Boleros de la capital oaxaqueña se ven afectados por operativo policial | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Boleros de la capital oaxaqueña se ven afectados por operativo policial

Este domingo, aseadores de calzado como Víctor Daniel Moreno no pudieron laborar; sin embargo, se le permitió trabajar a mujeres se dedicaban la lectura de manos


Boleros de la capital oaxaqueña se ven afectados por operativo policial | El Imparcial de Oaxaca

Aun con un permiso del ayuntamiento para desempeñarse como aseador de calzado en la Plaza de la Constitución (zócalo), Víctor Daniel Moreno no pudo trabajar este domingo en el primer cuadro de la ciudad. Él, que usualmente paga el resguardo de su silla en un estacionamiento, tuvo que buscar un nuevo sitio para dejarlo este domingo, luego de que se le prohibió instalar su equipo de trabajo junto a las jardineras. 

No fue el único, varios boleros no pudieron ingresar al zócalo durante el cuarto día del operativo que restringe el acceso de comerciantes ambulantes al primer cuadro de la ciudad y el andador turístico. Para Moreno, quien por 39 años se ha dedicado a lustrar el calzado, el actuar de los inspectores no es equitativo, pues algunos aseadores que se ubican junto a los puestos que mantienen las organizaciones sociales en esta parte sí pudieron laborar.

“Nosotros tenemos permiso para estar aquí y los de aquel lado (de Palacio de Gobierno), no”, explicó el trabajador, quien como esto cuestionó el actuar de los inspectores de la Subdirección de Regulación de la Actividad en Vía Pública ante las mujeres que se dedican a la lectura de la mano. Esto, dijo, a pesar de que una de ellas ofreció esta lectura a tres inspectores.

“Se supone que son inspectores y no están dejando entrar a nadie; es lo que no entiendo”, explicó Moreno, a quien únicamente le dijeron que debía acudir al palacio municipal para revisar su situación. 

EL IMPARCIAL constató la presencia de al menos tres mujeres que cobraban 50 pesos a quienes accedían a la lectura de manos o de frente, y que aseguraban a las personas decirles su suerte en el amor, el cariño y el trabajo. Como ellas, en esta zona de la ciudad había un puesto con venta de mezcla y cremas de mezcal, a pesar de que la comercialización de bebidas alcohólicas está prohibida en el reglamento que regula la actividad en vía pública.

Al igual que Moreno, más de 20 aseadores de calzado o boleros no pudieron laborar este domingo, aunque en los días previos sí se les permitió desarrollar sus actividades en el zócalo y la Alameda de León.