Vía electoral ya no es alternativa: Fernández Noroña | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Vía electoral ya no es alternativa: Fernández Noroña

Para el aspirante a la candidatura independiente de izquierda, político y activista mexicano Gerardo Fernández Noroña, la vía electoral ya no es viable para sacar al régimen autoritario del poder.


Vía electoral ya  no es alternativa: Fernández Noroña | El Imparcial de Oaxaca

Después de su gira por el estado de Oaxaca donde promovió su iniciativa Desobediencia civil no violenta expuso que debido al hartazgo que existe entre la sociedad contra quienes hoy gobiernan, los mexicanos están preparados para sumarse a su proyecto.

“Esta iniciativa se tiene que discutir, se tiene que madurar de aquí a septiembre porque debemos establecer los mecanismos necesarios para ver cómo se aplica, vamos a seguir haciendo este trabajo de recorrer el país porque ya dimos el primer paso”, aseguró.

Mencionó que debido a los fraudes electorales que se han denunciado en varias entidades como el Estado de México, la ciudadanía ha perdido la esperanza en los órganos electorales, por ello miles se han sumado a su iniciativa.

Dijo que el sector laboral será fundamental para su iniciativa, pues para realizar un día de desobediencia civil pacífica se tendrían que paralizar todas las actividades, desde los aeropuertos hasta las grandes cadenas comerciales.

“Tenemos que trabajar mucho en la construcción de este proyecto, son dos opciones, la desobediencia civil no violenta y la violenta, optamos por la no violenta pero sabemos que por parte del Estado puede haber represión”.

Confió que en poco a poco los mexicanos se sumen a la iniciativa, “el país ya no aguanta el gobierno de Enrique Peña Nieto, primero tenemos que hacer que renuncie”, señaló.
Sobre el espionaje que el gobierno federal realiza a periodistas y activistas, expuso que pudiera tratarse de un tema para desviar la atención a un año de los hechos violentos en Nochixtlán.
“Es una práctica inmoral cuestionable, no sabemos con qué fin se da a conocer a la opinión pública, pero no debemos descuidar el caso Nochixtlán, donde sigue sin haber culpables por la muerte de ocho ciudadanos”, apuntó.


 

Relacionadas: