Canchas de tenis en Riberas del Atoyac en el abandono | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Canchas de tenis en Riberas del Atoyac en el abandono

Con la emergencia sanitaria de Covid-19, la desatención de años se agudizó, según coinciden usuarios que incluso se encargan de costear el mantenimiento y equipo del área


Canchas de tenis en Riberas del Atoyac en el abandono | El Imparcial de Oaxaca

A dos décadas de su inauguración sobre las riberas del Río Atoyac, en Oaxaca de Juárez, las canchas de tenis lucen abandonadas. Aunque el estado de ellas, como coinciden usuarios, no es reciente sino de al menos las dos últimas administraciones estatales. Incluso, en los últimos meses se agudizó debido a la emergencia sanitaria de Covid-19.

En la zona, donde la mañana de ayer practicaba cerca de una decena de deportistas, se observa que la maleza ha crecido, además de que hay basura regada entre el pasto y gradas o acumulada en los accesos. Los grafitis también están presentes en la zona, aunque no siempre con el objetivo de embellecer las canchas del llamado Club Riberas; o la del Club Deportivo Libertad, en el caso del extremo en que parece operar una cancha de futbol.

“El proyecto está muy céntrico, es una buena idea; el problema es que no hay atención de las autoridades para mejorarlo. Tiene años que no le han dado mantenimiento”, cuenta el señor Paco, quien ha asistido a estas canchas en los últimos seis años.

Este fin de semana, los usuarios eran pocos comparados con los que había previo a la emergencia sanitaria. Ellos piensan que esa es la razón por la que varios compañeros no han vuelto, aunque en sus casos ya era necesario, pues el espacio comenzaba a ser usado con otros fines, tanto para deportes distintos al tenis como para hogar de personas con drogadicción o sin hogar. 

En los últimos años, la inseguridad en la zona ha provocado el robo de parte de la malla o de alguna puerta que los mismos usuarios costearon. Además del hurto de redes, como se observa en la cancha cuatro, y por lo cual el personal tuvo que retirar o colocar éstas en cada jornada, en horarios que no siempre coincidían con los de los usuarios. Las redes que se observaban ayer, como en otras ocasiones, son propiedad de los deportistas.

Durante el tiempo del recorrido, en torno a las canchas pasaron algunos vecinos, aunque también algunos policías a bordo de motocicletas o de patrullas, tanto en la carretera como en la ribera del río, a un costado de las chanchas. En ese aspecto, los usuarios consideraron que es habitual la vigilancia de los elementos, pero que la zona es segura por la misma presencia de ellos.