Giros negros, entre el abandono, crisis y la clandestinidad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Giros negros, entre el abandono, crisis y la clandestinidad

Esta semana, el Cabildo de Oaxaca aprobó que los bares operen, temporalmente, como restaurantes.


Giros negros, entre el abandono, crisis y la clandestinidad | El Imparcial de Oaxaca

Negro giro

15

bares y centros nocturnos cerraron

10%

Los ingresos

3

bares clausurados

4

sancionados

40 mil

pesos cuesta revalidar la licencia

26 de agosto

avala cabildo de Oaxaca reapertura como restaurantes

10 a 18 horas

el horario en el que podrán abrir

Aunque algunos centros nocturnos que se ubican en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO) han comenzado a operar en la clandestinidad, sus ventas han disminuido hasta en un 90 por ciento, mientras, en la ciudad capital la mayoría de estos negocios conocidos como giros negros, enfrentan su peor crisis.

“Realmente no sabemos si debemos mantener nuestros negocios cerrados, pero aquí en Santa Lucía del Camino parece que no hay autoridad, hemos tratado de buscar apoyos para poder pagar las rentas o por lo menos para unas despensas, pero nadie nos ha dado respuesta por eso decidimos reabrir”, comentó el propietario de un bar, que opera por las noches en el municipio conurbado a la ciudad de Oaxaca.

En el anonimato, el responsable señaló que la única forma de subsistir es laborando en la clandestinidad. “Desde las redes sociales hacemos la invitación a nuestros clientes para que pasen a visitarnos, pero la gente ya no quiere salir, aunque ya nos dejaran abrir de manera formal, no hay ventas, del total de ventas que antes teníamos podemos hablar apenas de un 10 por ciento”, señaló.

Al realizar un recorrido en algunos municipios conurbados a la ciudad de Oaxaca, como: San Jacinto Amilpas, Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y San Antonio de la Cal; se pueden observar varios bares y cantinas aperturados en altas horas de la noche, mismos que operan sin la supervisión de las instancias gubernamentales.

Humberto Carlos Cervantes Rojas, presidente de Alianza de Bares, Antros y Restaurantes de Oaxaca (ABARO), señaló que ante la falta de apoyos por parte del gobierno municipal, estatal y federal, los empresarios del ramo se han visto obligados a laborar de manera clandestina para poder mantener algunas fuentes de empleo.

“El propósito de reunirnos como Alianza es para demandar el apoyo de las autoridades, porque el sector se encuentra en una severa crisis ante la situación de la pandemia, hemos realizado algunas actividades para acercarnos a nuestros gobiernos pero hasta el momento no hemos recibido respuesta alguna”.

 

Se abre una posibilidad 

 

En jurisdicción del municipio de Oaxaca de Juárez, los únicos negocios que pueden operar son los que cuentan con licencias de restaurante-bar o con venta de comida con cerveza, hasta con un 40 por ciento de su capacidad y con un horario de 10:00 a 18:00 horas.  

Apenas el 26 de agosto, el Cabildo de Oaxaca de Juárez aprobó que los bares, cantinas, mezcalerías y similares podrán reanudar operaciones en próximos días, siempre y cuando tramiten un permiso temporal para funcionar como restaurante o restaurante bar.

Esta decisión fue antecedida por una protesta de empresarios de la Cámara de Comercio,​ Servicios y Turismo en Pequeño de Oaxaca (Canacope-Servytur) del pasado 12 de agosto. Esto a raíz de la clausura de cinco bares que operaban bajo la restricción de no hacerlo durante la emergencia sanitaria de Covid-19. 

 

En el primer cuadro de la ciudad, los comercios ya operan cuentan con todas las medidas de prevención, mismas que son supervisadas por inspectores de la Dirección de Economía Municipal, instancia que exige la colocación de gel antibacterial en los accesos, así como tapetes sanitizantes y la separación de mesas a una distancia de al menos dos metros. 

Cervantes Rojas, refiere que para los empresarios que cuentan con licencias de bar o centro nocturno, “la situación ha sido muy complicada, las autoridades se les ha salido de las manos, tanto la pandemia como el tema económico, nunca planearon la crisis económica por el encierro”, agregó..

“Se han perdido cientos de empleos y de nuestros gobiernos no hemos visto nada real solamente algunas promesas, la mayoría de nosotros metimos nuestros documentos para acceder a los créditos y nadie fue aceptado, ahora que no se nos ha permitido operar, estamos escarbando nuestra tumba en lo económico”.

 

Piden apoyo para licencias 

 

Cervantes Rojas dijo que en los últimos 30 días, al menos 15 bares y centros nocturnos que operaban principalmente en el Centro Histórico han anunciado su cierre definitivo, dejando sin empleo a más de 40 familias.

“Estamos desesperados porque de nuestras autoridades municipales solo hemos recibido promesas, parece una burla pero las mismas autoridades nos han mandado con cajas de ahorro para pedir préstamos, lo único que nos dicen es que el municipio no tiene dinero, entonces también solicitamos que por lo menos nos apoyen en el pago de la revalidación de las licencias que para algunos es un gasto muy alto de hasta 40 mil pesos, la mayoría no puede pagar porque no tienen recursos”.

“Somos mal llamados giros negros, pero somos una parte muy importante en la economía local y estatal, aportamos con impuestos, damos la cara a los visitantes extranjeros y somos imagen para el municipio, somos una fuente de empleo, por eso deben considerarnos para la reactivación económica”, expresó el representante de ABARO.

Este dirigente empresarial expuso que en otros estados, que cuentan con un potencial turístico, los centros nocturnos y los bares ya operan con normalidad, acatando todas las medidas de prevención.

“El virus no tiene horario, nosotros podemos trabajar de la mano de las autoridades para implementar las medidas que exige el sector salud, por eso pedimos que ya nos dejen trabajar para evitar el colapso total de este sector tan importante para la economía”, afirmó.

La Dirección de Economía Municipal, informó que desde el inicio de la emergencia sanitaria se han clausurado 3 bares y otros 4 han sido sancionados por no acatar las medidas emitidas por el ayuntamiento capitalino.

Los encargados de realizar la supervisión para que estos giros acaten todas las normas, corresponde al gobierno municipal en coordinación con los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), según las denuncias que se puedan realizar por la ciudadanía.


 

Relacionadas: