Piden ayuda para el tratamiento de Erick en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Piden ayuda para el tratamiento de Erick en Oaxaca

El niño padece epilepsia, una enfermedad con un costoso tratamiento que sus padres no pueden pagar.


Piden ayuda para el  tratamiento de Erick en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Erick Giovanni a sus cuatro años tiene una apariencia de un niño de dos años. La epilepsia que le diagnosticaron al año con ocho meses le ha imposibilitado desarrollarse físicamente y su actividad motriz se estancó.
Ahora tiene un diagnóstico crítico: no podrá hablar ni ver ni ingerir alimento.

Felipa Roque Velasco es la mamá de Erick, todo el día lo lleva en un rebozo que se cruza en el cuerpo para tratar de cuidarlo, pues cuando le llega un ataque “casi se muere”, contó con mucha tristeza.

El menor ha pasado por hospitalización durante varios momentos debido a las complicaciones en su salud, como una neumonía que adquirió el año pasado.

La señora de 22 años contó que su hijo aparentemente traía un desarrollo normal al nacer y durante los primeros meses de edad. Ya gateaba a los 180 días de nacido, empezaba a balbucear, pero fue antes de los 24 meses cuando le llegaron los ataques y dejó de desarrollar su movimiento.

“El doctor del Hospital de la Niñez me dijo que ya no va a hablar, que se va a quedar ciego, que no podrá comer”, expresó con todo el dolor de su alma al ver a su hijo en estas condiciones.

Al presentir que la conversación es en torno a él y su enfermedad, Erick suelta el llanto. Se le va la voz, sus ojos se entristecen y sus labios van tomando un tono morado.

Felipa, debido a que acudió a su pueblo, Santiago Amoltepec, perdió su cita en el Hospital de la Niñez Guillermo Zárate Mijangos y que espera le abran de nuevo un espacio para su hijo que requiere atención constante.

La señora con su esposo llegó de ese municipio de la Sierra Sur a inicios de este año sin nada, tuvo que dejar de comprar la comida del día para adquirir un tanque de gas; la estufa se la obsequió una vecina.

Ante la situación económica complicada en la que se encuentra, apeló a los pobladores que la apoyen para comprar una carriola donde trasladar a Erick y para comprar la medicina que le recetaron en una clínica particular.

“Quiero tenerlo en una carriola para poder lavar o hacer mis actividades, pero cuestan más de mil y no tenemos ese dinero”, dijo.

También pidió los medicamentos que necesita Erick: atemperator, trileptal, topiramato y nootropil.
Ella no tiene ingreso económico y su esposo de oficio chalán de albañil apenas gana unos pesos para que la familia se la vaya pasando al día.

Aquellas personas interesadas en apoyarla pueden llamar a Felipa Roque al número celular: 951-197-6989. Erick y sus papás viven en un cuarto rentado en la colonia Lázaro Cárdenas de Santa Cruz Xoxocotlán y están en una situación complicada.


 

Relacionadas: