Restaurantes y puestos limitan el paso peatonal | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Restaurantes y puestos limitan el paso peatonal

Aunque en septiembre fue cerrada y reabierta en el contexto de la pandemia, la servidumbre de paso ha sido omitida en este año; por la instalación de nuevos puestos, peatones cuentan con poco espacio para transitar


Restaurantes y puestos limitan el paso peatonal | El Imparcial de Oaxaca

Bajo el argumento de “salvaguardar la vida y la salud” de sus “colaboradores y clientes”, restaurantes del portal de Flores Magón volvieron a restringir el paso peatonal en esta parte del inmueble catalogado en que operan. La medida que restringe el libre tránsito ya se había aplicado en 2020, pero tras la protesta del activista Markoa Vásquez fue retirada.

No obstante, se ha retomado en meses como enero y el actual. Mediante una reja metálica y una lona, el área conocida como servidumbre de paso se volvió a suprimir en este portal, en su conexión con la calle Flores Magón. Sin embargo, los restaurantes han ampliado sus operaciones a la banqueta y colocado cadenas alrededor de las mesas.

Una situación similar se observó en el otro extremo del portal, del lado de la avenida Miguel Hidalgo, en donde si bien no hay una señalización que restrinja el paso, este se ha limitado a través de la colocación de mobiliario de un restaurante.

Aunque no está especificado en el reglamento de aplicación del Plan Parcial del Centro Histórico, propietarios de restaurantes del portal de Mercaderes señalaron en septiembre pasado que existe un espacio conocido como servidumbre de paso. Este espacio, que había sido limitado bajo argumento de la pandemia, fue liberado tras la protesta de ese mes. A raíz de ello, este portal se ha mantenido con libre tránsito.

Pero el cierre de uno de los portales del zócalo capitalino no es el único obstáculo para visitantes y locales. La instalación de varios puestos semifijos en los últimos meses ha significado un impedimento, especialmente en zonas como la esquina que forman el portal de Las Flores y el Palacio de Gobierno. El paso está impedido por puestos de bisutería, joyería y de bebidas alcohólicas (estas últimas prohibidas en el reglamento de Comercio y Prestación de Servicios en vía Pública para el Municipio de Oaxaca de Juárez).

En el nuevo reglamento del Plan Parcial del Centro Histórico, que no especifica el caso de los portales del zócalo, se señala que la “servidumbre de paso tendrá preferentemente como mínimo 2.50 metros de ancho”, y que “una dimensión menor podrá autorizarse solamente previo estudio técnico favorable de la Subdirección del Centro Histórico y Patrimonio Mundial”. Asimismo, refiere que “bajo ninguna circunstancia se considerará vía pública”.