Las ventas no levantan en el Mercado Sánchez Pascuas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Las ventas no levantan en el Mercado Sánchez Pascuas

Las restricciones por la pandemia de Covid-19 hizo que este y los demás mercados de la ciudad cerraran por algunos días


Las ventas no levantan en el Mercado Sánchez Pascuas | El Imparcial de Oaxaca

Como un cambio radical, con una disminución considerable de su clientela y, por ende, de ventas, locatarios del mercado público Sánchez Pascuas “van saliendo adelante” en medio de la pandemia de Covid-19. La enfermedad hizo que este y los demás mercados de la ciudad cerraran por algunos días; las restricciones en el número de locales y puestos en operación, así como de visitantes, fueron otras de las acciones que se vieron obligados a ejecutar. 

La instalación de filtros sanitarios, así como el reforzamiento de medidas en cada puesto han hecho que el coronavirus se mantenga al margen. A decir de Alicia Torres Carrasco, secretaria de conflictos de la mesa directiva del mercado, los casos que se han registrado son entre compañeros que mantenían el resguardo domiciliario. No así quienes han acudido a trabajar. 

Sin embargo, explica que siguen extremando cuidados para evitar brotes. Estas precauciones se observan no solo en el uso de cubrebocas o filtros sanitarios sino en la permanencia de separaciones a manera de mamparas, tanto en locales como en comedores.

El mercado, que hasta hace poco más de un año era un punto para los recorridos turísticos, así como ventas por esta actividad, vive una lenta e incipiente recuperación económica. Aun cuando se trata de un mercado zonal, estar en el centro de la ciudad ha hecho del Sánchez Pascuas un sitio que en buen parte depende del turismo, tanto por las ventas hacia hostales y hoteles a su alrededor como del consumo directo de visitantes durante los recorridos.

“Como bajó mucho el turismo, de igual manera a nosotros nos bajaron las ventas”, cuenta Torres Carrasco, quien ante el cambio a verde en el semáforo epidemiológico sigue sin observar un repunte en las ventas. “Es cierto que han aumentado un poco (las ventas), pero son muy variables; hay días buenos y otros en que el mercado está solito”, señala sobre jornadas como la del martes, cuando a las 13 horas todo era silencio y sin clientela.

Aunque la Semana Santa representó un respiro para ciertos establecimientos de la ciudad, en el mercado las ventas fueron bajas, refiere Torres, sobre una temporada que a la par de turistas esperaban las celebraciones religiosas en el interior del mercado. Sin embargo, estas siguen suspendidas.

Ahora con el aforo máximo del 80 por ciento marcado por el ayuntamiento, la locataria pide el apoyo de las autoridades locales para difundir la riqueza de los mercados. “De otra manera, no nos damos a conocer porque hay mucha competencia con el comercio informal y con los centros comerciales”. A la ciudadanía pide visitar el mercado, con las debidas precauciones, pues cuentan con productos locales y del día, directo de productores oaxaqueños.


 

Relacionadas: