Tomateros reubicados demandan un espacio digno | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Tomateros reubicados demandan un espacio digno

“En los invernaderos nos exigen buena sanidad y aquí estamos en un lugar insalubre, aquí está la basura, la pestilencia del río”, se quejan


Tomateros reubicados demandan un espacio digno | El Imparcial de Oaxaca

“Las cosas no las tomaron en serio, miren con qué nos salieron, estamos en un lugar federal, insalubre, aquí está la basura, la pestilencia del río, en los invernaderos nos exigen buena sanidad, y ¿dónde viene a caer el recurso de primera necesidad, que todos consumimos a nivel Oaxaca?” es el reclamo de Gabino Aquino Cuevas, productor de tomate de Zimatlán de Álvarez que ayer fue reubicado en las riberas del Atoyac.

En un lugar que hace unas semanas fue utilizado como basurero público, el administrador del Mercado de Abasto le pidió a Gabino y sus compañeros que vendieran sus productos y causó indignación.

“Nos tiraron hasta el suelo, violaron nuestros derechos como campesinos y como oaxaqueños”, continúa en su reclamo el productor, que hasta ayer y desde hace 13 años vendía tomates en la calle de Nuño del Mercado, a unas calles de la Central.

Su grupo, asegura, son alrededor de 200 vendedores que ocupan áreas comerciales de Puebla, Tabasco y Veracruz, algunos exportan a Estados Unidos.

“En eso no se fija el gobierno, yo creo que quiere que todos los jóvenes de la Sierra, la Mixteca, de nuestros pueblos se vengan aquí a Oaxaca a invadir a las colonias, a estar de desempleados, eso no es correcto para nosotros, queremos que la gente del campo se arraigue en el campo, que esté produciendo dignamente”, asegura Lucio Martínez, otro de los productores reubicados.

Este traslado a las riberas ha encarecido el pago de los productores a los carreteros, quienes trasladan los tomates hasta el lugar de venta. En Nuño del Mercado les cobraban de dos a tres pesos por transportar una caja, al lado del Atoyac son al menos 10 pesos.

Sandro Méndez, representante de productores de frutas y hortalizas de Valles, acusa que la desesperación por vender sus productos les ha hecho bajar el precio, de 20 a 15 pesos por kilo.

“En esta parte ya no hay luz, no hay seguridad, acaba de ocurrir un accidente, a una patrulla municipal le pegó otra camioneta y aquí se acaba de lastimar un cargador porque se le fue la carreta hacia atrás, pedimos las mínimas condiciones para poder expender nuestros productos”.

Uno de los lugares que cuenta con esas condiciones, asegura, es el playón que se localiza entre el puente de Valerio Trujano y las bodegas. Para arreglarlo, agrega, los productores están dispuestos a dar tequio.