Roban en Oaxaca, placas de estatuas de mexicanos ilustres | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Roban en Oaxaca, placas de estatuas de mexicanos ilustres

Ante la falta de respuesta de las autoridades de seguridad pública, vecinos de la zona se organizan para detener a los delincuentes y darles un “escarmiento”


La inseguridad que se vive todos los días y la falta de vigilancia de la policía obligó a los habitantes de la Calzada de la República y zonas aledañas, a colocar avisos en los cuales se advierte a los delincuentes que en caso de ser sorprendidos cometiendo sus delitos los van a detener y dar un escarmiento.

Habitantes de la zona expresaron que los delincuentes no respetan nada, tal es el caso de las estatuas de personajes históricos que influyeron en la promulgación de las Leyes de Reforma; la mayoría de ellas ya no cuenta con sus placas de identificación que tenían en su base, se presume que fueron robadas.

Dentro de ellos se encuentran el General Ignacio Zaragoza, General Ignacio Pesqueira García, Ángel Albino Corzo, Guillermo Prieto, Juan N. Álvarez, Valentín Gómez Farías, León Guzmán, Melchor Ocampo, General Mariano Escobedo, Gabino Barreda, Coronel Gregorio Méndez Magaña, José Pedro Méndez, Sebastián Lerdo de Tejada, entre otros.

Vecinos que pidieron el anonimato dijeron que los robos y asaltos se han cometido principalmente por las noches desde hace meses sobre la citada arteria vial, así como en las calles aledañas, entre ellas Licenciado Primo Verdad, entre otras, por lo que optaron por colocar lonas de advertencia para los delincuentes.

Asimismo, denunciaron que varias veces se ha pedido el apoyo de los cuerpos de seguridad pública, tanto estatales como municipales; sin embargo, estos ponen oídos sordos a las denuncias de la ciudadanía, “no nos queda de otra que protegernos entre nosotros mismos, además no hacen caso a las demandas de la ciudadanía”.

NULA RESPUESTA POLICIACA

A pesar de que se tomen las medidas de seguridad para evitar ser víctimas de los delincuentes, estos operan en parejas y a toda costa tratan de cometer sus delitos, afirmó doña Raquel, quien tiene su casa en la calle de Libres.

“A mí en una ocasión frente a mi domicilio me robaron la batería de mi camioneta”, para evitar que se repitiera esta situación le colocó una placa metálica, aun así una madrugada dos sujetos trataron de robársela, pero fueron detectados a tiempo.

Un familiar que llegaba a esa hora evitó que los delincuentes cometieran el hurto, al verse descubiertos, los tipos bajaron el cofre del vehículo y tranquilamente se fueron caminando rumbo al centro de la ciudad.

Mi hermano los persiguió al tiempo que iba haciendo una llamada telefónica a la policía, pero los uniformados nunca llegaron “eran dos tipos; uno de ellos pudo estar armado con una pistola o navaja, no se puede uno exponer”, comentó la mujer.

Hace días cuando estaba en su negocio, se dio cuenta cuando varias personas iban persiguiendo a un chamaco que habían sorprendido robando en un domicilio, no lograron darle alcance, sino quién sabe qué hubiera pasado, asentó.

INDIFERENCIA DE AUTORIDADES

Miguel Arteaga, quien tiene su hogar sobre la calle de Pino Suárez, comentó que hace casi un año una parte de un árbol muy viejo que se encuentra en las inmediaciones del curato del templo de Guadalupe se desprendió y cayó al piso.

El problema, abundó el ciudadano, es que la parte que quedó sembrada se ve que en cualquier momento se puede caer, debido a eso las actividades relacionadas con las actividades del templo se encuentran suspendidas.

“Hasta el momento no se ha tomado alguna medida de prevención por el peligro que representa el árbol, al igual que la inseguridad, se ha dado a conocer a las dependencias encargadas; sin embargo, no se ha tenido una respuesta”, asentó.

Otras personas denunciaron el abandono de las “aguas saltarinas”, instaladas sobre la calle de Licenciado Primo Verdad, precisamente frente a la puerta lateral del santuario de la Virgen de Guadalupe, mismas que materialmente desaparecieron.

“Fue un proyecto que costó mucho dinero al gobierno, el equipo y la instalación eléctrica, al parecer se echó a perder por el agua de grasa que desechaban los taqueros que se instalaban en el tianguis”, comentó Julián, quien labora en la zona.

“Este lugar que era un atractivo para propios y extraños, ya no funciona, solamente se pueden observar los lugares donde brotaba el agua, ojalá que se pudiera hacer algo para su rescate”, opinaron ciudadanos entrevistados.

EXIGEN ASUMIR RESPONSABILIDAD

A pesar de que en algunas partes de la Calzada de la República por las noches existe una buena iluminación, en algunas partes de la misma vía que es muy transitada, se pueden observar lugares que están muy oscuros.

Luis Manuel, vecino de la calle de Zárate, comentó que basta que algún funcionario o jefe de área del municipio de la ciudad de Oaxaca realice un recorrido por las noches para que se percate de esta situación.

Anteriormente, las luminarias que se encuentran colocadas sobre la Calzada de la República eran más grandes, incluso del tamaño del farol, las que cambiaron son muy pequeñas, “apenas si alumbran”, añadió el ciudadano.

Esta misma situación, reiteró, se vive en la privada de Licenciado Primo Verdad, en donde los vecinos han colocado en la reja de entrada una lona, en la cual se da a conocer las medidas que van a tomar en contra de los ladrones.

Es necesario, subrayó, que se haga algo para resolver la problemática que se está viviendo en esta parte de la ciudad, no es posible que la misma ciudadanía tenga que adoptar medidas drásticas para proteger su vida y sus bienes.

Las autoridades deben asumir su responsabilidad, ya que existen diversas corporaciones encargadas de dar seguridad “en dónde están los grupos especiales, así como los recorridos de vigilancia que se hacían antes”, dijeron ciudadanos.

Solamente, se vio a los policías estatales y municipales luciendo su armamento, auto patrullas y uniformes nuevos en el pasado desfile del 16 de septiembre, “de ahí en fuera ni para remedio se encuentra en las calles a un uniformado”.