Reinauguran hoy el Frontispicio de la Facultad de Medicina en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Reinauguran hoy el Frontispicio de la Facultad de Medicina en Oaxaca

Restauración del Frontispicio no deja de ser loable: ex alumno Salvador Aguilar


Reinauguran hoy el Frontispicio de la Facultad de Medicina en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Cientos de estudiantes, profesores, directivos y autoridades, serán testigos hoy de la reinauguración del Frontispicio de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), a 50 años de ocupar estas instalaciones en la exHacienda de Aguilera.

Salvador Aguilar Castro, médico desde hace 50 años y testigo de aquel cambio histórico de la institución, recuerda aquel momento cuando al menos 300 estudiantes de la entonces Escuela de Medicina, llegaron al nuevo inmueble acompañados por una banda de guerra.

“Ante nuestros ojos hay un cuadro majestuoso, palpitante y severo, es un cuadro vivo, hecho como todas las maravillas del mundo por hombres de buena voluntad, no para ellos, sino para la juventud, para la generación que tenemos el honor de vivir y para las generaciones futuras”, fue parte del discurso que el joven estudiante Salvador Aguilar realizó en su momento como representante de los alumnos de la Escuela de Medicina en 1968.

Ahora, 50 años después, el médico oaxaqueño expresa su emoción por revivir aquellos tiempos de alegría estudiantil, con la reinauguración del Frontispicio que hoy reunirá a exalumnos, profesores jubilados, exdirectores, entre otros que formaron parte de la historia de la escuela.

“El cambio no deja de ser loable; las nuevas autoridades mucho hicieron para que se renovara y fuera más bonito”, expresa el médico general, al señalar que en el caso del Frontispicio, que es la antesala de la Facultad, ya le hacía falta una remodelación después de tantas décadas de descuido.

Aguilar Castro, que representó a la comunidad estudiantil durante el cambio de instalaciones de la entonces Escuela de Medicina ubicada en las calles de Burgoa con Bustamante, a la ex Hacienda de Aguilera, afirmó que estos 50 años no solo tienen significado para el Frontispicio, sino para la misma institución que ahora es Facultad.

El egresado de Medicina de la UABJO recuerda aquel día cuando los alumnos festejaron el cambio de instalaciones y la inauguración del nuevo inmueble que compartieron por varios años con estudiantes de Enfermería.

La Escuela de Medicina ya tenía 141 años de existencia, porque inició a la par que el entonces Instituto de Ciencias y Artes, ahora Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO).

Aguilar Castro fue un joven cuyas palabras dirigidas a la comunidad estudiantil y docente en esos momentos de cambio, quedaron plasmadas en la obra “Reminiscencias estudiantiles”, del fallecido cronista de la ciudad, Rubén Vasconcelos Beltrán.

“Con una banda de guerra, los alumnos acudimos a las instalaciones de la nueva escuela. Antes apenas éramos 300”, cuenta con emoción el exalumno, quien también fuera profesor de la clase de Clínica Propedéutica.

Frente a un inmueble que albergaría a decenas de estudiantes hace 50 años, se dejaron escuchar las palabras del entonces presidente de la Sociedad de Alumnos de la escuela:

“Este sueño hecho realidad nos hace tener fe en el porvenir, sintiéndonos responsables y en los momentos de sublime serenidad, nos hace reflexionar y aceptar la infinita responsabilidad que cae en nosotros, para hacernos merecedores de este esfuerzo, de esta escuela admirable, de este capítulo de historia, que nos es entregado en momentos solemnes para cuidarlo, para conservarlo y entregarlo a las juventudes venideras”.

Con la conclusión de la remodelación en el Frontispicio, este día las autoridades de la Facultad con apoyo de las autoridades gubernamentales, encabezarán también la cancelación del timbre postal que recuerde esta fecha.

El Frontispicio cuenta con una biblioteca histórica, una botica y un museo de piezas anatómicas trabajadas en la Facultad, así como varias áreas que serán abiertas al público en general.


 

Relacionadas: