Ciudadanía insiste en acaparar la vía pública | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Ciudadanía insiste en acaparar la vía pública

El reglamento de vialidad prohíbe esta acción, pero se da frecuentemente tanto en zonas habitacionales como comerciales


Ciudadanía insiste en acaparar la vía pública | El Imparcial de Oaxaca

En el último mes, la subdirección de Tránsito y Movilidad ha realizado al menos 13 operativos “Barredora” en la capital oaxaqueña, especialmente en zonas céntricas. Además de extenderse a la colonia Reforma, inmediaciones de la Central de Abasto, así como en la unidad habitacional Infonavit Primera Etapa, entre otros puntos donde la ciudadanía acostumbra apartar lugares en la vía pública.

La frecuencia es de casi un operativo cada tercer día, lo que da cuenta de una conducta que persiste y es constante en torno a domicilios o establecimientos comerciales, a pesar de estar prohibida según el reglamento de Vialidad de la ciudad de Oaxaca.

Objetos usualmente empleados en la construcción y labores viales, cubetas, botellas de agua, neumáticos inservibles, escombro, tinacos, cajas, garrafones de agua, cajas plásticas e incluso plantas son retirados de la vía pública al menos tres veces a la semana.

Sin embargo, a las pocas horas o al día siguiente del operativo “barredora”, otros objetos ocupan esos lugares como una manera de apartar sitios para estacionamiento o simplemente para evitar que un vehículo ocupe ese espacio de la vía pública.

De acuerdo con la subdirección de Tránsito y Movilidad de Oaxaca de Juárez, este tipo de conductas es constante y se da bajo la creencia de que el espacio adjunto al local, establecimiento o domicilio es parte de la propiedad privada. Sin embargo, no lo es y puede ser usado por cualquier persona.

En el reglamento de Vialidad, el artículo 88 señala que “queda prohibido apartar lugares de estacionamiento en la vía pública, así como colocar objetos que obstaculicen el mismo”. De incurrir en ello, los objetos podrán ser retirados por los policías viales en cualquier momento, “siendo responsable de esta infracción el propietario del objeto o las personas que se sorprendan colocándolo”.

Asimismo, una vez retirados, “los propietarios de los objetos tienen treinta días para reclamarlos y recogerlos, pagando la multa correspondiente, de no ser así los mismos podrán ser desechados, reutilizados o enajenados en donación a instituciones de beneficencia o asistencia social”.

Entre las zonas donde la práctica es muy frecuente están la colonia Reforma, el centro histórico y el anillo periférico, en torno a la Central de Abastos.