Una historia de enfermedad y pobreza | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Una historia de enfermedad y pobreza

María Antonia Castillo pide el apoyo de la ciudadanía para mantener a su nieto y para el tratamiento de su esposo


Una historia de enfermedad y pobreza | El Imparcial de Oaxaca

Con un esposo con cáncer en la garganta y un menor discapacitado a su tutela, María Antonia Castillo Aguilar, va liberando los obstáculos para darles lo necesario y tengan una esperanza de vida y desarrollo, respectivamente.

Hasta el momento, la mujer ha sostenido económicamente la alimentación y lo necesario para las quimioterapias con la ayuda de la gente, no obstante, su necesidad es grande y constante.

Hace 9 meses, a su esposo de 55 años de edad, le brotó un tumor en el cuello que fue creciendo, después de varios estudios, le dijeron que se trataba de un tumor maligno que habría que combatir porque de lo contrario, le restaría la vida.

El señor recibe radiación en el Centro de Oncología y Radioterapia de Oaxaca, mientras que las quimioterapias las toma en San Bartolo Coyotepec, contó Castillo Aguilar al clamar por la ayuda de la población.

“Solicito la ayuda porque ya no hallo qué hacer. Pago las consultas, las comidas, los pañales de mi nieto, leche, entre otros”, agregó Castillo Aguilar, de 46 años de edad. La familia tiene 4 hijas, todas ya fuera del hogar y una de ellas, le dejó a José, un menor de 4 años quien es discapacitado al presentar retraso psicomotriz desde el nacimiento.

Apenas 4 meses atrás, el pequeño empezó a caminar y es muy inquieto. Le gustan las fotos y saludar a la gente.

“Intenté pedir apoyo en la calle, pero me dieron muy poco. Ahora, puedo realizar algún trabajo por una horas para ayudar a la gente, porque por mi nene no me puedo ausentar mucho”, señaló.

María Antonia vive con su esposo con traqueotomía y con su nieto, a quien sus papás no quisieron porque es discapacitado. El menor asistía al CRIT-Teletón, pero por la cuestión económica de la familia abandonó las terapias cuando ya estaba presentando una evolución considerable en su desarrollo motriz.

La familia eroga entre 4 a 5 mil pesos para quimioterapias y 200 para las radioterapias, sumado a la renta del cuarto donde viven en la ciudad de Oaxaca, ya que el irse a Salina Cruz de manera constante, les saldría más caro.

La señora solicita una ayuda económica, en ropa, despensas, entre otros artículos. El número al que se pueden comunicar con María Antonia es el 971 164 12 73.


 

Relacionadas: