para el gel antibacterial y demás insumos.

Tras la ceremonia, las clases seguirán mayormente a distancia y solo se citará a los alumnos para entregar algún trabajo o reforzar algún contenido. En el caso del primer grado, la asistencia se contempla para más días, pero siempre evitando la reunión de los 18 estudiantes.

Con más de 66  mil casos y alrededor de 4 mil 500 muertes por Covid-19, el arranque del ciclo escolar en Oaxaca hizo que solo 2 mil 686 escuelas públicas del estado, una cuarta parte del total de la entidad, regresaran en una modalidad semipresencial. En el caso de las privadas, fueron 447 de 526.

Tanto en la Andrés Portillo como en Casa de Cuna, los protocolos sanitarios fueron parte del inicio del ciclo escolar, aunque cada una con los elementos a la mano.

Clases escalonadas en Casa de Cuna

En la ciudad de Oaxaca, escuelas particulares como la Casa de Cuna apostaron por este modelo, con clases presenciales los lunes, miércoles y viernes; martes y jueves, a distancia. Sin embargo, la decisión estuvo marcada por una baja afluencia y matrícula. Luego de tener hasta 250 alumnos en el ciclo 2019-2020, para el 2021-2022 es de menos de 100 inscritos. La esperanza, dice Gloria Esquivel Pérez, directora de la sección de primaria, es que se inscriban más.

Pero regresar a las aulas también fue resultado de una encuesta a tutores, explica, ya que la mayoría se dijo a favor de seguir a distancia y el resto, por sus condiciones de trabajo o necesidades de sus hijos, por la modalidad presencial.

En uno de los patios, un docente daba clases de activación a tres menores de preescolar, mientras otros estudiantes seguían su jornada en las aulas del primero y segundo piso. Para evitar contactos, la escuela organizó recesos escalonados. Además de vigilar las medidas tanto en la hora de entrada como en la salida.

Ya era necesario ver a los alumnos

Froylán Fabián Erasto, director de la escuela primaria Andrés Portillo, consideró que reencontrarse al menos con una parte del alumnado era necesario, pues en 17 meses tuvieron que adaptarse a las circunstancias e idear nuevas formas para dar clases desde plataformas poco conocidas.

“Tuvimos que actualizarnos porque era necesario, las tareas se mandaron en tiempo y forma y antes de finalizar el ciclo pudimos citar a algunos niños, de manera aislada, para que vieran a sus maestros”, narró.

A diferencia de 2020, el actual ciclo fue con una bienvenida presencial a 16 de los 18 alumnos de primer grado.

“Quisimos hacer este pequeño programa de inauguración con quienes creemos que es más pertinente que nos vean y conozcan, los de primer grado. Que por ciento venían muy felices y contentos y preguntando si se podían quedar. Pero por el momento, no”, explicó el director.