Un reto para la UABJO el 2018 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Un reto para la UABJO el 2018

Rector avisora un complicado escenario para el siguiente año, con una fuerte política de austeridad


Un reto para la UABJO el 2018 | El Imparcial de Oaxaca

El rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), Eduardo Bautista Martínez, advirtió un 2018 complicado que los obligará a tomar estrategias de racionalidad en el gasto y rendición de cuentas.

Después de hablar de un déficit de 96 millones de pesos con los cuales cerró este 2017 y para el cual, adquirió el endeudamiento de 54 millones en un fideicomiso federal, mencionó las políticas de saneamiento, de austeridad, así como de reorganización interna que será necesario asumir.

Mientras tanto, los 42 millones restantes, los gestionó la Universidad en el último momento por medio de la política salarial que les permitió salir en este ejercicio, aunque con mucha presión de gasto en el pago del aguinaldo y salarios.

“Genera un panorama complicado porque debemos asumir estrategias para sostener nuestra Universidad. Estamos realizando ajustes en el conjunto del ejercicio del presupuesto y lo que queremos, es que permanezca la academia, sin recorte”, ahondó.

Serán los gastos internos, las actividades administrativas las que -en principio- sufrirán una aportación más racional, toda vez que el 5 por ciento de aumento en el recurso a esta Universidad no subsana sus faltantes económicos.

Bajo este contexto, el rector, aseguró que buscarán evitar el paro técnico en la Universidad de Oaxaca en este ejercicio 2018.
Con los más de 4 mil trabajadores, tampoco habrá atrás en los derechos que han adquirido los empleados y tampoco las becas podrán estar en riesgo al ser recursos externos y federales con los que se mantienen.

“Estamos en una situación crítica que requiere de un gran frente, así como debe generar corresponsabilidad entre todas las instancias colegiadas; que el Consejo Universitario haga una proyección de la cuenta, del gasto, de la reestructuración”, indicó.

Entre las estrategias de esta administración, se encuentra el reajuste del sistema de pensiones, que está siendo analizado por un organismo por ser el rubro que consume los recursos económicos y que ahora son inexistentes para enfrentarlos.

Eduardo Bautista Martínez, explicó que en cuanto a los proyectos en infraestructura no se pararán al estar etiquetados con dinero federal, tal es el caso de Escuelas al Cien, donde ya se están licitando nueve obras con un fondo de más de 40 millones de pesos.

Asimismo, como gestión de esta administración, tienen prometidos 50 millones de pesos para un edificio inteligente.

En matricula, la máxima casa de estudios no crecerá, tampoco cerrará espacios, manteniendo el mismo número de estudiantes en las escuelas y facultades por la falta de dinero para mejorar las condiciones.

También, la Universidad se mantendrá ajeno al proceso electoral del año siguiente para evitar que se contamine de las campañas políticas.


 

Relacionadas: