Inmuebles catalogados de Oaxaca sufren deterioro constante | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Inmuebles catalogados de Oaxaca sufren deterioro constante

Entre los cerca de 1, 600 bienes registrados como tal, decenas muestran un avanzado daño a causa del tiempo, los fenómenos naturales, las protestas, pero también por intervenciones inadecuadas o la complejidad para conservarlos


Inmuebles catalogados de Oaxaca sufren deterioro constante | El Imparcial de Oaxaca

Con bardas y techos caídos, sin parte de sus fachadas, apuntalados o recubiertos con láminas ante el riesgo del colapso, así lucen decenas de inmuebles catalogados en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca. La urbe, que por su Centro Histórico es considerada junto a la zona arqueológica de Monte Albán como patrimonio mundial ante la UNESCO, refleja en sus construcciones el paso del tiempo, de los fenómenos naturales y de la protesta social.

Son cerca de 1, 600 los inmuebles catalogados en la capital, según la lista del Plan Parcial de Conservación del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, los cuales se ubican en calles como Abasolo, Aldama, Armenta y López, avenida de La Independencia, Fiallo, Matamoros, Arteaga, Cinco de Mayo, entre otras. En estas vialidades yacen bienes que por su arquitectura dan cuenta del legado colonial por el que es reconocido el Centro Histórico, pero también de sitios emblemáticos de la historia de la capital.

Sin embargo, el paso del tiempo, que genera un desgaste natural, ha afectado a decenas de estos inmuebles, así como otros que aunque no estén catalogados forman parte de ese paisaje o contexto del patrimonio edificado. Al igual que el tiempo, otros factores como las lluvias, los terremotos e incluso los vientos y caídas de árboles por estas causas han propiciado que varios bienes estén prácticamente destruidos.

Algunos incluso cuentan con lonas que advierten de su peligro de caer, con la leyenda de inmueble en mal estado. En calles como de La Reforma, esquina con Berriozábal, uno de los inmuebles con avanzado estado de deterioro ha perdido sus techos y parte de las paredes. 

Al igual que este, el inmueble catalogado y marcado con el número 206 de la avenida de la Independencia muestra un estado similar. Y junto a él está otro en las mismas condiciones, aunque no se especifica si es o no un bien catalogado. La calle de Fiallo, en su cruce con Colón, así como esta última en la esquina con Melchor Ocampo, hay construcciones con avanzado deterioro. 

En un recorrido por el Centro Histórico, se observó que varios inmuebles catalogados son obras emblemáticas de la ciudad, como el teatro Macedonio Alcalá, mismo que a raíz de los sismos de septiembre de 2017 y febrero de 2018 resultó con algunos daños, pero que lograron ser reparados. No obstante, el paso del tiempo y las protestas en torno a él lo han hecho objeto de daño en su cantera  y otras partes.

La acción humana también ha afectado diversos bienes de este tipo en calles como García Vigil, Macedonio Alcalá y otras del centro, en donde las intervenciones han sido motivos de suspensión y clausura por parte del ayuntamiento capitalino y del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

En el artículo 9 del reglamento del Plan Parcial de Conservación se señala que se permiten obras de índole sociocultural, de imagen urbana e infraestructura, pero siempre con fines de conservación del patrimonio cultural. En cambio, según cita el artículo 10, están prohibidas la alteración y transformación de espacios abiertos, así como de inmuebles patrimoniales.